Nuevos enfrentamientos en Argelia, Cauca, dejan 14 muertos

Un grupo de disidentes de las Farc se enfrenta desde esta mañana con miembros de la tercera división del Ejército colombiano. También hay siete militares heridos.

Argelia, Cauca. / Colprensa
Argelia, Cauca. / Colprensa

El Ejército Nacional de Colombia confirmó que, desde la mañana de este sábado 17 de abril se vienen registrando nuevos enfrentamientos entre miembros de la fuerza pública e integrantes de las disidencias de las Farc en el municipio de Argelia, en el Cauca. Los combates ya dejan once personas dadas de baja.

La confirmación llegó de parte del comandante del Ejército, general Eduardo Enrique Zapateiro, quien por medio de su cuenta de Twitter informó que, “Unidades de la tercera división del Ejército reportan combates en el Plateado, Argelia, Cauca. Diez integrantes del GAO-r Carlos Patiño fueron neutralizados”.

Desde la tercera división también señalaron que el otro fallecido es un suboficial del Ejército, al que se suman otros siete militares heridos y un helicóptero Black Hawk de la Fuerza Aérea que resultó afectado por una granada. Por su parte, Zapateiro denunció que varias personas decidieron mover los cuerpos de los disidentes de manera irregular, “interfiriendo en los actos urgentes de las autoridades competentes”.

Momentos después, el Ministerio de Defensa emitió un mensaje rectificando que no eran diez sino 14 los miembros de la disidencia dados de baja en combate. De igual forma, informó que el militar fallecido era el cabo tercero Diego Ricardo Gómez Chávez. De igual forma, el alcalde de Argelia confirmó que los combates provocaron el desplazamiento de 150 personas.

Cabo tercero Diego Ricardo Gómez, muerto en combates en Argelia, Cauca. / Ejército Nacional
Cabo tercero Diego Ricardo Gómez, muerto en combates en Argelia, Cauca. / Ejército Nacional

Los daños, agregó el general, se deben a que “las tropas, buscando proteger a la comunidad, fueron atacadas mediante el empleo indiscriminado de artefactos explosivos”. Sin embargo, fueron capaces de sacar provecho de la situación al no sólo salir victoriosos del combate, sino también incautar una ametralladora, tres armas largas, tres cortas y una cantidad considerable de municiones. De igual manera, recibieron a un presunto integrante de la mencionada estructura criminal, quien se someterá a la justicia.

De acuerdo con varios reportes de medios locales, como Última Hora Cauca y Sucesos Cauca, los combates iniciaron hacia las 5:30 de la mañana y obligaron a los miembros del Ejército a trasladar a sus heridos hacia el Hospital Universitario San José de Popayán. Cuatro de ellos ya fueron de alta, dos se encuentran en observación y uno entró en Unidad de Cuidados Intensivos.

Por su parte, el líder social Walter Aldana explicó a El Espectador que los enfrentamientos hacen parte del crudo conflicto en el que se encuentran enfrascadas esas dos fuerzas y al menos otras seis, incluido el Ejército de Liberación Nacional, ELN, en todo el departamento del Cauca, donde también se han registrado carros bomba —en Caorinto— y hasta asesinatos de miembros del CTI de la Fiscalía —en Caloto—.

“Lo que hay al día de hoy en el departamento del Cauca es la presencia de ocho o diez grupos armados ilegales que en los territorios manejan un ejercicio de poder y de dominio. Se pelean entre ellos ese dominio territorial. Pero quien está en el tiempo que esté, es la autoridad en el territorio. Tenemos desde hace más de un año, desde antes de la pandemia, toque de queda desde las 7 de la noche”, dijo a ese medio.

No hay que olvidar que el recrudecimiento de la violencia viene registrándose desde finales de marzo pasado, cuando también en las calles y hasta la plaza central del corregimiento de El Plateado se vieron enfrentamientos entre la estructura residual Carlos Patiño y el frente José María Becerra del ELN.

Según explicó en ese momento Juan Manuel Torres, de la fundación Paz y Reconciliación a RCN Radio, “lo que se vivió fue un combate en las calles del pueblo, con armas largas, con granadas, con tatucos”. Por ese motivo, “cientos” de personas habrían huido hacia otras veredas, corregimientos e incluso hacia la cabecera municipal, en busca de refugio. Para ello, se han utilizado principalmente las iglesias del municipio.

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, la confrontación que había iniciado el viernes 26 de marzo se extendió hasta el sábado inmediatamente siguiente, en horas de la tarde y tuvo como consecuencia el desplazamiento masivo de por lo menos 2.000 personas.

SEGUIR LEYENDO: