Miguel Uribe Turbay será la cabeza de lista al Senado del Centro Democrático, por decisión de Álvaro Uribe

El expresidente confirmó que el exsecretario de Gobierno de Bogotá liderará la lista al Congreso y envió un mensaje a quienes aspiraban a esa posición

Miguel Uribe Turbay Colprensa
Miguel Uribe Turbay Colprensa

La senadora María Fernanda Cabal aspiraba a ser la cabeza de lista al Senado por el Centro Democrático, luego de obtener la segunda mayor votación en la elección interna de candidato presidencial. Pero en sus planes se interpuso un acuerdo de hace más de un año que estableció el líder natural y máxima instancia del partido, el expresidente Álvaro Uribe, con Miguel Uribe Turbay. El exmandatario decidió honrar su palabra y cederle su posición al excandidato a la Alcaldía de Bogotá.

Uribe Vélez confirmó la decisión este domingo 5 de diciembre, a través de un comunicado. Según dijo, no fue una decisión fácil, pero usó la atribución que le da el reglamento de su partido, como el mayor órgano de decisión en la jerarquía interna.

“En agosto de 2020, en las dificultades de la pandemia y en las personales, estas por el proceso judicial de quienes sólo me conocen por la tergiversación de adversarios, acordé con el joven Miguel Uribe Turbay que él asumiría encabezar la lista al Senado de la República. Lo hice en virtud de una atribución estatutaria, que poco ejerzo, porque prefiero la discusión y búsqueda de consenso en el seno del partido”, señaló el expresidente.

En 2019 el Centro Democrático apostó por Ángela Garzón para la Alcaldía de Bogotá, pero tras polémicas internas, terminó renunciando a la campaña. El partido se acogió a la candidatura de Miguel Uribe Turbay, que tenía el apoyo de Cambio Radical, tras ser secretario de Enrique Peñalosa, y había militado en el partido Liberal, pero que perdió ante Claudia López. Un año después, el expresidente Uribe le extendió la invitación al joven para integrar la lista al Senado que resultó en el mencionado acuerdo para encabezar el partido.

“Honrar la palabra es un imperativo de los gobiernos, de los partidos y de los ciudadanos. Incumplir la palabra crea inseguridad en el colectivo y si algo se necesita en el mar tempestuoso es que “el sonido de la trompeta sea cierto y fuerte”, concluyó este domingo el exsenador, al confirmar que cederá su posición en la lista legislativa al exsecretario de Gobierno de Bogotá.

Cabal, que aspiraba a esa posición por recibir el 22% de apoyo de los militantes del partido en las encuestas de elección interna de candidato presidencial, ya había manifestado en los últimos días su inconformidad ante el encabezamiento de Uribe Turbay.

La última semana, los excandidatos y cabezas visibles del Senado se reunieron con Álvaro Uribe para definir las listas y allí se habría concretado la decisión. Según dijo Cabal a la revista Semana, el expresidente les reiteró su voluntad de honrar la palabra, pese a la división interna que había ocasionado la elección de candidato presidencial. La palabra final, dependía del expresidente.

“Que llegue un muchacho de haber votado por el Sí, del partido Liberal y Cambio Radical, bueno, bienvenido pero no a la cabeza. Él puede ser un muy buen congresista, pero usted no puede premiar a los ajenos y castigar a los propios, es puro sentido común”, aseguró a esa revista la senadora Cabal.

Ella afirmó que si esa era la decisión final, antes de conocerse, aceptaría otro puesto en la lista como 10 o 100, que son los más apetecidos. Sin embargo, ella quería que la cabeza de lista fuera una mujer y una persona de militancia en el Centro Democrático.

Incluso, parte de los actuales congresistas apostaban por Cabal para liderar la lista. La cabeza tiene un reto mayor que es atraer el mayor número de votos para garantizar la elección de los puestos sucesivos. Esa posición la tuvo Uribe en las últimas dos listas, batió récord de votación y garantizó 1 de cada 3 votos del Centro Democrático. Es decir, la bancada se debía a él.

Ahora Uribe decidió mantener el acuerdo y confía que Uribe Turbay le de aire de renovación a la colectividad. “Pienso que debo honrar la palabra empeñada con Miguel Uribe Turbay, palabra que le conviene al partido; ayuda en lugar de afectar en la tarea de compañeras como María Fernanda Cabal y Paloma Valencia. Además, se puede afianzar la ampliación de la convocatoria”, sostuvo el exmandatario este domingo.

En su pronunciamiento, el expresidente Uribe aseguró que la elección de candidato presidencial fue un proceso “consensuado, observado por las campañas y transparente” y ofreció los datos que tiene la interventoría para saldar las dudas internas. Cabal cuestionó el descarte de 3.000 encuestas que no se tuvieron en cuenta.

El exmandatario convocó a Cabal, Paloma Valencia, Rafael Nieto y Alirio Barrera, ex precandidatos presidenciales, para aspirar al Senado. Exaltó a las dos primeras por su valentía y valor civil. Y a los cuatro les dijo “que Colombia y nuestro partido los necesitan. Lo insisto en mis años y en mi afecto a la Nación”.

Pero la cabeza de lista será Uribe Turbay, a quien describió con un político que “combina la política con el estudio, comparte que las ansiedades de la juventud tienen un camino en los principios que nos inspiran”. E invitó a los miembros a enfocarse en el impulso a la campaña de Zuluaga.

“Dediquemos nuestros esfuerzos a defender nuestros conceptos democráticos. Que los hermanos venezolanos vean en Colombia un espejo de éxito social. Trabajemos para evitar que por desesperanza nuestros compatriotas se dejen atraer por la simulación del cielo que conduce al totalitarismo de miseria de Venezuela”, puntualizó el exmandatario.

SEGUIR LEYENDO:





TE PUEDE INTERESAR