“No sé si estoy preparada”: Ingrid Betancourt sobre encuentro con sus secuestradores

En el cara a cara, la excandidata presidencial será una de las representantes de las víctimas frente a Rodrigo Londoño, Pastor Álape, Carlos Antonio Lozada y Guillermo Pérez Alzate.

Ingrid Betancourt (Colprensa - Luisa González).
Ingrid Betancourt (Colprensa - Luisa González).

Entre este 21 y el 26 de junio, la Comisión de la Verdad realizará la Semana de los Encuentros por la Verdad y que se enmarca, precisamente, en dos dimensiones del reconocimiento: el de responsabilidades y el de la dignificación de las víctimas.

Así es como el próximo miércoles 23 de junio, Ingrid Betancourt se encontrará con exintegrantes de las Farc, quienes harán un acto de reconocimiento de responsabilidades en los que se abordarán fenómenos como el secuestro y el asesinato de líderes ante la Comisión de la Verdad.

En el cara a cara, la excandidata presidencial será una de las representantes de las víctimas frente a Rodrigo Londoño, Pastor Álape, Carlos Antonio Lozada y Guillermo Pérez Alzate. Respecto al encuentro, Betancourt expresó que no sabe qué tan preparada está para verlos luego de varios años de su liberación.

“No sé si estoy preparada, lo veremos el miércoles, es la primera vez que voy a verlos cara a cara después de que me liberaron los militares en la Operación Jaque, que me subí en ese helicóptero. Todavía estoy como debatiendo los sentimientos al interior mío, pero quiero hacer una aproximación muy tranquila, sé lo que estoy esperando, sé lo que estoy esperando de ellos”, manifestó.

En esta visita, también se reunirá con la alcaldesa de Bogotá, Claudia López; el jefe del Comité de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, Carlos Ruiz Massieu; además de los líderes del Comité de Paro, representantes de los jóvenes, de las fuerzas políticas independientes y de empresarios

“Creo que tenemos que encontrar una forma nueva de hablarnos. Yo nunca hubiera imaginado desde lo profundo de mi cautiverio que un día tendría la posibilidad de un diálogo humano con mis antiguos captores. Lo que quiero transmitirle al país en esta situación tan difícil es que la violencia nunca ha sido ni será la solución. Todos queremos la paz, pero la paz necesita un cambio profundo de nuestra relación con el otro”, sostuvo Ingrid.

Asimismo, en diálogo con Caracol Radio, Betancourt aseguró que no fue una decisión fácil de tomar, pero dijo que lo hizo por el acompañamiento del padre Francisco de Roux.

“Me costó trabajo tomar la decisión y lo hago porque estamos de la mano de Francisco de Roux y esa aproximación del padre la valoro y debemos mandarle un mensaje a Colombia de que nos podemos mirar de otra manera”, expresó.

Por su parte, este lunes Betancourt se reunió con el presidente Iván Duque para entablar una conversación sobre la crisis que vive el país. Aunque fue un encuentro a puerta cerrada, de acuerdo con El Tiempo, la colombiana, que actualmente reside en Francia, aseguró que habló sobre las manifestaciones que aún persisten en el país.

“Nuestros muchachos, nuestra juventud, en particular la juventud pobre de Colombia, es considerada como delincuente por el hecho de ser pobre y joven, es decir, de eso tenemos que salir, las personas que están protestando no son terroristas, no son vándalos”, señaló.

En el encuentro, también estuvo presente el padre Francisco de Roux y allí se abordó el tema del impacto que han generado los hechos de brutalidad policial sobre la imagen de Colombia a nivel internacional.

“Ha habido una condena muy fuerte de lo que sucedió, es decir, yo creo que, en Europa en particular, pero yo sé que también Estados Unidos, las imágenes de la confrontación con la Fuerza Pública con jóvenes ha sido muy lesiva para la imagen y el buen nombre de nuestras instituciones”, detalló.

SEGUIR LEYENDO: