‘La chiqui’ y ‘La muda’, las extorsionistas al servicio de tenebrosa banda delincuencial en Barranquilla

A bordo de un taxi y a plena luz del día, dos mujeres estaban encargadas de recolectar, a nombre de la banda ‘Los Costeños’, las llamadas ‘vacunas’ a los comerciantes de la capital del Atlántico.

A bordo de un taxi y a plena luz del día, dos mujeres estaban encargadas de recolectar, a nombre de la banda ‘Los Costeños’, las llamadas ‘vacunas’ a los comerciantes de la capital del Atlántico. Foto: Colprensa
A bordo de un taxi y a plena luz del día, dos mujeres estaban encargadas de recolectar, a nombre de la banda ‘Los Costeños’, las llamadas ‘vacunas’ a los comerciantes de la capital del Atlántico. Foto: Colprensa

La banda delincuencial ‘Los Costeños, formada por colombianos y extranjeros de origen venezolano, logró amplificar su entramado criminal de manera rápida y ágil por todo el Atlántico. Sin embargo, las autoridades no dejan de darle duros golpes a la nueva organización que centra sus labores en Barranquilla, Soledad y Galapa. El pasado 20 de abril, la Policía Metropolitana de Barranquilla logró la captura de alias ‘Hector’, líder de la banda quien tenía cerca de 190 hombres bajo su mando.

A pesar del debilitamiento, se conoció la manera en la que operaban su tenebrosa red de extorsiones a comerciantes en Barranquilla y, contra cualquier paradigma de cómo funcionan las bandas de delincuentes; las que lideraban la actividad eran dos hermanas que, a plena luz del día y a bordo de un taxi, lograban intimidar a las víctimas.

Se trata de Yoselin Carolina Ysea Roque, alias ‘La chiqui’, y su hermana Gladianis Ysea Roque, alias ‘La muda’. Las mujeres, extranjeras de origen venezolano, se encuentran en poder de las autoridades; sin embargo, el medio local Zona Cero reveló el ‘modus operandi’ de las peligrosas delincuentes.

Tanto ‘La chiqui’ como ‘La muda’ no parecían tener miedo a ser descubiertas. Los cobros se hacían a plena luz del día y a bordo de un taxi conducido por Pedro Herrera, alias ‘Romeo’, quien usa la fachada de taxista de la red ’322′ para militar en ‘Los Costeños’.

Tal como se ve en los videos revelados por el medio, las mujeres cobraban los dineros en ropa casual y sin mirar tras sus espaldas. Por las rejas del comercio, las mujeres recibían el dinero casualmente y, sin decir más, se retiraban del lugar e el taxi de marca ‘Kia’.

Las cuotas estipuladas eran de difícil pago. Según el medio, la ‘cuota inicial’ de la extorsión constituía millones de pesos y, de ahí, pasaban a darles a las mujeres una cuota semanal de menor cuantía.

Los roles de las hermanas

La joven Yoselin Carolina Ysea, capturada el pasado 9 de marzo de 2021, tenía fuertes relaciones laborales, sentimentales e, inlcuso, sexuales con los delincuentes de la banda. Al cobrar las extorsiones, ‘La chiqui’ le rendía cuentas telefónicamente a Carlos Alberto Ortiz Blanco, alias ‘Cachete’, preso en La Modelo de Bogotá, quien sería el verdadero líder de la banda.

Con otro preso que hablaba era Tommy Joel Zerpa Brito, alias ‘Tommy masacre’, recluido en Popayán, con quien dialogaba de las extorsiones a parqueaderos y comercios en el centro de Barranquilla. Además de hablar de negocios, el hombre que se encuentra preso por asesinar a un tendero sostuvo una relación física con la mujer. En una conversación en poder de las autoridades, el delincuente también habría afirmado que el jefe máximo se encontraba enamorado de ella.

Por otro lado, Gladianis Ysea fue capturada el 26 de marzo de 2020 junto a otros 14 miembros de la banda. El Gaula de la Policía del Atlántico y el Comando Especial Antiextorsión interceptaron varias llamadas y determinaron que la mujer también se encargaba de entregar panfletos amenazantes de la institución.

Sus rutas extorsivas las realizaba por el Hospital de Barranquilla, en el centro de la ciudad, y atacaba a farmacias, establecimientos de comercio variado y a prostitutas. En varias ocasiones, las autoridades lograron evidenciar que la mujer también le daba a los sicarios nombres de los comerciantes que no pagaban la extorsión.

Ella, como su hermana, también era cercana a ‘Cachete’. Según el medio, Gladianis también se encargaba de asegurarse de que no hubiera otros delincuentes hurtando a los negocios que la banda maneja. Entre ‘Romeo’ y ‘La muda’, amenazaron de muerte a una ladrona que interfirió en una cuota de las vacunas recibidas por ‘Los Costeños’.

SEGUIR LEYENDO: