Llegan a Colombia las primeras 20 tanquetas de las 145 que donó EE. UU.

A las instalaciones de la Fuerza de Tarea de Armas Combinadas Mediana llegó la plataforma de vehículos blindados ASV 4x4, que se usarán para tareas de seguridad nacional en las zonas de frontera

Ejército Nacional
Ejército Nacional

El ministro de Defensa, Diego Molano, recibió este jueves 2 de diciembre, de manos del embajador de los Estados Unidos en Colombia, Phillip Seth Goldberg, las llaves de las 20 tanquetas tipo ASV M1117, transferidas por el Gobierno norteamericano al Ejército Nacional, que serán distribuidas entre las unidades tácticas que ejercen soberanía en territorios fronterizos.

El Ejército sostuvo que gracias a la cooperación internacional que existe entre los dos países, la nueva flota de vehículos apoyará desde hoy las tareas de movilidad y maniobra, para fortalecer la seguridad y la defensa nacional y aumentar la presencia institucional en regiones como La Guajira, Norte de Santander y Arauca.

En su discurso, el ministro de Defensa, afirmó que este esfuerzo de cooperación permitirá que el Ejército Nacional continúe con el cumplimiento de la misión de garantizar tanto la movilidad en las vías, como la tranquilidad de los comunidades, para que el sector productivo y los ciudadanos desarrollen sus actividades y continúen con la reactivación económica que requiere Colombia.

“Estas nuevas capacidades, no significan nada más y nada menos que la seguridad de Colombia sea fortalecida. Una democracia más segura significa una economía protegida y vidas salvadas a lo largo y ancho de esta zona de frontera”, afirmó Molano.

Por su parte, el embajador de los Estados Unidos en Colombia, Phillip Goldberg, celebró la entrega de los primeros 20 vehículos blindados de un total de 145 que serán entregados al Ejército colombiano: “Este es solo uno de los muchos ejemplos de cómo el Gobierno de los Estados Unidos está hombro a hombro con el Gobierno de Colombia, para fortalecer las capacidades militares, enfrentar amenazas y lograr objetivos comunes”.

Los vehículos ASV 4x4 M1117 se caracterizan por su tecnología, desempeño, interoperabilidad, poder de fuego y alta movilidad; permiten reconocimientos en terrenos difíciles y extensos, en menor tiempo, además cuentan con capacidad blindada para garantizar protección a su tripulación.

El titular de la cartera de Defensa manifestó que los vehículos permitirán controlar mejor las actividades ilegales que se viene presentando en la frontera; como el tráfico de explosivos, armas y municiones, que generan inestabilidad.

“Esta transferencia contribuirá a la protección y seguridad del Estado colombiano; de todos sus recursos estratégicos; de la población, y de las propias tropas, que requieren de un esfuerzo para fortalecer sus capacidades”, sostuvo.

Acompañado del comandante General de las Fuerzas Militares, y del comandante del Ejército Nacional, el ministro Molano indicó que con el proceso de fortalecimiento y repotenciación de esos equipos también se tendrán tropas mejor equipadas y soldados que cumplan su misión en zona de frontera para enfrentar las amenazas de narcotráfico los delitos transnacionales.

“Que sepan los grupos armados ilegales, las disidencias de las Farc, y el Eln, que sus pretensiones de atacar a nuestros soldados, o de amedrentar a la población y generar desplazamiento, serán combatidas con más contundencia, porque Colombia se merece unas Fuerzas Militares como las que hoy comienzan a movilizarse a lo largo de estas vías de frontera, para garantizar tranquilidad, seguridad, progreso y bienestar que se requiere en esta etapa de reactivación”, concluyó Molano.

En mayo de este mes, y en medio de las fuertes protestas sociales en Colombia, Human Rights Watch le pidió a Estados Unidos condicionar los recursos que destina a la fuerza pública del país.

“Nosotros estamos abogando porque se condicione la ayuda fuertemente, a requisitos básicos y muy concretos en materia de derechos humanos”, fueron las palabras exactas de José Manuel Vivanco, director ejecutivo de esa ONG para las Américas. Con ello, el experto se refiere a buscar la manera de que el país norteamericano comience a recortar la cantidad de recursos que le aporta a las necesidades de la fuerza pública colombiana, usados por esta para comprar, entre otras cosas, más armas.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR