Claudia López señaló que si llega un nuevo pico de contagios, las restricciones serán para los no vacunados

La alcaldesa de Bogotá se refirió a la posibilidad de que en Bogotá se produzca un incremento de contagios tras la llegada de la variante Delta

El Movistar Arena amplió su capacidad para seguir avanzando con el Plan de Vacunación contra el COVID-19 en Bogotá. (Colprensa-Sergio Acero)
El Movistar Arena amplió su capacidad para seguir avanzando con el Plan de Vacunación contra el COVID-19 en Bogotá. (Colprensa-Sergio Acero)

Este miércoles 4 de agosto, la Secretaría de Salud de Bogotá confirmó la circulación de la variante Delta en la capital del país, que fue identificada en cuatro pacientes tras la vigilancia genómica de la Universidad de Los Andes y las autoridades del distrito.

Cuatro de las aproximadamente 300 muestras que hemos tomado y hemos realizado secuenciación genómica resultaron positivas para la variante Delta, indicó el secretario de Salud, Alejandro Gómez.

Tras la confirmación de que esta variante contagiosa ya está circulando por la ciudad, la alcaldesa Claudia López reveló las medidas que la administración puede tomar si se llega a presentar un cuarto pico de contagios.

En conversación con Blu Radio, la mandataria aseguró que las medidas de bioseguridad y autocuidado por parte de los bogotanos serán vitales para enfrentar una nueva alza de contagios.

“No estamos como hace un año donde contagiados y no contagiados nos tocaba quedarnos en casa. Ahora resulta que cerca de la mitad de la población de Bogotá ya se ha ido a vacunar, pero muchos que podrían y deberían estar vacunados no lo han hecho porque no han querido”, puntualizó López.

Y agregó, que las medidas de restricción que se lleguen a implementar serán básicamente para quienes no se han vacunado. “Vamos a incrementar la campaña pedagógica, incrementar la vacunación y esperamos la reglamentación del Gobierno Nacional, pero estas medidas se aplicarían a quienes no se quieren vacunar”.

La mandataria insistió en la necesidad de implementar un pasaporte covid, para que esas personas vacunadas puedan tener mayor movilidad que el resto de los ciudadanos.

“Ya no tiene sentido que restrinjamos a la gente que sí se cuida y se vacuna, las restricciones las tendrán quienes no lo hagan”, precisó en la emisora.

Una mujer embarazada se prepara para recibir la vacuna de Pfizer contra la covid-19 autorizada para madres gestantes en el coliseo Cayetano Cañizares en Bogotá (Colombia). EFE/ Carlos Ortega/Archivo
Una mujer embarazada se prepara para recibir la vacuna de Pfizer contra la covid-19 autorizada para madres gestantes en el coliseo Cayetano Cañizares en Bogotá (Colombia). EFE/ Carlos Ortega/Archivo

Hasta el momento, la variante Delta no es predominante en la ciudad, ni en el país, es decir, que no es generadora de la mayoría de los contagios, pero el secretario de Salud prevé que probablemente llegue a serlo, como ha ocurrido en Estados Unidos y otros países.

Lo mejor que podemos hacer como ciudad es continuar el proceso de vacunación. Tener las dosis completas de las personas mayores de 50 años, todas ellas, las que nos están faltando. Las otras etapas de edad también están abiertas, pero déjenme insistir en completar los esquemas de vacunación de las personas que tienen 50 o más años″, indicó el funcionario.

Adicional a cumplir con la vacunación, las demás medidas de bioseguridad deben mantenerse para evitar los contagios de cualquier variante del covid-19, como el lavado de manos, el uso permanente de tapabocas, el distanciamiento social y evitar los espacios con más personas.

Hasta el momento, la información científica confirma que la variante Delta es más contagiosa, pero no hay evidencia de que pueda incrementar la mortalidad. Así mismo, todas las vacunas disponibles hasta el momento tienen efectividad sobre este linaje del covid-19, por lo que las autoridades sanitarias invitan a acelerar el cumplimiento de la vacunación, con el fin de evitar mayores contagios.

La propagación de la variante Delta del coronavirus ha hecho que el umbral de inmunidad de rebaño supere con creces el 80 % y se acerque potencialmente al 90 %, según una sesión informativa de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América celebrada el martes en los Estados Unidos.

Esto representa una vara “mucho más alta” que las estimaciones anteriores del 60 % al 70 %, porque Delta es el doble de transmisible, dijo Richard Franco, profesor adjunto de la Universidad de Alabama, en Birmingham. Cada vez está más claro que se trata de un virus muy peligroso, mucho más peligroso que el original, dijo Franco.

SEGUIR LEYENDO: