Emiten alerta temprana por ataques terroristas en El Tarra y San Calixto (Norte de Santander)

Más de 12.000 habitantes están en riesgo por cuenta de las Farc, el ELN y el EPL, que se enfrentan por el control territorio

En la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, que abarca 10.089 km2 cuadrados, en su mayoría selváticos, los grupos armados se enfrentan por los territorios dejados por las desmovilizadas FARC, que buscan quedarse con todos los eslabones del narcotráfico. EFE/Mauricio Dueñas/Archivo
En la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, que abarca 10.089 km2 cuadrados, en su mayoría selváticos, los grupos armados se enfrentan por los territorios dejados por las desmovilizadas FARC, que buscan quedarse con todos los eslabones del narcotráfico. EFE/Mauricio Dueñas/Archivo

La subregión del Catatumbo, conformada por ocho municipios de Norte de Santander, es una de las más afectadas por el conflicto interno debido a que allí operan al menos cinco grupos armados ilegales. Este 25 de octubre la defensoría del Pueblo aseguró que dos de los territorios de esta zona, El Tarra y San Calixto, están en mayor riesgo, por lo que se emitió una alerta temprana, con la que se espera que las autoridades refuercen los protocolos de seguridad.

En la alerta se indica que disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Ejército Popular de Liberación (EPL) se están enfrentado por el territorio. Los subversivos quieren el control de la zona, ya que este es un punto estratégico para controlar rutas de narcotráfico y trochas fronterizas con Venezuela.

“Enfrentamientos armados entre las Farc y el ELN, entre frentes de las mismas Farc, así como del ELN contra el EPL, están poniendo en riesgo a por lo menos 8.500 personas de El Tarra y a otras 3.500 de San Calixto, en Norte de Santander. Por esta razón, la Defensoría del Pueblo emitió la alerta temprana 025 de 2021, para que las autoridades refuercen las acciones de protección para los habitantes de estos municipios, afectados por las acciones de los actores armados ilegales que se disputan el control territorial y las rentas de economías legales e ilegales”, informó Carlos Camargo, Defensor del Pueblo.

Se indicó que los lugares dentro de El Tarra y San Calixto con mayor riesgo son los puestos de Policía y las bases militares ubicadas en los centros urbanos, pues la fuerza pública es uno de los objetivos de ataques. Así mismo, hay preocupación por los actos terroristas que puedan darse en la zona rural. Se indica que en veredas del corregimiento de Filo Gringo en El Tarra y en veredas de la zona norte de San Calixto se han identificado Minas Antipersonal (MAP) y Municiones Sin Explotar (MUSE).

Por la disposición de estos lugares, entre la población más afectada están los niños, niñas y adolescentes, mujeres, migrantes, campesinos y cerca de 5.900 indígenas Barí de la región. Los desvinculados de los grupos armados al margen de la ley, líderes sociales y comunales, así como personas defensoras de derechos humanos, miembros de la misión médica y funcionarios públicos tienen más riesgo de ser atacados.

Entre las acciones que cometerían los subversivos van desde las amenazas y la extorsión hasta asesinatos selectivos.

“Esta alerta advierte sobre la inminencia de homicidios selectivos, desplazamientos forzados masivos e individuales, confinamientos de población, paros armados, enfrentamientos con interposición de población civil y amenazas y restricciones a la movilidad. Por eso resulta fundamental que la institucionalidad del Estado articule un trabajo de prevención que evite la ocurrencia de estas situaciones”, puntualizó el Defensor del Pueblo.

En concreto, la alerta temprana 025-21 ha identificado las subestructuras que estarían llevando a cabo estas acciones. Por parte de las Farc, quienes estarían liderando las acciones terroristas son el frente 33 Mariscal Sucre y las facciones disidentes frente 41 Cacique Upar, sin mando definido. Por parte del ELN, está el frente de guerra nororiental y sus frentes Camilo Torres Restrepo, Carlos Armando Cacua Guerrero, Comandante Héctor, y las Compañías Comandante Diego, Héroes del Catatumbo. Por último, por parte del EPL, estaría el Frente Libardo Mora Toro.

“La Defensoría advierte que se puede generar una confrontación violenta entre la disidencia del frente 33 de las antiguas FARC-EP y el ELN, debido al fortalecimiento progresivo de la disidencia en los últimos tres años. La rivalidad con el ELN por el control territorial y las tensiones acumuladas entre ambos grupos ya han generado recientes enfrentamientos armados en otros municipios de la subregión”, indicó Carlos Camargo.

A esto se suma la posibilidad que haya combates entre las disidencias del frente 33 y la también disidencia de las Farc autodenominada frente 41, en la zona del Catatumbo. También se han reportado enfrentamientos entre el ELN y el EPL desde 2018.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR