“No hay nada que hacer al respecto, porque ya lo mató la Policía”: amigo de Javier Ordóñez

Andrés recordó los momentos que vivía hace exactamente un año, cuando estaba con Ordóñez hablando de la vida, la cual, horas después, le arrebataron injustamente

Javier Ordóñez, el abogado que murió a asesinado por dos policías por el cual se desencadenaron las protestas en Bogotá.
Javier Ordóñez, el abogado que murió a asesinado por dos policías por el cual se desencadenaron las protestas en Bogotá.

Hace un año, la indignación se apoderó de los capitalinos, luego de que se difundiera el video donde se ve al estudiante de Derecho Javier Ordóñez, siendo victima del uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía, pues agentes de esa institución, abusando de su poder, le propinaron múltiples descargas eléctricas, y posteriormente, en el CAI Villa Luz, lo golpearon hasta la muerte.

Debido a los abusos policiales que se registraron en las manifestaciones del 9, 10 y 11 de septiembre del año pasado, este miércoles el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, pidió perdón a las familias de la víctimas.

“De manera tajante lo rechazamos. Cuando hay un abuso policial, cuando hay un uso inadecuado de un arma de fuego, una agresión física o un homicidio. Le pedimos a todas las víctimas y sus familias perdón”, manifestó el general Vargas.

Ante las declaraciones del general Vargas, Andrés, uno de los grandes amigos de la víctima, en diálogo con Blu Radio, criticó las palabras del uniformado y dijo que estas ya no valen de nada.

“Pudo haber salido el general a pedir perdón, pero eso ya no va a devolver a Javier. Como dicen por ahí, ya toca aceptar las disculpas. No hay nada que hacer al respecto, porque ya lo mató la Policía y el dolor va seguir siempre ahí”, expresó el hombre.

Durante la entrevista, Andrés recordó los momentos que vivía hace exactamente un año, cuando estaba con Ordóñez hablando de la vida, la cual, horas después, le arrebataron injustamente.

“Hace un año yo recuerdo que, a esta misma hora, estábamos contando chistes, hablando de la vida y contando cosas que nos habían pasado anteriormente, estábamos muy felices. Pero después de tanto tiempo todo cambió, solo me toca es recordarlo porque ya no está”, relató.

De acuerdo con la Policía, las investigaciones de estos lamentables hechos continúan y se espera que se determine la participación de uniformados en el uso indiscriminado de armas de fuego durante las protestas.

“Tenemos una investigación aún en curso que involucra a 25 policías por la pérdida de municiones. Hay que entender que es una sola investigación que implica 25 disciplinados y 25 defensores que intervienen en los procesos. Y que deben tener unas actuaciones más detalladas para establecer responsabilidades”, señaló el general Jorge Luis Ramírez Aragón, inspector general de la institución.

Por su parte, el patrullero de la Policía de Colombia Juan Camilo Lloreda, quien aceptó su responsabilidad en el asesinato de Javier, fue condenado a 20 años de prisión el pasado 7 de julio. Un juez de la República emitió la condena contra el uniformado luego que este firmara un preacuerdo con las Fiscalía por el asesinato del estudiante.

“Estamos a la espera de que sigan condenando a los otros policías, porque solo hay uno y faltan los otros que vieron cómo lo maltrataban en el piso y no les importó. No hicieron nada para evitar esa muerte, que paguen todos”, solicitó el amigo de Ordóñez.

De acuerdo con la autopsia, Javier murió producto de la brutal golpiza, pues en su cuerpo se pudo evidenciar nueve laceraciones en el cráneo, el estallido del riñón derecho, una hemorragia interna en su cavidad abdominal y esquirlas de proyectil de arma de fuego incrustadas en una pierna.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR