Caso de Sergio Urrego: por qué es clave la declaración del exdocente Mauricio Ospina

Este jueves 22 de abril, un juez escucha en audiencia al exprofesor de educación física del colegio Gimnasio Castillo Campestre, donde estudió el joven de 16 años que terminó con su vida tras sufrir varios actos de discriminación.

Bogotá, 14 de febrero de 2020. Alba Lucía Reyes, madre de Sergio Urrego (qepd), habla sobre el inicio del juicio en contra de Azucena Castillo, exrectora del colegio Gimnasio Campestre de Bogotá. (Colprensa – Camila Díaz).
Bogotá, 14 de febrero de 2020. Alba Lucía Reyes, madre de Sergio Urrego (qepd), habla sobre el inicio del juicio en contra de Azucena Castillo, exrectora del colegio Gimnasio Campestre de Bogotá. (Colprensa – Camila Díaz).

Sergio Urrego, de tan solo 16 años, se suicidó el 4 de agosto de 2014 al parecer por los actos discriminatorios que sufrió en el colegio donde estudiaba, el Gimnasio Castillo Campestre. Siete años después, Mauricio Ospina, quien fue su profesor de educación física testifica ante en medio del juicio que se adelanta en contra de la exrectora de la institución educativa, Amanda Azucena Castillo.

El juez penal ya escuchó las declaraciones de Alba Lucía Reyes (mamá de Sergio), Danilo Pinzón (novio de Sergio) y Henio Pinzón (papá de Danilo), todas públicas, por lo que este jueves hubo controversia al conocerse que la audiencia de Ospina sería privada, bajo el argumento de “garantizar la integridad del testigo”.

La Fundación Sergio Urrego denunció que se trataría de censura al no permitir que los medios de comunicación obtengan la declaración de Ospina. “Denunciamos CENSURA en el caso de Sergio Urrego. ¡Se está restringiendo el acceso a la audiencia a los medios de comunicación cuando la audiencia es pública! ¿Quieren silenciar el caso de discriminación y homofobia más indignante del país?”, dijo la fundación.

La importancia dentro del caso de que Mauricio Ospina testifique radica en que él fue el principal detonante del acoso escolar y discriminación hacia Sergio Urrego y Danilo Pinzón tras decomisarle el celular a una compañera de los jóvenes, en el que había una foto de ellos besándose, hecho que terminó reportándolo como indebido y en contra del manual de convivencia.

En 2015 el profesor Ospina iba a ser llamado a imputación de cargos; sin embargo, el fiscal de entonces consideró que no había razones suficientes para hacerlo. No obstante, para la defensa del caso de Sergio Urrego es claro que la discriminación y el constreñimiento que ejerció el docente sobre el joven tuvo directa vinculación con los hechos que desencadenaron su suicidio, ya que a partir de aquel momento empezó la persecución sistemática por parte de las directivas del colegio.

La revelación de Danilo Pinzón

Sobre este caso, el pasado 20 de abril, Danilo Pinzón, expareja de Sergio, dio su testimonio por primera vez después de siete años de lo sucedido. El joven de 23 años fue testigo de la Fiscalía General de la Nación contra la exrectora del colegio Gimnasio Castillo, Amanda Azucena Castillo, por discriminación y actos de homofobia.

Una de las razones que también habrían conllevado al suicidio de Sergio Urrego, ahora símbolo de la lucha contra la discriminación de la comunidad LGBTIQ+ en Colombia, fue la falsa denuncia por acoso sexual que instauraron en su contra los padres de Danilo Pinzón.

Pinzón aseguró que su relación con Urrego era consensuada y que sus padres fueron obligados a señalar a Urrego como una exigencia para que él se pudiera graduar de bachillerato en el plantel educativo Gimnasio Castillo Campestre.

“En grado 11 tuvimos un acercamiento y empezamos una relación sentimental consentida por ambos lados”, dijo el joven en la audiencia.

“Mis padres lo sabían y todo el mundo lo sabía. La psicorientadora y la directora Azucena Castillo sabían que era una relación totalmente consensuada, así que en ningún momento fue un secreto”, agregó.

El joven indicó que hubo una persecución contra él y contra Urrego por su orientación sexual, luego de que se conociera una foto de ellos en la que se daban un beso, por lo que la rectora Castillo los amenazó con contarles a sus padres de su relación, además de tener que confesar que era gay a los 16 años, cuando no estaba preparado psicológicamente para ello.

“Me obligó Amanda Azucena Castillo a contarles a mis padres sobre mi orientación sexual sin mi consentimiento y mucho menos sin mi aprobación (…), es muy difícil ser homosexual en este país para que alguien lo obligue a uno a salir del closet de esa manera, pero, aun así, me vi en la obligación con escasos 16 años, de tener que hacerlo”, Danilo Pinzón quien fue novio de Sergio Urrego.

SEGUIR LEYENDO: