Falleció Ricardo Uribe, el cirujano recordado por intervenir a un soldado que tenía una granada incrustada en su pierna

Según lo reportado, el profesional de la salud habría sufrido una falla cardiaca. Sus allegados lo despiden como un héroe

Médico
Médico

En el año 2006, medios de comunicación nacionales informaron de la labor del médico cirujano Ricardo Uribe que, luego de una delicada intervención médica, logró extraer un artefacto explosivo que se encontraba incrustado en la pierna de un soldado. Los hechos ocurrieron en el helipuerto del Hospital Militar Central. Uribe, de acuerdo con lo que informó Noticias Caracol y Semana, falleció durante el pasado fin de semana, a raíz de un paro cardiaco. La fuerza pública hizo un especial homenaje al hombre a quien le agradecieron por su incansable labor en medio del conflicto armado y de la violencia en Colombia, en pro de la vida de los militares.

Durante 20 años, el doctor estuvo al frente, dirigiendo el grupo de trauma y de servicio de urgencias del hospital militar de Bogotá, de acuerdo con lo que resaltó el noticiero televisivo. El soldado Guerrero, que por aquellos días tenía 18 años, según recordó el diario El Tiempo, vio su pierna gravemente involucrada con una granada luego de que a uno de sus compañeros se le disparara, accidentalmente, un lanzagranadas. El proyectil, de 40 milímetros de diámetro, quedó clavado en el muslo de la pierna derecha del joven uniformado.

“Tenemos que sacar esa granada como sea. No le vamos a amputar la pierna al muchacho, ni más faltaba”, comentó el ahora fallecido médico sobre esa situación, en una entrevista con Noticias Caracol, medio de comunicación que recordó los momentos más memorables de la vida profesional del médico, en medio de las condolencias por su deceso.

“El Doctor Ricardo Uribe, Cirujano Especialista en Trauma y Cuidado Crítico, fue un ejemplo de apasionamiento por la labor médica y docente y se convirtió en un héroe tan meritorio como aquellos que usan el camuflado y que él incontables veces ayudó a salvar”, se lee en una de las más recientes publicaciones del Hospital Militar Central de Colombia (HOMIL) en la que se hizo público un video en honor al médico y docente.

El recordado accidente sucedió en el batallón Tequendama de Cajicá, tal y como lo explica el diario El Tiempo, y el joven fue trasladado a Bogotá en donde fue atendido por cerca de cuarenta personas. Uribe, vestido con un traje especial de antiexplosivos, logró extraer la granada completa, bajo el riesgo de que el artefacto pudiera explotar. Todo, por suerte, como lo dijo el mismo médico, salió bien, sin embargo,la historia pudo haber sido otra, confesó. La suerte pudo no haber estado de su parte aquel día.

Mientras el soldado era trasladado en una ambulancia, el equipo médico y explosivista se preparaba para la llegada del uniformado herido. Médicos y enfermeros llevaron hasta el lugar de aterrizaje con todos los elementos necesarios para atender la emergencia. Luego de sacar la granada de la pierna del soldado, tras un milimétrico y delicado proceso, el joven fue sometido a una cirugía reconstructiva. Según recordó el diario, esa era la séptima vez, en ocho años, en que el helipuerto del Hospital Militar tuvo que ser utilizado para un servicio de cirugía de emergencia.

En la entrevista que entregó para Noticias Caracol, el médico expresó el gran amor que siente por Colombia, y aseguró que si volviera a nacer, y tuviera la oportunidad de escoger su profesión, volvería a ser médico cirujano de este tipo de padecimientos. Por aquel entonces, Uribe explicó que la labor que realizaba era compleja porque las emergencias que había que tenido que atender, hasta ese momento, no habían sido materia de estudio cuando había ido a la universidad, pues son situaciones poco convencionales y que, según él, no deberían suceder.

“A todos nos tuvo que haber impactado la guerra, de hecho, todos debemos haber sido víctimas de una guerra así no hayamos estado en el campo”, concluyó en su diálogo con ese informativo.


Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR