Jhancarlos González, el primer skater colombiano que participó en unos Juegos Olímpicos

Como la mayoría de los deportistas de skateboarding, el bogotano tuvo que superar el estigma de una disciplina que se practicaba en las calles.

Jhancarlos González en la prueba street en Tokio 2020+1. Foto: Colprensa Cortesía
Jhancarlos González en la prueba street en Tokio 2020+1. Foto: Colprensa Cortesía

Desde los parques del barrio Roma en Kennedy, al suroccidente de Bogotá, surgió la destreza de Jhancarlos González, el primer patinador olímpico colombiano de la nueva disciplina del skateboarding y quien, además, fue uno de los 15 mejores de esa primera generación que por fin logró el reconocimiento de deportistas.

Parte de esa historia la contó Tony Hawk, el rey de skate, quien fue invitado a reconocer la pista, fue comentarista de las pruebas en BBC y durante una entrevista en Tokio, afirmó: “Nos veían como una familia de inadaptados, pero ahora el mundo nos conocerá como atletas olímpicos”.

On Board Shop, una empresa y grupo de skaters en Colombia conocía mucho antes que el país el talento de Jhancarlos González en esa disciplina. Lo habían acompañado incluso a Estados Unidos donde mostró sus habilidades con grupos de ese país, sobre barandas, escaleras y otros obstáculos.

On Board Shop, además, hizo un documental en 2018 en el que habló con varios familiares del ahora deportista olímpico. Allí su mamá contó que desde pequeño era un niño inquieto y de pocas palabras, que quiso una tabla cuando vio a sus vecinos practicar.

Ella dudó en concederle el deseo porque pensaba que podría ser para mayores preocupaciones, pero finalmente le compró una de no más de 20 mil pesos que vendían cerca de la casa para entregársela en una navidad, cuando él tenía 10 años edad.

Según su mamá, el niño “casi se infarta” al recibir el regalo y así empezó a aprender. Sus familiares, que vivían con él, pensaban que ese patineta lo iba a llevar a la drogadicción o la vagancia, pero en su lugar, su afición por lograr los trucos lo terminó llevando a Tokio 2020, la primera edición de los Juegos Olímpicos en la que se incluyó la disciplina.

En las calles de Roma y el barrio Socorro tuvo que ver y convivir con diversas situaciones propias de las calles urbanas colombianas, las riñas, los riesgos, e incluso ver la violencia policial, pero continuó en su camino por formarse en el skateboarding hasta que otro deportista los ayudó a ingresar a On Board.

Jhancarlos González, Comité Olímpico Colombiano.
Jhancarlos González, Comité Olímpico Colombiano.

Jhancarlos González viajó a Estados Unidos, México y otros países para demostraciones convocadas por marcas y grupos aficionados, con cientos de videos en los que han quedado registrados sus trucos.

Ahora, para llegar a Tokio, tuvo que participar en los campeonatos puntuables en Brasil, Londres, Estados Unidos, Italia y en las competencias nacionales. En la categoría street, que es la que practica Jhancarlos, logró alzar la victoria en la competencia convocada por Fedepatín en el país.

Luego, finalmente, completó el puntaje en el Campeonato Mundial de Street en Roma, Italia, en donde ocupó el puesto 14, que sumó 7.930 puntos a su desempeño y lo ubicaron en la casilla 25 del escalafón mundial. Debido a que solo se admiten tres deportistas por país, avanzó al puesto 19 y así ganó el cupo para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Colombia, con él, se convirtió en una de las 26 naciones que clasificaron deportistas en esa disciplina.

Su mamá siempre ha sido el apoyo y, de todos los campeonatos que gana, confiesa, le ha entregado la mayor parte a ella para aportar en su sostenimiento y, aunque la mujer teme que su hijo se lastime practicando, mantiene la confianza en el talento.

Jhancarlos González, con 24 años de edad, cumplió su primera participación este domingo en la prueba street, la más complejas de la disciplina, y obtuvo un puntaje de 23.57 que lo ubicaron 5 en el heat y 15 en la clasificación general, lo que no le permitió avanzar en el grupo de los ocho mejores.

SEGUIR LEYENDO: