La misteriosa desaparición de una colombiana en Alemania: entre las incongruencias del esposo y la desesperación de la familia

Después de una supuesta celebración de aniversario entre María Sánchez Durán y su esposo, la mujer desapareció por una supuesta fuerte corriente del importante río Rin. Ahora, la familia señala contradicciones en la versión de su pareja e inició un movimiento en línea para dar con el paradero de la cucuteña.

María Sánchez Durán desapareció el pasado 6 de junio tras salir a celebrar su aniversario con su esposo. Fotos: Facebook, Cortesía Agencia Alemana de Prensa
María Sánchez Durán desapareció el pasado 6 de junio tras salir a celebrar su aniversario con su esposo. Fotos: Facebook, Cortesía Agencia Alemana de Prensa

En el municipio ribereño de Biebesheim, ubicado en el distrito Groß-Gerau de Alemania, ocurrió una tragedia que involucra a una colombiana como la principal afectada. Se trata de Maria Goßmann, o María Magdalena Sánchez Durán, mujer cucuteña de 42 años, que salió con su esposo al famoso río Rin del país europeo y no regreso de lo que sería una celebración de aniversario junto a su pareja.

Según el testimonio de su esposo, alemán y última persona que la vio, el pasado 6 de junio, la pareja se encontraba celebrando su aniversario de conocerse e intentó nadar en el caudaloso y restringido río. Con champagne incluida, ambos se sumergieron a las aguas y, por una corriente, se hizo imposible mantenerse a flote. El hombre, quien pudo salvar su propia vida, argumenta que la mujer fue acarreada por una corriente.

Ahora, casi dos meses después, se desconoce el paradero de la mujer y, según la familia, el esposo no ha sido directo y sincero en la información suministrada a las autoridades. De acuerdo con la familia y allegados, quienes se reúnen en un grupo de Facebook llamado ‘Todos somos María’, no hay nadie quien haya visto a la mujer entrar y desaparecer del río.

“Quienes conocemos a María, sabemos que jamás haría algo que la ponga en peligro y la separe de su pequeña [hija]. Era demasiado precavida y nerviosa”, expresó el grupo en una publicación que explica su versión de los hechos, enfocada en la pequeña hija que resultó de la relación entre el alemán y la colombiana.

Además, señalan que el río tiene una alta peligrosidad y “no es recomendable para bañistas, con avisos de ‘peligro de ahogamiento’, aguas contaminadas, donde transitan barcos comerciales”, indicó la administración del grupo.

Incluso, la familia argumentó que el verano aún no llega a las aguas del Rin, las cuales, según ellos, están a 15 y 17 grados de temperatura. “Ella sabía nadar perfectamente, aunque no era de aventuras y deportes acuáticos extremos”, agregaron, quienes creen que la mujer nunca nadó ni pudo pensar en nadar las aguas del río.

Desde esas incógnitas planteadas, la familia busca saber qué pasó de mano propia. Por medio de redes sociales, ellos buscan encontrar pistas, personas que hayan tomado fotografías del río entre las 2:30 y las 3 de la tarde de ese día, y quién salvó la vida del esposo a bordo de un jetski.

El esposo les avisó dos días después de la desaparición

En una publicación de Facebook, Ximena Sánchez Durán, hermana de la mujer, aseguró que recibió la llamada de su cuñado el 8 de junio, dos días después de la supuesta desaparición de la colombiana.

“Lo primero que paso por mi cabeza era que había sido en un barco, jamás nadando en el Rin”, señaló la mujer en su publicación. En ese momento, acudió a la Policía más cercana para obtener ayuda.

“Ellos me dan una cita con traductor. Ahí mismo dejo en claro que estoy segura que mi hermana jamás entraría a nadar a ese luga, pues la conocía muy bien. Además, mi hermana tenía problemas de salud. Mi hermana tenía pánico a morir y dejar a su hija sola, por eso se cuidaba demasiado era super prevenida”, continuó.

La mujer, dice la hermana, no viajaba en avión por medio a la muerte y evitaba lugares transcurridos para evitar posibles actos de terrorismo. “Estoy en mi derecho de no aceptar una versión tan absurda”, indicó.

Además, sobre la pequeña hija, Ximena aseguró que el hombre no ha permitido contacto con la familia de la mujer. “Ahora más que nunca debemos estar para ella, solo busco tener contacto con lo único que nos queda de nuestra hermana en hija”, escribió en Facebook, pidiendo una investigación formal sobre la desparición de su hermana.

A eso, responden las autoridades alemanas, las cuales no han iniciado una investigación formal sobre los hechos.

¿Y las autoridades alemanas?

La narrativa de los medios nacionales y locales en Alemania dan por hecho la desaparición de la mujer de 42 años. Frente a esto, se reportó, el mismo 6 de junio, la búsqueda de la mujer en el Rin.

Según el medio Hessenschau, buzos, lanchas y hasta helicópteros estuvieron encargados de dar con el cuerpo de la mujer desaparecida.

Según el reporte de la Policía del distrito de Biebesheim, al entrar al agua, ambos se alejaron más y más hacia el centro del río. En el momento, el hombre, de 41 años, fue rescatado por un conductor de moto acuática y llevado a la orilla.

“La mujer se hundió en el agua y ya no se la podía ver”, contó la autoridad.

Además, resaltaron las medidas de búsqueda que se implementaron. “Amplias medidas de búsqueda por parte de los cuerpos de bomberos a ambos lados del Rin con todos los barcos disponibles”, indicó el comunicado.

Sin embargo, según reportó el medio local, el mismo día se suspendió la búsqueda de la mujer. El anhelo de la familia, que ya pierde la esperanza, es que se abra una investigación formal por la muerte de la familiar.

En Frankfurt, ciudad alemana, los allegados invitan a eventos conmemorativos de la mujer desaparecida. La invitación en Facebook es pública para este 31 de julio en la Guardia Principal de la zona urbana. Para el mismo, las personas participarán con camisas blancas y flores para celebrar a ese ser alegre, noble y luchador que llena de incertidumbre a una familia entera.

SEGUIR LEYENDO: