Hidroituango tendrá $6 billones de sobrecostos por retrasos

El proyecto de generación energética todavía requiere 2,1 billones de pesos para completar las reparaciones y adecuaciones faltantes para su entrada en funcionamiento a partir de 2022.

Ituango, 5 de abril de 2019. Cerca de un año de cumplirse la contingencia del proyecto Hidroituango, EPM avanza en su recuperación. (Colprensa - Sofía Toscano)
Ituango, 5 de abril de 2019. Cerca de un año de cumplirse la contingencia del proyecto Hidroituango, EPM avanza en su recuperación. (Colprensa - Sofía Toscano)

Empresas Públicas de Medellín (EPM) confirmó este miércoles 14 de julio que la obra de Hidroituango, que por estos días ha vuelto a ser noticia tras la oferta de venta de la participación de la Gobernación de Antioquia y la caída de la calificación de riesgo de la empresa, tendrá una inversión total de 18,3 billones de pesos, lo que implica unos sobrecostos por 6 billones de pesos.

Así se confirmó luego de que la propia empresa actualizara el valor de las inversiones que se requieren para finalizar la obra a 2,1 billones de pesos adicionales. Con estos recursos y si se cumple el plan de acción que ya está trazado, las primeras dos turbinas entrarían en operación comercial en el transcurso de 2022, mientras que las otras seis harían lo propio entre 2023 y 2025, aseguró el gerente de EPM Jorge Andrés Carrillo.

“En estos tres años de recuperación del proyecto hemos logrado avanzar a un punto en el que podemos saber hoy con mayor certeza la inversión requerida para culminar la futura central y entregar al sistema eléctrico nacional la energía que requiere el país para seguir creciendo”, manifestó al respecto el máximo jefe de la empresa pública, recordando que ese dinero extra se necesita tras la inundación que tuvo el proyecto en 2018.

En ese sentido, también reconoció que el monto exacto se viene a conocer poco más de dos años después del incidente debido a la magnitud del mismo, pues causó dificultades para acceder a todos los frentes de obra, lo que a su vez generó un alto nivel de incertidumbre con respecto al verdadero valor de las reparaciones.

“A medida que se han recuperado las zonas que estuvieron inundadas durante 10 meses, entre ellas la casa de máquinas y el complejo de túneles y cavernas, se fueron identificando con mayor precisión lo daños y las labores requeridas para culminar la recuperación y estabilización de Hidroituango”, reza un comunicado emitido por la empresa. De ahí que el valor haya pasado de los 12 billones de pesos presupuestados antes del accidente a los 18,3 billones de pesos confirmados hoy.

Dicha evaluación, agrega el documento, también demuestra que la decisión de continuar con la obra ha sido acertada, a pesar de los seis billones de pesos en sobrecostos, pues las proyecciones hacia 2061 tanto el Valor Presente Neto como la Tasa Interna de Retorno del flujo de caja de EPM, siguen presentando una tendencia al alza, por encima de la inversión hecha para la represa hidroeléctrica.

“Una vez que entre en operación la nueva central, los resultados positivos que se esperan obtener permitirán a EPM seguir siendo una empresa líder en el sector de energía, contribuyendo con los planes de desarrollo del municipio de Medellín y de los territorios en los que la Compañía tiene presencia. Adicionalmente, avanzar con sus planes de inversión en infraestructura”, agregó la compañía.

Como parte de esas previsiones, EPM augura que el proyecto Hidroituango le traerá ingresos netos comerciales anuales por entre 1,5 y 1,7 billones de pesos, dependiendo de las condiciones y precios del mercado.

Esta información se dio a conocer luego de la visita del presidente de Colombia, Iván Duque, a la obra, quien anunció que fue superada en su totalidad la contingencia que afectó el proyecto de generación de energía. El primer mandatario aseguró que el proyecto, que fue recuperado completamente, pondrá en funcionamiento la primera de las ocho turbinas para la generación de energía en junio de 2022.

Se ha recuperado el tiempo, se ha recuperado el trabajo y hoy tenemos una información que quisiera compartir con todos los colombianos, y es que para el mes de junio del 2022 esperamos tener la primera turbina funcionando y, de continuar exitosamente con el cronograma, tendremos la segunda hacia el mes de noviembre del 2022”, aseguró el jefe de Estado.

Asimismo, señaló que la infraestructura, que tiene una capacidad para generar 2.400 megavatios, es la planta más importante de generación continua de electricidad en el país, que permitirá una reducción de las tarifas del servicio energía cuando se encuentre en total funcionamiento.

SEGUIR LEYENDO: