WFP apoyará los esfuerzos de asistencia humanitaria en La Mojana, luego de la emergencia por inundaciones

Las asistencias estarán dirigidas a más de 20.000 pobladores de los municipios de de Nechí, San Marcos, Ayapel, Achí y San Jacinto, quienes fueron unos de los más afectados por el desbordamiento del río Cauca

Se reportaron emergencias en diferentes municipios de La Mojana sucreña. Foto: cortesía
Se reportaron emergencias en diferentes municipios de La Mojana sucreña. Foto: cortesía

El Programa Mundial de Alimentos (WPF, por sus siglas en inglés) de la ONU apoyará la atención humanitaria de los miles de damnificados en la región de La Mojana, al noroccidente de Colombia, quienes se vieron afectados por el desbordamiento del río Cauca.

La organización, la cual fue galardonada con el Premio Nobel de Paz en 2020, ha movilizado recursos para brindar asistencia humanitaria y protección de la seguridad alimentaria a más de 20.000 pobladores, algunos de los más afectados, de los departamentos de Bolívar, Córdoba, Sucre y Antioquia.

“Las comunidades más afectadas en zonas de difícil acceso son nuestra prioridad. Desde el WFP, apoyamos al país en todos los esfuerzos dirigidos a enfrentar emergencias y desastres climáticos y naturales que ponen en riesgo las vidas de los más vulnerables”, indicó el director del WPF en Colombia, Carlo Scaramella.

Desde el pasado agosto se presentó una fuerte emergencia en esta subregión en el Caribe colombiano por las inundaciones que ocasionó el rompimiento de un dique que mantiene el caudal del río Cauca, afectando a buena parte de la población, en especial a la perteneciente a cinco municipios.

Por esta razón el Gobierno nacional anunció obras de emergencia para mitigar el impacto ocasionado por las recurrentes inundaciones que se presentan en esta región e inició la asistencia humanitaria de estos ciudadanos que perdieron la mayor parte de sus pertenencias, la cual será apoyada por WPF de las Naciones Unidas.

“Este apoyo complementa la respuesta del Gobierno de Colombia en La Mojana, procurando mitigar los impactos en la nutrición, la seguridad alimentaria y los medios de vida de las poblaciones afectadas, creando resiliencia, sin dejar a nadie atrás”, aseguró Scaramella.

Estos esfuerzos apoyados por la organización responden a los resultados de la evaluación conjunta (MIRA) que evidenciaron que la alimentación es la principal necesidad para cubrir con los damnificados, debido a que perdieron sus cultivos, lo que ha impactado gravemente a los medios de vida de esta población campesina “llevándolos a reducir la ingesta y el consumo de alimentos diarios” desde que ocurrió la emergencia.

La asistencia de la WFP, la cual será desarrollada durante tres meses, inició este viernes con las entregas mensuales en los municipios de Nechí, San Marcos, Ayapel, Achí y San Jacinto, y de acuerdo con la disponibilidad de recursos se pondrá expandir a los municipios aledaños con el fin de cubrir las necesidades de más ciudadanos damnificados.

“Trabajamos multisectorial y oportunamente con el objetivo de generar acciones que favorezcan el desarrollo y protección de las niñas, niños, adolescentes y sus familias en todo el territorio. Es por ello que llegamos a los municipios afectados por la ola invernal en los departamentos de Córdoba, Sucre y Antioquia con asistencia alimentaria para 20.000 personas”, indicó la consejera presidencial para la niñez y la adolescencia, Carolina Salgado.

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció el sábado 3 de octubre que desde el Gobierno nacional se invertirán $2,5 billones en la implementación de una solución estructural para evitar las recurrentes inundaciones en la subregión de La Mojana por el desbordamiento del río Cauca.

El primer mandatario señaló que estos recursos serán invertidos en los próximos seis años con el fin de darle una solución a las crisis en la que se han visto afectados cerca de 45.000 habitantes de 11 municipios de esta región al noroccidente de Colombia

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR