“Los Consejos de Mujeres se han formado por la muerte de nuestras compañeras”: CRIC

Según la ONIC, tiene registro de 4.219 investigaciones por violencia contra mujeres indígenas entre el 1 de enero de 1971 y el 1 de diciembre de 2016, pero apenas se reportan diez sentencias condenatorias

Los últimos tres hechos de feminicidios a los que hace referencia el comunicado de la CRIC de este miércoles, ocurrieron en los territorios de San Andrés, Calderas y Yaquivá.
Los últimos tres hechos de feminicidios a los que hace referencia el comunicado de la CRIC de este miércoles, ocurrieron en los territorios de San Andrés, Calderas y Yaquivá.

Las mujeres indígenas que hace parte de la Asociación Juan Tama, compuesta por ocho territorios ancestrales ubicados en la zona de Tierradentro (Cauca), están conformando diversos consejos a raíz de los últimos casos de feminicidios que se han presentado en sus comunidades, así lo informó el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) en un comunicado de este miércoles 4 de mayo.

Estos consejos de mujeres nacieron con la intención de acompañar los procesos de justica que involucran los procesos de violencia hacia mujeres indígenas, para que no se queden en la impunidad. “Los tres consejos se han formado por los últimos casos de feminicidios. Eso ha hecho que nos despertemos y que en otros territorios no queramos que suceda lo mismo”, manifestó la CRIC en su comunicado público.

Los últimos tres hechos de feminicidios a los que hace referencia el comunicado de la CRIC de este miércoles ocurrieron en los territorios de San Andrés, Calderas y Yaquivá. En el primer caso, se presentó el asesinato de Sandra Liliana Pencue. En Calderas, se registró el homicidio de una mujer conocida como “Teresita”. Por último, en el territorio de Yaquivá, se creó el consejo de mujeres posterior al asesinato de Johana Parra León a manos de su expareja.

Le puede interesar: Mujer indígena es asesinada por su pareja en Puracé, Cauca

Además de crear los consejos de mujeres, las comunidades de Tierradentro han impulsado diferentes procesos de formación para enfrentar la violencia contra sus mujeres. Uno de esas acciones fue la creación de unas herramientas pedagógicas para hacer incidencia en los ocho territorios ancestrales. También se abrió un espacio de formación política, en la cual participan activamente más de 30 mujeres.

Uno de los mensajes que dejó el CRIC en su carta abierta fue:Se ha naturalizado las violencias a raíz el desconocimiento, porque muchas de las mujeres han sido sometidas a tener relaciones con el esposo, por el solo hecho de ser su esposo y cuando ellas no desean tener relaciones. Hemos logrado que ellas empiecen a conocer de que si nos obligan a tener sexo, es violencia sexual”.

Según datos entregados por la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), en 2021 se presentaron 15 casos de feminicidios contra mujeres indígenas, en su mayoría perpetrados por sus parejas o exparejas, “cifras que son aterradoras, hechos ocurridos en diferentes contextos, como el sociopolítico o por el hecho de ejercer el ejercicio de autoridad o por ser mujeres”, expresó la ONIC en un comunicado de diciembre de 2021.

De acuerdo con la autoridad indígena, las mujeres menores de 20 años son las principales víctimas de agresiones físicas, siendo, además, la violencia sexual el tipo de violencia que más se ejerce contra estas niñas y jóvenes, de acuerdo con los diagnósticos del sector salud.

Otras de las cifras que se resaltan en el informe de la ONIC sobre la violencia hacia las mujeres indígenas es que un aproximado del 25 % de las víctimas de violencia sexual son víctimas a la vez de desplazamiento forzado. Además, que en la mayoría de las denuncias de violencia sexual en el marco del conflicto armado en las que se tienen datos del agresor hay investigados miembros de la fuerza pública (86 %) y de las AUC (14 %).

Muchos de los casos de violencia contra las mujeres indígenas quedan en la impunidad. Según la ONIC, entre el 1 de enero de 1971 y el 1 de diciembre de 2016, se tiene registro de 4.219 investigaciones por este delito, pero apenas se reportan diez sentencias condenatorias.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR