Desde este lunes los estudiantes de la UNAB podrán vacunarse dentro de la universidad

Se aplicará primeras dosis de la vacuna Moderna a todos los empleados y estudiantes mayores de 25 años de esa institución.

Según las cifras oficiales, más de cinco millones de peruanos (16 % de la población) completaron ambas dosis de la vacuna y alrededor de ocho millones recibieron la primera. EFE/Orlando Barría/Archivo
Según las cifras oficiales, más de cinco millones de peruanos (16 % de la población) completaron ambas dosis de la vacuna y alrededor de ocho millones recibieron la primera. EFE/Orlando Barría/Archivo

La intención del Gobierno nacional y las administraciones regionales y locales es que los centros educativos de todos los niveles vuelvan a abrir sus puertas antes de finalizar el año. Con esto en mente, la alcaldía de Bucaramanga (Santander), junto a la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), aplicará primeras dosis de la vacuna Moderna a todos los empleados y estudiantes mayores de 25 años de esa institución.

La vacunación a la comunidad UNAB se abrirá desde este lunes 2 de agosto y la aplicación de las dosis se hará dentro del mismo campus. Se detalló que el proceso será operado por la Clínica Foscal.

“A partir de este lunes 2 de agosto los empleados y estudiantes mayores de 25 años, matriculados en cualquier programa de pregrado y posgrado en la UNAB, podrán recibir la primera dosis de la vacuna Moderna en el pasillo de acceso al Auditorio Mayor Carlos Gómez Albarracín del campus central El Jardín, lugar habilitado para llevar a cabo esta actividad”, anunció la universidad a través de un comunicado de prensa.

Las jornadas de atención se harán de lunes a viernes, de 8 a. m. a 4 p. m. en jornada continua. Las directivas de la UNAB indicaron que el acceso de los estudiantes al puesto de vacunación será por las escaleras principales que dan al pasillo de ingreso al Auditorio Mayor. Los estudiantes deberán portar la cédula de ciudadanía, tener un lapicero, no presentar algún síntoma asociado al covid-19 y no haber tenido contacto estrecho con alguna persona contagiada en las dos últimas semanas previas (14 días).

Además, se recuerda que para poder ejecutar el proceso de forma biosegura es indispensable que quienes se inmunizan asistan al punto con el tapabocas puesto correctamente (tapando nariz y boca) y mantengan el distanciamiento entre personas,

La apertura de este punto de vacunación es posible teniendo en cuenta que la Alcaldía de Bucaramanga recibió el pasado 29 de julio 60.000 dosis de Moderna para ser distribuidas en la ciudad. Estas vacunas se aplicarán solo en los rangos de edad que ha aprobado el Ministerio de Salud nacional (MinSalud).

Las autoridades nacionales señalan que de esta forma “se amplía el rango de edades para las personas que ya pueden recibir la vacuna anticovid-19, facilitando el regreso seguro y gradual a las actividades presenciales en las instituciones de educación superior de la capital santandereana”.

Según las últimas previsiones hechas por MinSalud, la meta es que en agosto se puedan abrir los quinquenios faltantes y queden unificadas todas las etapas de vacunación, lo que incluye a jóvenes de 18 años en adelante. Las autoridades sanitarias piden desestimar las informaciones falsas que se comparten por redes sociales y cadenas de WhatsApp y hacen un llamado para que la población se acerque a los diferentes puestos a recibir las vacunas con plena seguridad.

Mientras se espera que estas estrategias ayuden a incentivar la vacunación en jóvenes y que así cada vez más instituciones de educación superior santandereanas vuelvan a la presencialidad, los colegios públicos de Bucaramanga siguen cerrados.

La tutela fue admitida por el juzgado 22 Civil de Bucaramanga el pasado 17 de julio y en esta se ordena poder aplazar, por lo menos durante el 2021, el retorno a las aulas de clase. La acción fue interpuesta por los padres de familia del colegio El Pilar, quienes alegan el riesgoso panorama que implicaría retornar a la presencialidad en el colegio por el aumento de contagios de coronavirus en la capital santandereana.

La justicia determinó suspender el regreso a las aulas hasta tanto no exista un fallo en primera y segunda instancia, lo cual tarda entre 10 y 12 días hábiles en efectuarse.

Quienes presentaron la acción de tutela argumentan que las instituciones de educación básica de la ciudad no están totalmente preparadas para el retorno de los estudiantes. De hecho, el padre de familia del colegio El Pilar, Juan Bautista Sepúlveda, fue enfático en señalar que la asociación de padres y miembros del consejo directivo tiene conocimiento de que en la institución solo hay dos baterías sanitarias para 4 mil estudiantes.

SEGUIR LEYENDO: