Congreso aprueba proyecto que reduciría la jornada laboral sin afectar el sueldo

En medio de la aprobación de la normativa se determinó que aunque se autoriza el cambio, este se hará de forma progresiva hasta llegar a las 42 horas que propone la iniciativa.

Ranking de los 100 mejores empresas para trabajar según estudio de Merco Colombia 2021. Imagen de referencia.
Ranking de los 100 mejores empresas para trabajar según estudio de Merco Colombia 2021. Imagen de referencia.

La Cámara de Representantes de Colombia anunció, este 17 de junio en la noche, que aprobó en último debate el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral en el país. Con esta propuesta se pretende que los ciudadanos ya no trabajen 48 horas a la semana, sino solo 42, sin afectar negativamente el salario que actualmente recibe cada persona.

En medio de la aprobación de la normativa se determinó que aunque se autoriza el cambio, este se hará de forma progresiva. Esto quiere decir que durante el primer y segundo año en el que se implemente el proyecto, la jornada se reducirá en una hora; luego, a partir del tercer año y en adelante, el ciclo empezaría a bajar de a dos horas por año hasta llegar a las 42 horas que propone la iniciativa.

Hay que resaltar que este cambio se empezaría a aplicar hasta dentro de dos años, es decir, que la meta de la reducción de la jornada laboral (42 horas) se verá reflejada es en 2026.

Este proyecto fue impulsado por el partido de Gobierno, el Centro Democrático. De hecho, el expresidente Álvaro Uribe fue uno de los que impulsó la iniciativa cuando era senador.

“Hay una serie de beneficios y es justo que se generen esta serie estas compensaciones a los trabajadores, creo que esta es una medida que le ayuda a Colombia mientras más legitimidad social haya para las empresas”, dijo Uribe.

Así mismo, una vez se conoció la aprobación de la normativa, el representante a la Cámara por el Centro Democrático Edward Rodríguez aseguró que este cambio se traduce en “más productividad para las empresas y mejor calidad de vida para los trabajadores”.

Pero a pesar de estas afirmaciones, varias organizaciones, incluido el mismo gobierno del presidente Iván Duque, argumentan que la normativa generaría más obstáculos para formalizar el empleo.

Por su parte, la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) señaló que este proyecto encarecerá los costos laborales de las empresas. Su presidente, Bruce Mac Master, señaló que este cambio aumentaría costos para la creación de empleo. Además, según el análisis realizado por la agremiación, en promedio, las empresas tendrán que cargar con un costo semanal de $85.309 por persona para cubrir las ocho horas.

En el documento de los ponentes de la propuesta, se estima que las empresas contratarían más trabajadores, al mismo costo, para suplir las horas no laboradas, si se aprueba el proyecto de ley; pero, según los gremios, la probabilidad de que opten por pagar horas extra y recarguen de trabajo a los empleados es bastante alta. Dado que, actualmente, son 6,2 millones de personas las que trabajan más de 40 horas a la semana, el 81 % del total, el costo anual de las horas no laboradas alcanzará los $26,9 billones y tendrá un impacto del 2,7 % del PIB.

Para Alemania, señala el documento, la reducción de la jornada laboral no tuvo efectos positivos en los 80 y 90. En Francia, debido a la reducción de 40 a 39 horas en 1982 se incrementó el desempleo. Igualmente, entre 2000 y 2002, se redujo la jornada de 19 a 35 horas laboradas, pero no significó ningún aumento en la tasa de empleo del país europeo. Estos ejemplos citados por la Andi apuntan a señalar que este proyecto de ley, a pesar de proponer beneficios para los empleados, afectaría gravemente la economía del país.

Señala el análisis que los esfuerzos se deben centrar en controlar, efectivamente, “el respeto de las jornadas legales actuales”. Además, estas cifras, que no cuentan con el estudio profundo del impacto de la coyuntura, y el incremento sostenido del desempleo, le permiten a la Andi asegurar que esta normativa agravaría significativamente la generación de empleo debido a los incrementos relativos de los nuevos costos laborales.

También es importante mencionar que el Ministerio de Hacienda envió su concepto negativo frente al proyecto, pero aún así los congresistas de la Comisión Séptima de la Cámara aprobaron el texto.

SEGUIR LEYENDO: