Acrip pide al nuevo Gobierno que escuche las necesidades de las empresas

El gremio de Gerentes de Recursos Humanos está dispuesto a trabajar de la mano del próximo Ministerio de Trabajo para fortalecer la empleabilidad del país. Una de las principales necesidades es una reforma laboral que reconozca las diferencias existentes entre el tejido empresarial en Colombia

Gustavo Petro, del Pacto Histórico, fue elegido presidente de Colombia por más de 11 millones de colombianos. REUTERS/Luisa González
Gustavo Petro, del Pacto Histórico, fue elegido presidente de Colombia por más de 11 millones de colombianos. REUTERS/Luisa González

La Federación Colombiana de Gestión Humana – Acrip, que agremia a los más destacados directivos y líderes de gestión humana de las empresas más importantes del país, pidió al presidente electo, Gustavo Petro, que escuche las necesidades que tienen con el fin de construir ese futuro estable que anhelan todos los colombianos.

Para la federación es fundamental que el gobierno entrante ponga en el centro de sus estrategias económicas y sociales el impulso al crecimiento del sector empresarial, toda vez que esto constituye mayores y mejores oportunidades de empleo y, por ende, un mejor desarrollo de país.

El gremio invitó al presidente electo a que su tono de gobierno sea generoso, auténtico, que reconozca la diversidad del país pero, sobre todo, que escuche a todos los sectores para llegar a acuerdos que beneficien a todos los colombianos.

Según la presidenta de Acrip, Gladys Vega, “desde la Federación, como expertos en temas laborales y de talento humano, ofrecemos nuestro apoyo y conocimiento para trabajar de la mano con el nuevo Ministerio de Trabajo, para que se planteen las soluciones puntuales a las necesidades que ya hemos identificado”.

Estas necesidades parten, en primer lugar, según Acrip, de la urgencia de una reforma laboral que establezca políticas empresariales, de empleabilidad y costos laborales de acuerdo a su tamaño, objeto y ubicación geográfica.

“El país requiere adoptar políticas que permitan graduar y diferenciar el costo laboral a las realidades de la diversidad empresarial, así como el implementar un sistema de protección social que reconozca e integre la informalidad del país”, recalcó Vega.

Así mismo, la federación señaló la importancia de que los equipos que liderarán los temas empresariales y laborales estén compuestos por profesionales idóneos y técnicos que comprendan de fondo la realidad de las empresas y, sobre todo, la importancia de que el talento humano pueda tener un bienestar integral.

Por último, la Acrip hizo una invitación a todos los colombianos para dejar atrás la polarización que tanto daño le ha hecho al país y ser optimistas en que el nuevo gobierno tenderá puentes, tendrá una escucha activa y logrará vincular a los diferentes actores de la sociedad para encontrar soluciones de fondo por una sociedad más equitativa.

“Tenemos mucho por hacer, el cambio igual viene desde cada uno de nosotros”, precisó Vega,

“Empleo Garantizado”, lo que propuso Petro en materia laboral en su campaña presidencial

Gustavo Petro, que obtuvo más de 11 millones de votos en la segunda vuelta de elecciones presidenciales y superó a Rodolfo Hernández, de la Liga Gobernantes Anticorrupción, en su campaña electoral para llegar a la Casa de Nariño expuso que el eje central de su propuesta en materia laboral es su plan de “Empleo Garantizado”, en el que el Estado actuaría como empleador de última instancia, ofreciendo empleo a quienes puedan y quieran trabajar, pero no encuentren como hacerlo en el sector privado.

El presidente electo en ese momento dijo que su apuesta era por crear un programa que proporcionaría empleo con un salario básico para quienes no encuentren trabajo. “No será un programa de emergencia ni un sustituto del empleo privado, sino un complemento permanente del empleo del sector privado”, aclaró el plan programático del entonces candidato.

También propuso que el Estado contrate obras de impacto local; que en las cuentas nacionales se contabilice el trabajo de cuidado y se fomente la inclusión femenina en programas de empleo público, así como la promoción del empleo juvenil, incluyendo las prácticas y el servicio social como experiencia profesional.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR