Enrique Peñalosa se desmarca del uribismo y dice que Colombia está cerca de ser “un país desarrollado”

El político, que hace parte del sonajero para llegar a la Presidencia, defendió TransMilenio y dejó una reflexión sobre apoyar al presidente Duque.

Enrique Peñalosa, exalcalde de Bogotá / Archivo
Enrique Peñalosa, exalcalde de Bogotá / Archivo

El exalcalde de Bogotá y hasta ahora precandidato presidencial, Enrique Peñalosa, aseguró que Colombia está en vía de ser un país fructífero, al punto de decir que “estamos muy cerca de convertirnos en un país desarrollado”. El comentario lo hizo en diálogo con la emisora W Radio donde entregó detalles de su candidatura y habló de la situación coyuntural en Colombia.

Hace días, Peñalosa fue tendencia al decir que es más de izquierda que su predecesor en la Alcaldía de Bogotá, Gustavo Petro. Esta vez, se volvió a referir al tema con dicha cadena radial y agregó: “Eso de la izquierda y la derecha es carreta, porque si izquierda es trabajar por los más necesitados, entonces he sido más de izquierda que cualquier otro alcalde”, afirmó.

Sobre la situación de pobreza que ha ocasionado la pandemia, Peñalosa planteó algunas soluciones para que el país se recupere y le envió algunos consejos al Gobierno nacional.

“Mi mensaje es que estamos muy cerca de convertirnos en un país desarrollado si nos ponemos en la tarea. Antes del COVID, la pobreza se redujo a la mitad de lo que era antes, obviamente nada es suficiente porque lo que toca es eliminarla completamente”, expresó.

En otros apartes de su entrevista, Enrique Peñalosa, que pertenece a la coalición de los exalcaldes Federico Gutiérrez y Álex Char, se desmarcó de ser el candidato del Centro Democrático o como se conoce en Colombia, el uribismo: “yo no soy candidato del uribismo, yo he estado enfrentado a candidatos uribistas en las elecciones”, sentenció.

Otros temas a los que se refirió el exmandatario capitalino fueron TransMilenio, sistema de transporte del que fue propulsor durante sus dos administraciones en Bogotá y del cual, años más tarde de salir del Palacio Liévano, sigue promoviendo.

Sobre esta empresa, aseguró que “cuesta diez veces menos que un Metro” y destacó que ayuda a que se movilicen por las calles de la capital “muchísimas personas”, además,

" Logramos por primera vez que los ciudadanos se transportaran más rápido que en los vehículos particulares”.

En otros apartes, defendió al Gobierno, exhortó a la unidad y dejó una reflexión hacia el apoyo al presidente colombiano, Iván Duque: “En estos momentos debemos unirnos, lo más fácil es salir a criticar al presidente Duque, pero es difícil enfrentar unas situaciones como la pandemia y el Paro Nacional. Hay extremistas que quieren generar enfrentamientos, y en otro extremo están los que quieren que el Ejército se tome el poder”, concluyó en diálogo con W Radio.

Además, recientemente y mediante una publicación de su cuenta oficial de Facebook, el también precandidato presidencial lanzó duras críticas a quienes bloquean el transporte público y afectan el comercio. Mencionó que son una “minoría” y los invitó a ser conscientes sobre el panorama que enfrenta el país.

En el post se observa un grupo de ciudadanos que, con barricadas y separadores viales, cerraron una de las avenidas en el país. En su pronunciamiento, el exalcalde arremetió contra la Defensoría del Pueblo y dejó duros interrogantes.

“¿Qué da derecho a una minoría ínfima a impedir que los demás puedan movilizarse, usar el transporte público para ir a trabajar y tener ingresos, para sacar sus productos al mercado?, ¿Qué hace la Defensoría del Pueblo y sus miles de empleados para defender el derecho a la libre movilidad?”, criticó.

Más adelante, aseguró que cerrar las vías ocasiona una seria violación de los derechos humanos y aseguró que dentro de las manifestaciones hay “matones”: “Bloquear las vías, además de ser un delito, es una violación de los derechos humanos, como lo estipula claramente la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, precisó.

Antes de finalizar su pronunciamiento, Peñalosa le mandó un dardo a la Defensoría y aseguró que el permitir que los bloqueos se sigan presentando es señal de alianza con quienes cometen dicho delito: “Permitir que unos pocos impidan a la fuerza la movilidad de los demás, o el disfrute del espacio público por parte de los demás, es permitir el triunfo de los matones. Eso no es vida civilizada”, finalizó.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR