“Algunos andan pregonando golpes de Estado y cosas por el estilo”: Gustavo Petro habló de cambios en las Fuerzas Militares

Fue hace unos días cuando Jorge Iván Reyes, abogado de la Dirección de Asuntos Legales del Ministerio de Defensa, denunció que, supuestamente, militares estarían planeando no reconocer a Gustavo Petro como el presidente entrante

Presidente electo de Colombia, Gustavo Petro (Colprensa-Mariano Vimos)
Presidente electo de Colombia, Gustavo Petro (Colprensa-Mariano Vimos)

El pasado domingo 19 de junio los colombianos eligieron. Tras la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, Gustavo Petro se convirtió en el nuevo jefe de Estado del País. Desde entonces, la incertidumbre en algunos sectores políticos del país se ha incrementado a la espera de saber cuáles serán los primeros movimientos del político a la llegada a su nuevo cargo. En una reciente entrevista con el diario El País, detalló que es necesario desarrollar un Ejército que obedezca la Constitución nacional sin importar la corriente del gobierno que asuma la administración del país.

“Hay corrientes de extrema derecha que hay que eliminar. Algunos andan pregonando golpes de Estado y cosas por el estilo. Pero mire, dentro del ejército no hay unas facciones amigas de Gustavo Petro, hay facciones amigas de la Constitución. Y es lo que hay que desarrollar, un ejército que obedezca la Constitución, independientemente de los gobiernos que pasen”, comentó al ser cuestionado en ese medio de comunicación respecto a las intenciones de las fuerzas públicas y al temor que podría sentir ante alguna acción adversa de parte de las instituciones oficiales.

Fue hace unos días cuando Jorge Iván Reyes, abogado de la Dirección de Asuntos Legales del Ministerio de Defensa, denunció que, supuestamente, militares estarían planeando no reconocer a Gustavo Petro como el presidente entrante. “Se han hecho reuniones de veteranos y de la reserva, algunas asociaciones de soldados en donde se están promoviendo demandas, tutelatones, marchas, protestas. Además, para incitar a los comandantes de las Fuerzas Militares para que no le den parte a un guerrillero porque eso sería la máxima derrota de la historia”, dijo el funcionario.

“La reunión a la que me invitaron era de 40 a 50 personas. Se vienen haciendo reuniones solicitándole a la cúpula a que haga algo, que no reconozca a Gustavo Petro como comandante (...) No puedo decir nombres porque ya hay acciones legales en curso. Son directores de algunas organizaciones de la reserva de veteranos que son muy reconocidos”, agregó Reyes en su denuncia.

El exalcalde de Bogotá se convertirá en el sucesor de Iván Duque, oficialmente, el próximo 7 de agosto, pero desde antes, han sido públicos los alegatos que sostiene con el sector más tradicional de la política nacional por sus inclinaciones de izquierda. Petro es el primer presidente electo perteneciente a esa corriente política. El electo mandatario, en días pasados, de hecho, hizo pública una misiva en la manifestó las propuestas que tiene sobre las fuerzas armadas del país.

“Los que no cuentan con una vivienda digna, tienen que esperar meses para obtener una cita médica, los ingresos no les alcanzan para pagarles una educación decorosa a sus hijos, no gozan de descansos acorde a sus extenuantes jornadas laborales e incluso se les volvió un privilegio acceder a un club vacacional”, señaló en el documento.

“Con énfasis en convivencia ciudadana y cambio climático vamos a poner en marcha desde la Presidencia de la República lo necesario para fortalecer la fuerza pública y el bienestar de sus integrantes, en especial el de los más vulnerables, para lograr la paz total en el territorio nacional”, añadió.

Destacó que el servicio militar dejará de ser obligatorio, como lo es actualmente en el país (...) respetaremos la objeción de conciencia; todos los miembros de las FFAA accederán a la educación superior y más, y mejor formación en DDHH, DIH y en diversas áreas del conocimiento. Ajustaremos la política de ascensos por la vía de la meritocracia, promoviendo la igualdad de condiciones para que el más bajo rango pueda ascender. La institucionalidad debe ser más corporativa para ser más eficiente, más estratégica para transparentar sus procesos de contratación y más operacional para organizar mejor su estructura y funcionamiento interno”, concluyó.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR