Cae alias Jhonier, uno de los cabecillas de las disidencias de las Farc, al suroccidente del país

Las autoridades aseguran que este es uno de los golpes más fuertes que se dan a este grupo criminal

El presidente de Colombia, Iván Duque. REUTERS
El presidente de Colombia, Iván Duque. REUTERS

Alrededor de las 3:00 p. m. de este 24 de enero, la fuerza pública colombiana neutralizó a Jhon Freddy Henao, también conocido bajo el nombre de Euclides España Caicedo, y los alias Jhonnier o Jhonier. El hombre era cabecilla de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) al suroccidente del país y tenía más de 25 años delinquiendo al servicio, principalmente, de las columnas comandadas por Gentil Duarte e Iván Mordisco. Por su prontuario, esta acción se cataloga como uno de los golpes más fuertes contra este grupo criminal.

“Queremos informarle al país que en una operación conjunta de nuestras Fuerzas Militares y la Policía Nacional, con el apoyo de la Fiscalía General de la Nacional, fue neutralizado el cabecilla de las disidencias de las Farc, Euclides España, alias Jhonier, en el corregimiento de Tacueyó, Toribío, Cauca. Este es uno de los golpes más importantes que se le propina a las disidencias de las Farc”, dijo Iván Duque durante una alocución presidencial.

Como informó el presidente, la operación se registró en el corregimiento de Tacueyó, adscrito a Toribío, al nororiente del Cauca. Hasta allí llegaron tropas del Ejército y la Policía, fuerzas que desplegaron una estrategia de 25 días que culminó con el abatimiento de alias Jhonier.

Se detalló que la operación se basó en inteligencia militar. Los uniformados siguieron las coordenadas del criminal y lo “acorralaron” en la zona rural.

Es de mencionar que en este proceso también se recibió colaboración de civiles. Las autoridades ofrecían hasta 3.000 millones de recompensa a quien brindara información contundente que permitiera atraparlo, dinero que será entregado, según el presidente.

“Este bandido que estaba en la estructura de ‘Gentil Duarte’ y de ‘Iván Mordisco’, representaba una de las máximas amenazas, por este bandido se ofrecía una recompensa de $3.000 millones, la cual se pagará gracias a la colaboración de fuentes humanas”, dijo Duque.

El símbolo del mal, como ha sido llamado por las autoridades, ordenó el asesinato de varios líderes sociales y excombatientes de las Farc, extorsiones contra campesinos y comerciantes, reclutó a menores y orquestó varios ataques criminales. Se indicó que alias Jhonier era el autor intelectual del ataque del que fueron víctimas dos patrulleros en Santander de Quilichao, Cauca, este fin de semana. En el pasado también participó en la toma guerrillera de Mitú, en 1998; y secuestró a un funcionario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2017.

Además, alias Jhonier dirigía operaciones de narcotráfico. Se indicó que lideraba siete estructuras, entre ellas la Carlos Patiño, el mayor grupo narcotraficante en la zona de los ríos Patía y Mira.

Por su prontuario y cargo dentro de las disidencias, las autoridades aseguraron que su abatimiento derivará en que los planes del grupo armado ilegal se obstaculicen.

“Con la caída de alias ‘Jhonier’, nuestra Fuerza Pública neutraliza una de las mayores amenazas que delinquía en Valle del Cauca, Cauca y Nariño. Se truncan los planes de expansión de las disidencias de las Farc en el suroccidente del país. Sin tregua en defensa de los colombianos”, aseveró Diego Molano, ministro de Defensa.

Para finalizar, el presidente prometió seguir atacando a los grupos criminales que operan en el país.

“Seguiremos sacando de circulación a todos los cabecillas de las disidencias de las Farc, esta organización ha representado una amenaza para nuestro país y han pretendido también crear terror, hoy una vez más demostramos que llegaremos hasta la madriguera de estos bandidos”, dijo Duque.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR