Por primera vez en tres años, el petróleo está casi a 80 dólares el barril, qué significa eso para Colombia

Tras la subida del precio en el barril, el cual, según predicciones de de Goldman Sachs, se mantendrá hasta finales del año, la economía colombiana podría tener resultados favorables

Fotografía de archivo. EFE/Larry W. Smith
Fotografía de archivo. EFE/Larry W. Smith

Todo parece indicar que la activación económica a nivel mundial, los avances en la vacunación y la apertura de mercados tras la pandemia, han incidido en el buen precio del barril del petróleo, tema que por parte del Gobierno Nacional y el mismo Ecopetrol los cuales habían hecho proyecciones con un barril a US$63, esta es una gran noticia.

De hecho, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, habló de que por cada dólar que suba el precio del petróleo, en comparación con lo estimado en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, el país recibirá $0,5 billones adicionales.

Como una sorpresa y buen panorama, Colombia ve el alza en la demanda del combustible fósil, derivada de la recuperación económica post pandémica en todos los mercados del mundo, lo cual llevó a vaticinar que dicho precio, la cual no se veía desde hace 3 años, podría permanecer y elevarse hasta los 100 dólares a fin de 2021, según Goldman Sachs, uno de los grupos de banca de inversión y de valores más grande del mundo. Siendo así esto, la noticia es espectacular para el sector petrolero del país, que debe redoblar esfuerzos de producción y ojalá llegar nuevamente al millón de barriles al día.

Según en diario económico, La República, por ahora la economía colombiana está condenada a vivir del petróleo, pues no tiene sentido replegar esfuerzos productivos en el sector de los hidrocarburos; es un hecho elocuente que el mundo se sigue moviendo con petróleo y que el combustible de transición energética es el gas, vinculado al crudo.

Sin embargo, a pesar que sea una buena noticia para la economía colombiana, no deja de ser no tan buena para otros sectores económicos del país, los cuales señalan que no es bueno a largo plazo que el país solo dependa del famosos ‘Oro negro’, pues se debe trabajar en otras industrias que ayuden a sostener el país, en caso que se presente una baja en el precioo del crudo.

“Es absolutamente populista decir que el aguacate hass, más café, flores en abundancia o banano por montones, van sustituir las exportaciones de petróleo, pero esa simpleza o tajante descalificación no quiere decir que no se incentiven las exportaciones no tradicionales o se aumenten las tradicionales; es más pensar en cómo transformar la economía actual a largo plazo, afianzar la agroindustria e instalar la economía de servicios en todas las capitales, y para lograrlo, se debe hablar de ello y conocer el pensamiento de los empresarios, las universidades, gremios de la producción, candidatos y todos los actores que juegan en la formación de la economía”, informó en su editorial el diario económico.

Haciendo un análisis de la noticia a nivel mundial, se puede ver que, este martes, el contrato subió 0,8 por ciento en el comercio matinal de Asia a 80,19 dólares, su nivel más alto desde octubre de 2018. Por su parte, en la referencia West Texas Intermediate (WTI), el índice de Estados Unidos, el crudo subió 0,9 por ciento a 76,07 dólares por barril.

Al mismo tiempo, las reservas de crudo han decrecido, y el aumento en la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep ) y otros productores, incluyendo a Rusia, no logró contener el incremento de precios del petróleo.

“Parece que el repunte del petróleo va a seguir”, adelantó John Driscollo, de JTD Energy Services. “No veo evidencia de que el repunte haya alcanzado su techo”, agregó.

El incremento se dio a pesar de que la recuperación económica mundial da muestras de perder ritmo por las perturbaciones en las cadenas de abastecimiento y la preocupación por la variante delta del covid-19, que ha provocado un aumento de contagios en todo el mundo.


SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR