Helicóptero se accidentó en la vereda Fonquetá, cerca del municipio de Chía

Según la Aeronáutica Civil los tripulantes que viajaban en la aeronave resultaron ilesos

Foto de la Gobernación de Cundinamarca
Foto de la Gobernación de Cundinamarca

Este sábado se registró un accidente muy cerca al municipio de Chía, Cundinamarca, luego de que un helicóptero tuviera que aterrizar de manera forzosa en medio de un potrero.

Según informó la Aeronáutica Civil a la 1:41 de la tarde, el helicóptero Bell 206 de matrícula HK-3353, operado por la empresa SADI, taxi aéreo, y que volaba entre Puerto Berrío (Antioquia) y Bogotá, se accidentó en la vereda Fonquetá, cerca del municipio.

La aeronave se disponía a aterrizar en el aeropuerto de Guaymaral y, al parecer, tuvo una falla mecánica que obligó al piloto a efectuar un aterrizaje de emergencia en un campo y en la maniobra el aparato resultó con daños estructurales.

El primer reporte indica que los tres ocupantes, el piloto y dos pasajeros, resultaron ilesos y su condición está siendo valorada en un centro asistencial. Investigadores del Grupo de Investigación de Accidentes de la Aeronáutica Civil ya se encuentran en el sitio para dar inicio con el proceso que permitirá precisar las causas del suceso.

Por su parte el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, informó que los Bomberos Voluntarios de Chía atendieron el accidente aéreo sobre la finca en la glorieta Chía-Cota.

“Los Bomberos Voluntarios de Chía acaban de atender un accidente aéreo sobre una finca en la glorieta Chía-Cota, en donde cayó un helicóptero con dos tripulantes que afortunadamente salieron ilesos. Con la Unidad de Gestión de Riesgo hacemos el acompañamiento, escribió en Twitter.

Hace apenas unas semanas, el pasado 8 de septiembre, alrededor de las 10:45 a. m. un helicóptero también tuvo que aterrizar de emergencia en medio de unos matorrales en la vereda Buenos Aires, ubicada a dos kilómetros del casco urbano de Cañasgordas, al occidente de Antioquia.

La Aeronáutica detalló que el accidente involucró a un helicóptero Bell 206 identificado con matrícula HK-4404, que pertenece a la empresa de servicios Heliservice. La aeronave había salido de Medellín con destino a un municipio antioqueño distinto a Cañasgordas.

En cuanto a los pasajeros, las autoridades se limitaron a decir que eran tres los ocupantes del helicóptero: el piloto y dos pasajeros que fueron atendidos en un hospital local gracias a que una ambulancia con la que contaba la obra del Túnel Guillermo Gaviria Echeverri acudió al lugar para la atención de la emergencia.

“La información que tengo es que se cayó el helicóptero de valores que distribuye dinero en el municipio. El reporte es que no hay ningún herido ni fallecido (...). Había acabado de aterrizar en Cañasgordas y seguía su ruta”, corroboró Aicardo Urrego, alcalde de Cañasgordas.

Aunque en los últimos dos meses se han reportado alrededor de cuatro siniestros, la autoridades aseguran que esto no es una situación frecuente en Colombia. La Aeronáutica Civil, junto con varios expertos en pilotaje y aviación, señalaron que la seguridad aérea en Colombia es un referente. El grupo de expertos señaló que del total de los turistas que se movilizan vía aérea en Colombia, el 98 por ciento lo hace en aeronaves comerciales de aviación regular, operadas por aerolíneas conocidas y el 2 por ciento restante lo hace en aviones privados.

De acuerdo con las estadísticas presentadas por Miguel Camacho, jefe del Grupo de Investigaciones Aéreas de la Aeronáutica Civil, la tasa de accidentalidad en Colombia en 2020 fue de 3,5 por cada 100.000 vuelos. Esta cifra de tráfico aéreo es el equivalente a la operación de seis meses. Sin embargo, es clave subrayar que accidente no siempre implica víctimas fatales y heridos. También se contemplan los daños de las aeronaves.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR