Capturan a tres personas implicadas en el asesinato de Esteban Mosquera

Se trata de dos adultos aprehendidos en el barrio Los Sauces y un menor de 17 años al que encontraron en el barrio Junín

esteban Mosquera
esteban Mosquera

La Policía de Popayán confirmó que, en la noche del pasado jueves 26 de agosto, fueron capturados tres individuos que tendrían responsabilidad en la muerte del líder estudiantil Esteban Mosquera, asesinado con arma de fuego el 23 de agosto en esa ciudad.

Según informaron las autoridades, las aprehensiones se registraron durante un operativo conjunto de equipos especiales de la Dijín y la Fiscalía General de la Nación, enviados a Popayán un día después de los hechos. Estos llegaron hasta los barrios los Sauces y Junín de la capital del Cauca, tras estudiar los videos de las cámaras de seguridad que rodean la escena del crimen, en el sector de La Pamba, centro de la ciudad, muy cerca a la casa de Mosquera.

El informe lo confirmaron funcionarios de la Fiscalía, que le dijeron a Colprensa que, “son dos mayores de edad y un adolescente, quienes son presentados ante el fiscal del caso para iniciar así la solicitud de las audiencias judiciales ante el juez de control de garantías”. La presentación ante este último, para legalización de captura e imputación de cargos, debería darse en las próximas horas.

Valga recordar que, Mosquera, de 26 años, estudiaba música en la Universidad del Cauca y era un referente del activismo en defensa de la educación pública en el departamento desde 2018, cuando perdió un ojo a causa de un disparo propinado por miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios, (Esmad).

La versión oficial sobre su muerte indica que dos hombres armados que se movilizaban en motocicleta sobre la carrera 1, entre las calles tercera y cuarta dispararon repetidamente en contra del joven. Inmediatamente, se advirtió que en el hecho estaban involucrados grupos armados al margen de la ley que operan en el Cauca, como las disidencias de las Farc, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Ejército Popular de Liberación (EPL) y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

El hecho provocó la reacción del presidente de Colombia, Iván Duque, quien por medio de un mensaje publicado en Twitter señaló que, “Condenamos la muerte del líder estudiantil Esteban Mosquera en Popayán; expresamos nuestras condolencias a su familia. He pedido a la Policía Nacional de Colombia esclarecer este hecho. Hemos ofrecido hasta $50 millones de recompensa por información que permita la captura de los responsables”.

No sobra mencionar que, tras el incidente del ojo izquierdo, Mosquera se convirtió en un símbolo de lucha pacífica pero, también, en la imagen de la resistencia frente al uso de armas y violencia ejercidas por el Esmad, pues mediante manifestaciones artísticas como la fotografía y la música continuó liderando procesos juveniles en el Cauca.

El arte y la música son transformación. Ellas conectan las diferentes almas que hay en todo el mundo para hacer seres sinceros”, expresó el joven a Semana el año en el que perdió el ojo.

Esteban llevaba el arte en las venas, pues su pasión por los instrumentos, especialmente el piano y las percusiones. Comenzó desde pequeño y llegó a hacer parte de la banda marcial de su colegio. Una vez graduado, sus tías, que fueron las personas que se encargaron de su crianza, no tuvieron duda alguna en apoyarlo para estudiar la carrera de música. Inició su proceso profesional en la Universidad de Antioquia y posteriormente en la del Cauca, donde cursaba Música Instrumental.

Las personas que lo conocieron los describen como alguien tranquilo, soñador, activo y rebuscador. Recuerdan, incluso, que recién entró a la universidad vendía alfajores y pasaba sus tiempos libres practicando con su instrumento o con el arte de los malabares, particularmente diábolo.

Además, creía firmemente en el diálogo como el camino y celebraba cuando los jóvenes eran escuchados y habían cambios positivos.

“Este tipo de cosas quizás se nos salen de las manos, pero como artista y como músico invito siempre al diálogo. Afortunadamente después de 60 días de lucha estamos siendo escuchados. Es increíble que tengan que pasar este tipo de cosas para que nos presten atención”, dijo Mosquera al salir de la clínica en diciembre de 2018 y agregó: “al contrario del gobierno de seguir estando en guerra, deberíamos unirnos para hablar y construir cosas juntos. La solución siempre es el diálogo”.

Además de sus estudios, Mosquera también se desempañaba como reportero del medio alternativo Contra Portada, para el que hacía historias y transmisiones en vivo relacionadas con el más reciente paro nacional.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR