Salvatore Mancuso denuncia nuevas amenazas de muerte en su contra por hablar del paramilitarismo

En una carta, el exparamilitar aseguró que tanto él como sus abogados fueron amenazados a través de un panfleto de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC)

Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño, ante la Comisión de la Verdad
Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño, ante la Comisión de la Verdad

Este 8 de septiembre se conoció una carta del exparamilitar Salvatore Mancuso en la que denuncia que ha recibido amenazas de muerte junto a sus abogados. “Fuimos amenazados a través de un panfleto de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia ‘AGC’ donde se nos declaraba objetivo militar de dicha organización ilegal armada, hecho que fue objeto de denuncia penal por parte de los respectivos abogados y mía”, señaló el condenado.

El exjefe de las AUC señaló que el pasado lunes 30 de agosto, mientras se encontraba en desarrollo de la audiencia concentrada de formulación de cargos con el Tribunal Superior de Barranquilla, fue amenazado junto a sus abogados.

“La amenaza se dio minutos después de mi intervención donde me referí a la necesidad de identificar todos los patrones que subyacen a los crímenes sistemáticos que se cometieron con la complicidad y responsabilidad de funcionarios del Estado, miembros de la Fuerza Pública y terceros que engrasaron con sus aportes la maquinaria de la guerra”, señaló Mancuso.

Dijo además, que en las últimas horas fue notificado de que fue declarado objetivo militar por parte de las “Águilas Negras”, “amenaza que surge a raíz de mi compromiso inquebrantable con la verdad y mi decisión de continuar contribuyendo con el propósito de reestablecer los derechos de las víctimas, de seguir aportando de manera integral y contextualizada a la verdad”.

Para el exparamilitar, las amenazas pretenden afectar su participación ante la Jurisdicción Especial para la Paz y coaccionar a quienes han tomado la decisión de continuar aportándole a la paz y la reconciliación de Colombia y asumir responsabilidades frente a un tribunal de carácter transicional y restaurativo es también un ataque contra la JEP en su conjunto.

“Desde el mismo momento en el que decidí liderar un proceso de paz, no volver a transgredir la ley, estar al lado de las víctimas y al lado de la sociedad colombiana, he sido consciente que aquella máquina de guerra que ayudé a construir de la mano del Estado y sus fuerzas de seguridad, podría volverse en contra, y de ello ha sido testigo el país. Aún así, reitero mi convicción de seguir aportando a los fines de la paz, la reconciliación y la no repetición, a través de la justicia transicional y restaurativa”, indicó Mancuso.

El pasado 11 de agosto, la Sala Penal de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla alertó que algunos desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), quienes adelantan su proceso con la justicia transicional, han recibido presiones de bandas emergentes para que retornen a las armas.

A través de un comunicado, la Sala Penal hizo un llamado al gobierno de Iván Duque por el peligro de reincidencia de un grupo de exparamilitares que no reportan actividad económica, quienes han denunciado estigmatización que incide de manera negativa para acceder a un empleo digno.

“Instar a la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) para que revise sus políticas, de cara a la realidad actual de los postulados, a efectos de generar espacios reales de reintegración social y laboral, y proporcionar un efectivo acompañamiento”, indicó la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Barranquilla en el documento.

La Sala también señaló que su Despacho de Control de Garantías impuso medida de aseguramiento consistente a detención preventiva del excomandante Salvatore Mancuso y los otros 18 postulados por 1.215 hechos cometidos entre 1996 y 2006.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR