Fiscalía llama a juicio al exembajador Sanclemente por caso de la ‘narcofinca’

Los hechos investigados están relacionados con el hallazgo, en febrero de 2020, de un laboratorio de clorhidrato de cocaína en una finca de propiedad del exdiplomático, ubicada en Guasca (Cundinamarca)

El ente acusador las evidencias dan cuenta de que el exembajador habría pedido a varios empleados de la finca recoger y desaparecer computadores, memorias USB, una tableta, un disco duro de 500 gigas y documentos, entre otros elementos que no le pertenecían. Foto: EFE/Raúl Martínez.
El ente acusador las evidencias dan cuenta de que el exembajador habría pedido a varios empleados de la finca recoger y desaparecer computadores, memorias USB, una tableta, un disco duro de 500 gigas y documentos, entre otros elementos que no le pertenecían. Foto: EFE/Raúl Martínez.

En las últimas horas se conoció que la Fiscalía General de la Nación acusó formalmente al exembajador de Colombia en Uruguay Fernando Augusto Sanclemente Álzate como presunto responsable del delito de destrucción, supresión u ocultamiento de material probatorio.

De acuerdo con el comunicado de la Fiscalía General, “Sanclemente Alzate, al parecer, ordenó destruir objetos y pertenencias del mayordomo del inmueble. Estos elementos serían determinantes para conocer detalles sobre los dueños del complejo narcotraficante, y tener claridad respecto a la cantidad de estupefacientes que se producía y los socios de la actividad ilegal”.

Así mismo, el ente acusador sostuvo que las evidencias dan cuenta de que el exembajador habría pedido a varios empleados de la finca recoger y desaparecer computadores, memorias USB, una tableta, un disco duro de 500 gigas y documentos, entre otros elementos que no le pertenecían. Con esta actuación, presuntamente, impidió el rápido avance de las investigaciones.

Vale recordar que en febrero de 2020, en un operativo conjunto entre la Fiscalía y la Policía Nacional, fueron encontrados, en la finca Aras de San Fernando del exembajador Fernando Sanclemente, seis kilos de sustancias químicas que eran utilizadas para la cristalización de clorhidrato de cocaína, y nueve kilos de cocaína y pasta base. Solo estos últimos fueron puestos en cadena de custodia.

Después del operativo, según el escrito de acusación de la Fiscalía que publicó el programa Sigue La W, “en septiembre de 2020 el Sanclemente ordenó destruir toda evidencia que tuviera información sobre el laboratorio para el procesamiento de cocaína en la finca Aras de San Fernando”.

De acuerdo con el escrito de acusación, el exembajador habría dado esta orden para evitar que el material probatorio destruido fuera usado en los juicios por la ‘narcofinca’.

Además, quemaron todos los bienes inmuebles y enseres de la familia de Laureano Martínez Cortés, uno de los mayordomos de la finca y testigo de la Fiscalía, que ha buscado un principio de colaboración para entregar más información sobre este caso.

Si bien Laureano Martínez, que se encuentra en la cárcel Modelo de Bogotá desde hace tres años, firmó una declaración juramentada en la que advierte que todas las pruebas que respaldan su declaración fueron destruidas por orden del exembajador, en el escrito de acusación de la Fiscalía se relacionan como pruebas documentales del hallazgo del laboratorio de cocaína, los informes de policía judicial correspondientes al día del allanamiento.

También, según la información que reveló W Radio, se tendrán en cuenta como pruebas dentro del proceso las entrevistas hechas por la Policía Judicial a las personas que se encontraban en la finca, fotografías del día del operativo de las autoridades, informes de los investigadores de campo, las audiencias contra las primeras personas vinculadas al proceso y que aceptaron cargos, así como la compulsa de copias para que se adelantara el proceso de extinción de dominio.

Además, la Fiscalía advirtió que llamará 17 testigos, entre los que se encuentran los policías judiciales que adelantaron la investigación, los trabajadores de la Finca Aras de San Fernando, a Angie Camila Martínez y a Laureano Martínez Cortés, el principal testigo en contra del exembajador.

Vale recordar que en la pasada audiencia, el 13 de diciembre de 2021, el exembajador Sanclemente se declaró inocente del delito de ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR