Empresario colombiano Carlos Mattos, a un paso de su extradición desde España

El industrial, hasta hace algún tiempo el representante de Hyundai en Colombia, tiene abierta una por soborno desde el 2018.

/ Colprensa
/ Colprensa

El empresario Carlos Mattos se presentó ante la Audiencia Nacional de España, para responder por el requerimiento del Gobierno colombiano, que lo pidió en extradición por presunto soborno.

De acuerdo con la w, allegados al caso explicaron que el empresario fue sometido a un examen médico para verificar su estado de salud, Los resultados se darán ha conocer la próxima semana. Posteriormente, la Audiencia Nacional de España iniciará con el trámite formal de extradición, en caso que el empresario esté en condiciones para ser trasladado.

De acuerdo con la W, la defensa del empresario mediante el examen y por el mal estado de salud que se encuentra pretende que no sea extraditado a Colombia, sino que sea juzgado en España. La defensa presentó informes que alegan que mandarlo a Colombia es contraproducente para su salud por el Covid y el sistema de salud de las cárceles.

El ministro de Justicia colombiano ya está enterado de la situación, por lo que está a la espera de que la justicia española defina si entrega a Mattos, para enviar una delegación con la Dijín de Policía, para definir una eventual detención.

Esto en respuesta a que el 16 de febrero, se informó que el gobierno español autorizó la extradición a Colombia del empresario, de doble nacionalidad señalado de pagar sobornos a funcionarios judiciales en un pleito con la multinacional surcoreana Hyundai.

“Se recibió por el canal diplomático la notificación de España sobre la concesión de la extradición de Mattos”, dijo un portavoz del Ministerio del Exterior colombiano.

Es importante señalar que la Fiscalía General de la Nación abrió un proceso contra Mattos en enero de 2018 por pagar al menos 2.600 millones de pesos a dos jueces de Bogotá y varios funcionarios de la rama judicial, para conseguir que fallaran medidas cautelares a favor de la empresa Hyundai Colombia Automotriz, presidida por el empresario.

En primer lugar, Mattos habría pagado al menos 2.500 millones de pesos entre 2015 y 2016 a varios funcionarios judiciales y al juez Reinaldo Huertas para que desviaran una demanda en contra de Hyundai hacia el despacho de este último, para que el mismo fallara medidas cautelares a favor del primero y ordenara que el fabricante surcoreano no pudiera hacer negocios en Colombia con nadie diferente.

Cuando el caso avanzó y Neocorp continuó buscando la representación de la marca automotriz en Colombia, Mattos respondió con un nuevo juego de tutelas, para que la jueza Ligia del Carmen Hernández ordenara inspeccionar una filial de su competencia. Para ello, le pagó por lo menos 100 millones de pesos. No obstante, esta última fue descubierta por la Fiscalía y en 2019 recibió una condena de dos años de prisión.

Mattos fue finalmente descubierto por las compras de contado hechas por el juez Huertas y la lentitud en el sistema de repartos en el Centro de Servicios Judiciales de los juzgados civiles de Bogotá. Tras perder la representación de Hyundai de forma definitiva y ver cómo comenzaba a destaparse el escándalo, en 2018, el empresario termina trasladándose hacia España, alegando que se dirigía a dicho país para recibir tratamiento médico problemas de salud.


SEGUIR LEYENDO