Capturan a sujeto que, en un solo día, se robó más de 30 celulares en Bogotá

El ladrón ya había estado un buen tiempo privado de la libertad en la cárcel La Modelo, donde pagó una condena por hurto agravado y calificado.

Foto: captura video Policía Metropolitana de Bogotá
Foto: captura video Policía Metropolitana de Bogotá

En las últimas horas, en el sur de la capital, la Policía Metropolitana de Bogotá capturó a un ladrón que con arma de fuego intimidaba sus víctimas y las despojaba de sus celulares. Lo más sorprendente del caso es que, cuando lo capturaron, encontraron más de 30 celulares en su males, los cuales habían sido hurtados en el transcurso 24 horas.

La captura tuvo lugar en el barrio Marruecos, en la localidad de Rafael Uribe Uribe, al sur de la ciudad, durante labores de patrullaje, vigilancia y control que la Policía desarrollaba en la zona donde estaba el hombre, al que desde hace varias semanas, según reportó Arriba Bogotá, lo tenían en la mira.

Al detener al hombre y solicitarle sus documentos y bolso para una requisa, los uniformados se encontraron con que el hombre portaba dentro del morral 36 celulares de diferentes gamas y dos tablets, objetos que, según las autoridades, “habrían sido hurtados en el transcurso del día”.

Foto: captura video Policía Metropolitana de Bogotá
Foto: captura video Policía Metropolitana de Bogotá

El hombre fue interceptado por las autoridades en la carrera 5L con calle 49C, barrio Marruecos, zona en la que aparentemente robaba los dispositivos tecnológicos valiéndose de un revólver calibre 32 Smith y Wesso para intimidar a sus víctimas. Además, portaba cartuchos de sobra para dicha arma de fuego.

La estación de Policía Rafael Uribe viene adelantando una lucha frontal contra el hurto a personas y el hurto a celulares en la localidad. Es así como el día de hoy se presenta la captura de un sujeto que presenta anotaciones por el delito de hurto calificado y se dedica a robar las pertenencias y celulares de las personas”, informó el mayor Jhonathan Moreno, comandante de Policía de la localidad Rafael Uribe Uribe.

Además, el oficial agregó que al hombre se le incautó “un arma de fuego, con 22 cartuchos para la misma, 36 equipos móviles y dos tabletas. Fue puesto a disposición de la autoridad competente por el delito de porte y tráfico de arma de fuego y municiones” e invitó a los ciudadanos a denunciar los casos de hurto a través de las líneas 123 o de los cuadrantes.

El hombre de 35 años, también fue denunciado por la comunidad y las autoridades aseguraron que se hará lo posible para “determinar la procedencia de los celulares y regresárselos a sus dueños”. Alerta Bogotá agregó que el hombre se hacía pasar por reciclador en el barrio, pero que varias personas ya lo tenían identificado como ladrón y se hacía llamar alias ‘Carcasa’.

Entre los celulares que robó el hombre, en al menos 24 horas, había dispositivos de todo tipo, desde ‘flechas’ hasta celulares de alta gama que pueden llegar a costar más de un millón de pesos nuevos. A la emisora, el mayor Malagón informó que el sujeto al ver un cuadrante de la institución se puso nervioso y al ser requisado, le hallaron esa mercancía sin el respectivo soporte de compra y además el arma con la munición de sobra.

Foto: captura video Policía Metropolitana de Bogotá
Foto: captura video Policía Metropolitana de Bogotá

Ya que los dispositivos no contaban con un soporte legal, fueron dejados a disposición de las autoridades, quienes también trabajan en la identificación de las víctimas de robo del hombre para que sus denuncias se puedan añadir al caso en su contra.

Sin embargo, este delincuente ya tiene un prontuario criminal bastante amplio según pudieron corroborar las autoridades. Señalaron que este ladrón estuvo un buen tiempo privado de su libertad en la cárcel La Modelo, donde pagó una condena por hurto agravado y calificado.

Su salida de la cárcel fue reciente y, con esta captura se demuestra que el hombre no esperó muchos días después de recuperar su libertad para volver a sus viejos hábitos criminales. Actualmente, se encuentra en la URI de Molinos, donde se lleva a cabo su proceso de judicialización.

SEGUIR LEYENDO: