Exmiembros de las FARC pidieron perdón por el asesinato del gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y su asesor de paz, Gilberto Echeverri

Este sábado se llevó a cabo el evento de reconocimiento en el que el excomandante de la desmovilizada guerrilla y un grupo de excombatientes le pidieron perdón a las víctimas de este magnicidio

Exmiembros de las FARC pidieron perdón a los familiares de del gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y su asesor de paz, Gilberto Echeverri. Foto: Rodrigo Londoño.
Exmiembros de las FARC pidieron perdón a los familiares de del gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y su asesor de paz, Gilberto Echeverri. Foto: Rodrigo Londoño.

Este sábado, el excomandante de las FARC, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, y varios excombatientes de la desmovilizada guerrilla reconocieron su responsabilidad por el secuestro y posterior asesinato del gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y su asesor de paz, Gilberto Echeverri.

En un evento que se llevó a cabo en el municipio de Caicedo, occidente de Antioquia, los exmiembros de la guerrilla les pidieron perdón a los familiares de los funcionarios que fueron asesinados en mayo de 2003, junto a ocho miembros del Ejército Nacional, mientras permanecían en cautiverio.

“Escuchamos su dolor, escuchamos sus sentimientos y le expresamos también su reconocimiento y la esperanza de que algún día se nos perdone por semejante acto tan atroz que se cometió”, expresó el ahora presidente del Partido Comunes, Rodrigo Londoño.

A cinco kilómetros de este municipio en las montañas de Antioquia fueron secuestrados el 21 de abril de 2002 el mandatario departamental, Guillermo Gaviria, y su consejero de paz, Gilberto Echeverry, mientras participaban junto a miembros de la comunidad de la marcha por ‘La no violencia’.

La movilización que pedía de manera simbólica el cese de la violencia en uno de los años más convulsos de conflicto armado que ha vivido el país en su historia reciente fue interrumpida por miembros de las FARC que tomaron en cautiverio a los dos dirigentes políticos, que fueron asesinados un año después, luego que sus secuestradores sintieron la presencia de las tropas del Ejército.

“Yo he vivido en paz desde que mataron a Guillermo, con un dolor infinito, pero en paz. A ellos les he dicho siempre: reconozcan su responsabilidad en los hechos, que sea un perdón el que vienen a pedir, que nazca de su corazón”, aseguró la esposa del gobernador asesinado, Yolanda Pinto, durante el evento de reconocimiento y perdón liderado por la Comisión de la Verdad.

De igual manera, los exintegrantes de la guerrilla de las FARC, en compañía de miembros de la Comisión de la Verdad, concluyeron el recorrido desde el puente El Vaho, donde fueron secuestrados Gaviria y Echeverri, hasta el casco urbano de Caicedo, donde concluiría aquella marcha hace 19 años.

Esta es una cita histórica, que concuerda con los encuentros liderados por la Comisión de la Verdad entre victimarios y víctimas del conflicto armado en Colombia que buscan contribuir a la búsqueda de la verdad, la reparación, y la no repetición de estos actos que marcaron la historia del país y dejaron heridas profundas.

“Yo, rencor como tal, pues no siento. Pero todavía no estamos en el perdón, todavía faltan dar pasos para entregar ese perdón”, aseguró el hijo del gobernador, Daniel Gaviria.

SEGUIR LEYENDO

<br/>

TE PUEDE INTERESAR