Turistas santandereanas murieron tras accidentarse en una motocicleta durante sus vacaciones en San Andrés

Íngrid Villamizar y Érica Lozano fallecieron por los graves traumatismos que les dejó chocar contra un bus mientras conducían una moto en velocidades altas. Las autoridades investigan los hechos

Dos santandereanas murieron tras accidentarse en una motocicleta durante sus vacaciones en San Andrés. Foto: Colprensa
Dos santandereanas murieron tras accidentarse en una motocicleta durante sus vacaciones en San Andrés. Foto: Colprensa

San Andrés y Providencia, archipiélago al norte de Colombia, no es ajeno a los accidentes de tránsito protagonizados por turistas que conducen cuatrimotos y motocicletas en altas velocidades. El pasado 4 de agosto, se conoció que dos mujeres provenientes de Girón, municipio de Santander, murieron trágicamente en medio de unas vacaciones familiares.

Según informó el medio Vanguardia, Íngrid Tatiana Villamizar, de 31 años, viajaba junto a su padre, su hermano, su hijo de ocho años y su prima, Érica Lozano. El Tiempo informó que las vacaciones fueron planeadas para celebrar un cumpleaños de uno de los miembros. Sin embargo, según el medio santandereano, también fue una manera de amenizar la situación familiar tras la muerte de la madre de Villamizar, quien falleció dos meses atrás por covid-19 y conmocionó a la familia.

A pesar del buen transcurso del viaje después de cuatro días desde su llegada a la isla, Íngrid y Érica decidieron alquilar una motocicleta de tipo BWS que haría que un viaje para alegrar a la familia terminara en tragedia.

Foto: suministrada a Vanguardia
Foto: suministrada a Vanguardia

El testimonio del medio local afirma que, con Villamizar al volante, ya que también poseía una moto similar, la mujer sintió confianza y aceleró la velocidad. A la altura del sector La Piscina, ubicado al occidente de la isla, supuestamente, la mujer invadió un carril en el que iba un bus de transporte intermunicipal en sentido contrario y colisionó.

Íngrid, quien iba al volante, murió de forma inmediata por la gravedad de los traumatismos que presentó al chocar. Por otro lado, Érica, quien iba detrás, luchó por su vida en un centro asistencial en el que fallecería horas después de ser admitida.

De acuerdo con el mismo medio, los cuerpos se encuentran en Medicina Legal de Barranquilla. Hasta el pasado miércoles, la familia esperaba que los restos de ambas fueran trasladados a Girón.

Las reacciones

La familia de ambas, la cual ya habría sobrellevado una dura pérdida por la muerte de la madre a causa del covid-19, se encuentra consternada por el trágico accidente.

Albert Villamizar, hermano de una de las víctimas, se quejó sobre falsos clamores de ayuda difundidos en redes. “Estaban publicando en redes que necesitábamos ayudas, se estaban aprovechado del dolor ajeno. El seguro fúnebre cubre los gastos, igual el SOAT de la moto”, aseveró, según Vanguardia.

Además, entre lágrimas, lamentó la muerte porque “era la única mujer de nosotros, mi mamá se nos fue y ahora ella”.

Por su parte, la Cooperativa de Buses Urbanos de San Andrés Isla (Coobusan) emitió un comunicado lamentando la muerte de ambas jóvenes expresando sus “más sinceras condolencias a los familiares y amigos de las jóvenes turistas Ingrid y Erica, y en el que resultó involucrado uno de nuestros buses que prestaba la ruta San Luís – Centro”, recogió Semana.

También se conoció que se le realizó exámenes toxicológicos y de alcoholemia al conductor, los cuales tuvieron un resultado negativo. Por su parte, según El Tiempo, la Fiscalía General de la Nación investiga los hechos que resultaron en la muerte de ambas jóvenes.

El pasado 20 de julio, a las 5 de la tarde, también se registró un accidente en el que murió Pablo Andrés Navia, de 18 años, a bordo de un carro de golf que conducía en proximidades al aeropuerto internacional Gustavo Rojas Pinilla de San Andrés.

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad de la Gobernación de San Andrés, los accidentes en las ‘mulitas’ han aumentado de manera significativa durante el año en curso, registrando 52 percances involucrando el vehículo. Según el medio El Extra, se conocen denuncias por menores de edad al volante, conductores sin licencia y bajo efecto de bebidas alcohólicas. Y, tanto como sube la accidentalidad, incrementa la presencia de los carros en el territorio insular.

SEGUIR LEYENDO: