El cuadro del pintor colombiano Fernando Botero que fue subastado en París por un millón de dólares

La obra hacía parte de una curiosa colección de una mujer parisina que buscaba formas particulares en los artistas de posguerra

Fernando Botero (Colprensa)
Fernando Botero (Colprensa)

El artista colombiano Fernando Botero casi duplicó la estimación de venta de uno de sus cuadros, luego de que su obra ‘Mujer con Guitarra’ fuera vendido en una subasta realizada en París por un millón de dólares. Esta es una de las pinturas más valiosas de la colección L’art à fleur de peau de la casa de subastas Christie’s.

Así lo informó la agencia de noticias EFE, que agregó que el lienzo pintado por Botero en 1988 tenía un estimado de venta entre 550.000 y 750.000 dólares, pero finalmente logró superar con creces esa cifra. El precio final fue de 920 mil euros, que supera el millón de dólares.

La obra muestra una mujer de cabello grisáceo y voluptuosa, tradicional al estilo del artista colombiano, que posa desnuda sobre un sofá isabelino de color rosado y sostiene en sus manos una guitarra redonda que tiene una boca o roseta diminuta.

Vista del cuadro "Mujer con guitarra" (1988) del artista colombiano Fernando Botero que fue subastado por 920.000 en París, superando su precio estimado de venta de entre 500.000 y 700.000 euros. EFE/ Mario García Sánchez
Vista del cuadro "Mujer con guitarra" (1988) del artista colombiano Fernando Botero que fue subastado por 920.000 en París, superando su precio estimado de venta de entre 500.000 y 700.000 euros. EFE/ Mario García Sánchez

El cuadro de óleo sobre lienzo tiene dimensiones de 183 centímetros de alto y 130 de largo, que muestran gran parte del estilo de Botero. Pertenecía a una colección de una mujer parisina apasionada de los artistas modernos y de pos guerra, de acuerdo con un comunicado emitido por la agencia.

Esta agrupación excepcional refleja la pasión de una mujer por el arte contemporáneo y de posguerra, que representa a algunas de las más grandes figuras internacionales del siglo XX. Se ofrecerán piezas seminales de Fernando Botero, Chu Teh-Chun, Friedensreich Hundertwasser, Barbara Kruger, Louise Nevelson y Manolo Valdés, entre muchos otros”, señaló la casa de subastas sobre la colección.

El grupo de obras mostraba, de acuerdo con la compañía, un fuerte apetito por artistas franceses como Philippe Cognée, Olivier Debré, Gérard Garouste, Gilles Aillaud, Richard Texier y Maurice Estève, que contenían una calidad rara y un retrato de la mujer que creó la colección. “Una mujer impulsiva y caprichosa, impulsada por una curiosidad insaciable por la creación contemporánea y un gusto seguro por las obras de arte atrevidas”, señaló la casa de subasta Christie’s.

El total de la colección, de acuerdo con EFE, tenía un valor tazado de 10 a 14 de euros y consta de más de cien piezas que pueden verse a través de la compañía encargada de las subastas.

De acuerdo con la misma agencia, desde el pasado 9 de octubre 120 cuadros de la obra del artista Fernando Botero se exponen por primera vez en Bélgica. Se trata de un grupo de sus cuadros y esculturas recopilados en colecciones de todo el mundo, debido a que es uno de los colombianos más valorados por los coleccionistas internacionales, que es expuesta en el Museo Bellas Artes de Mons (BAM) bajo el título “Fernando Botero, más allá de las formas”.

La exposición se realizará en medio de la Bienal de Arte y Cultura de la Federación Valonia-Bruselas que expone una retrospectiva del pintor y escultor, desde sus inicios en la década de los años 40 hasta la actualidad, según EFE.

En sus primero años, Botero ya mostraba interés por los volúmenes de sus creaciones que fueron finalmente el estilo que lo hizo ser uno de los colombianos más reconocidos en el mundo. La exhibición estará del 9 al 30 de octubre.

Se trata de un primer acercamiento a la obra de Botero por parte del público Belga, que intentará enseñar más allá del imaginario común que existe sobre sus creaciones, reconocidas por las figuras curvilíneas. “Su trabajo es una concentración de la exaltación de la forma”, según describió la curadora Cecilia Braschi a EFE.

El BAM resalta que los temas que trata Botero en su visión irónica de la sociedad cruzan por las violencias e injusticias en Colombia, pasando por temas históricos y vigentes como la migración y los refugiados a causa de la violencia.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

TE PUEDE INTERESAR