“Estamos en un campo de concentración”: militares acusados por magnicidio en Haití denunciaron torturas

En un audio de un poco más de dos minutos, los acusados piden al Gobierno ayuda para que se respeten sus derechos

Policías custodian a un grupo de sospechosos de haber participado en el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moise, en Puerto Príncipe (Haití). EFE/Jean Marc Hervé Abélard/Archivo
Policías custodian a un grupo de sospechosos de haber participado en el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moise, en Puerto Príncipe (Haití). EFE/Jean Marc Hervé Abélard/Archivo

El 7 de julio la muerte de Jovenel Moïse, presidente de Haití, fue noticia en el mundo; el mandatario murió por impactos de bala mientras se encontraban en su residencia, junto con su familia, durmiendo. Los hechos afectaron especialmente a Colombia, debido a que en el lugar donde ocurrió el magnicidio fueron detenidos militares colombianos y posteriormente acusados del delito.

En el proceso en varias ocasiones se evidenció que los soldados no habían recibido buen trato y que sus derechos habían sido vulnerados, de acuerdo con la Cancillería, se había tramitado la situación y los sujetos estaban en mejores condiciones. Sin embargo, este 15 de septiembre se dio a conocer un audio donde los detenido señalan que han sido objetos de múltiples torturas y no han recibido ayuda por parte del Gobierno. Además, en las declaraciones dan ha entender que las grabaciones donde ellos confesaron tener relación con el crimen son falsas y fueron producto del maltrato.

“Hablen con el Gobierno de Haití, presionen al Gobierno de Haití. Envíen una comisión que verifique las torturas. Fuimos torturados en pleno siglo XXI por la policía haitiana. Todas las declaraciones ante policía judicial fueron bajo tortura, sin abogado. Nos han quemado con aceite, nos han macheteado el cuerpo, nos han arrancado las uñas, nos han tumbado los dientes a patadas. Por favor ayuda, hagan público este mensaje”, señaló en tono desesperado uno de los militares presos en Haití.

El soldado que habla en la grabación pide ayuda humanitaria, pues asegura que, están aislados, algunos han bajado aproximadamente 20 kilos y sienten que han sido condenados a la muerte. También hacen fuertes acusaciones, donde sugieren que al parecer en la isla no les conviene que se defiendan pues están tratando de absolver a los culpables del crimen.

“No quieren que nos defendamos, quieren absolver a los verdaderos culpables de la muerte del presidente (Jovenel Moïse)”, se escucha en la grabación, que tiene una duración de poco más de dos minutos y agrega una suplica: “Estamos en un campo de concentración en pleno siglo 21. Nos estamos muriendo lentamente. Aquí nos han condenado a muerte por hambre. Por favor, necesitamos su ayuda; somos 18 colombianos de bien, engañados y prisioneros en esta cárcel. Los necesitamos, por favor”.

Este no sería el primer llamado de los acusados pues a comienzos de septiembre ya habían alertado sobre la situación que viven mediante cinco cartas enviadas a las familias de los soldados.

“Solo recibimos una comida al día y dormimos entre excremento humano, ratas y cucarachas”, escribió uno de los capturados, quien señaló que “llevamos dos meses en prisión, no hemos hablado con ningún abogado (…), no tenemos debido proceso y no tendremos un juicio justo”.

De acuerdo con El Espectador, actualmente, la investigación está en manos del magistrado Garry Orélien y hasta el momento; la Policía haitiana ha detenido a 44 personas, entre ellas 12 policías de la isla, los 18 presuntos mercenarios o “contratistas de seguridad colombianos” y dos estadounidenses de origen haitiano.

Información de inteligencia colombiana asegura que el médico haitiano Emmanuel Sanon es la cabeza del plan que acabó con la vida del presidente Moïse, además que todo fue al parecer a petición del Ministerio de Justicia, Joseph Felix Badio. Autoridades de la isla explicaron, hace dos meses, que Badio incluso trabajó en la Unidad Anticorrupción del gobierno, pero fue despedido por violaciones de reglas éticas.


SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR