Luz verde para el proyecto que reduce las vacaciones de los congresistas

La iniciativa deberá ser discutida por ambas corporaciones del Congreso en un total de cuatro debates, que definirán si el receso legislativo se reduce por un mes, o se queda como ha venido funcionando hasta ahora.

Vista general del Congreso de Bogotá. EFE/Leonardo Muñoz/Archivo
Vista general del Congreso de Bogotá. EFE/Leonardo Muñoz/Archivo

En cuarto debate, la Plenaria del Senado aprobó el proyecto de acto legislativo que busca el recorte del receso legislativo en el Congreso, o lo que es lo mismo, la reducción de las vacaciones de los parlamentarios colombianos, reduciendo en un mes su descanso, de los cuatro que tenían hasta ahora. De esta manera, los parlamentarios regresarían a sus funciones el 16 de febrero y no el 16 de marzo como sucede en este momento.

“Ocho meses no son suficientes para legislar y ejercer control político en el Congreso. Este es un mensaje que se esperaba y es que el Congreso es capaz de renunciar a algunos de sus privilegios”, dijo al respecto el autor del proyecto y representante a la Cámara Gabriel Santos, quien celebró la decisión tomada justo antes de que él y sus colegas salgan a vacaciones, marcando el fin de la tercera legislatura de este gobierno.

El mismo representante del Centro Democrático informó que el informe de ponencia expuesto en la tarde de este viernes 18 de junio fue aprobado por unanimidad con 88 votos a favor y ninguno en contra. De igual manera, reconoció que este es sólo el inicio de un arduo camino para el proyecto, que ahora debe pasar por cuatro debates más: dos en Cámara y dos en Senado.

Valga señalar que, la propuesta ha contado con varios simpatizantes, incluido el senador del Centro Democrático Santiago Valencia, quien señaló que, “este proyecto no es para hacer más leyes sino para mejorar las que hacemos, para tener más calidad en los debates. Nos permitirá tener más tiempo para hacer mejor nuestro trabajo. Este es un poderoso mensaje sobre todo en estas épocas difíciles para las instituciones”.

También tuvo apoyo en bancadas usualmente contrarias a las del partido de gobierno, como la Alianza Verde, representado por Juanita Goebertus en la Cámara y Angélica Lozano en el Senado. Esta última comentó por medio de un video que, “aquí estamos firmes acompañándolo, con la tristeza del proyecto de Especialidad Agraria, sufrimos con Gabriel detrás de que anunciaran para este debate que se va a dar ahora y para el nuestro que se hundió, pero aquí estaremos para que sea realidad el proyecto” de recorte del receso legislativo.

Bien señala Lozano que llevar el proyecto a la sesión de hoy fue un logro, no sólo porque es extraño que los congresistas legislen contra sí mismos —de hecho, esta es la primera vez que un proyecto de este tipo llega tan lejos, según Santos— sino también porque se trataba de una reforma de carácter constitucional, pues la regulación que dictamina los tiempos de descanso está estipulada en el artículo 138 de la Constitución. Esto, a su vez obligaba a que la propuesta tuviera que superar cuatro debates antes del final de esta legislatura, el 20 de junio, para no hundirse.

“Esto significa algo de legitimidad para el Congreso, legislar en contra de nuestros intereses por primera vez en la historia y abrir la puerta para las grandes reformas que se requieren”, insistió el representante del Centro Democrático.

Las vacaciones de los congresistas siempre han sido un punto delicado desde la perspectiva de las funciones de los mismos. Valga recordar la crítica lanzada por el senador Gustavo Bolívar a finales del año pasado, cuando señaló que. “Hoy los Congresistas salimos a vacaciones por 3 meses. Nos pagarán más de 100 millones sin ir. Toda una infamia para con un país que sufre el desempleo y el hambre derivados de la pandemia y de un mal gobierno. En este video propongo una solución a esa injusticia”.

Habrá que esperar por lo que le depara el futuro a este proyecto durante la legislatura que arranca el 20 de julio de este año.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR