Dueños de bares y discotecas en Cali proponen ‘tempranotecas’ para seguir trabajando antes del toque de queda

Algunos comerciantes del sector aseguran que serán espacios bioseguros desde las 4:00 de la tarde y esto les permitan mantener recursos para pago de empleados y servicios públicos.

La decisión fue tomada tres semanas después de que las autoridades sanitarias permitieran la reapertura de los bares del país, cerrados desde marzo por la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19, pero no la venta de alcohol en ellos. EFE/ Ernesto Guzmán Jr /Archivo
La decisión fue tomada tres semanas después de que las autoridades sanitarias permitieran la reapertura de los bares del país, cerrados desde marzo por la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19, pero no la venta de alcohol en ellos. EFE/ Ernesto Guzmán Jr /Archivo

Uno de los sectores que más se ha visto afectado con la pandemia del covid-19 ha sido el de los establecimientos comerciales como bares y discotecas. Aunque se han presentado aperturas progresivas con controles, medidas y nuevas normas de bioseguridad, este gremio sigue sin recibir las ganancias necesarias para mantener los locales y pagar a sus empleados.

Los comerciantes de este sector en Cali manifiestan que sus negocios no son foco de contagio y piden que el distrito dicte nuevas medidas para poder tener ingresos. Mientras esperan, algunos de los administradores anunciaron una campaña para poder abrir más temprano y así empezar a tener público en sus recintos.

Con la iniciativa de las ‘tempranotecas’ algunos dueños de estos establecimientos afirman que podrán trabajar hasta las 8:00 p. m., antes de que inicie el toque de queda decretado en Cali el pasado 6 de abril.

Alfonso Santamaría, dueño de la discoteca Malamaña, precisó en Blu Radio, que con esta campaña buscan que los consumidores hagan reservas para poder controlar el aforo y así trabajar normalmente.

“La ‘tempranoteca’ donde vamos a abrir desde las 4:00 de la tarde hasta las 8:00 de la noche e invitamos a todos a que hagan su reservación porque de ellos depende, la hacemos pensando en nuestros trabajadores y en seguirles ofreciendo su puesto de trabajo, como también seguir solventando, solos como nos ha tocado, nuestros gastos fijos y arriendos”, manifestó en la emisora.

El dueño del bar afirmó también que, “buscamos estimular un poco la economía de una forma más tempranera, pero con el sabor de la música que nos gusta programar”.

Así mismo, en Q’hubo Cali Santamaría aseguró que vienen manejando distanciamiento de mesas, aforo de un 30 % “y a veces por debajo porque la cosa no ha estado fácil y la afluencia de público tampoco es una constante, tiene picos”, aseguró.

“En Semana Santa fue difícil sostener las nominas y el funcionamiento hasta las 10 de la noche, ahora hasta las 8 nos lesiona aún más. Pero al son que nos toquen bailamos, y de esto se trata, dedicarnos a reinventarnos y por eso esta iniciativa”, concluyó.

Cabe recordar que, el Valle del Cauca reportó este miércoles 696 casos nuevos y trece muertes por covid-19, según el reporte diario del Ministerio de Salud. Los decesos corresponden a Cali (9), Tuluá, Jamundí, Buga y Florida. Así las cosas, en el departamento se han contagiado 212.816 personas de coronavirus, desde el inicio de la emergencia.

Bares y discotecas rechazan toque de queda nocturno en Cali desde este 5 de abril

Por la llegada del tercer pico de contagio de la covid-19, en el Valle del Cauca se implementaron el pasado 6 de abril medidas especiales. En 40 municipios regirá el toque de queda desde las 10:00 p. m. hasta la 5:00 a. m, hasta el 19 de abril, debido a la alta ocupación UCI que está en un 84 %, el aumento de contagios del coronavirus y las consecuencias que podría dejar la Semana Santa.

Esta medida, que también regirá en Cali, tiene como propósito controlar la propagación de coronavirus, pues debido al aumento de casos la ocupación de camas UCI se encuentra en un 88,8 %, lo que corresponde a 755 camas llenas.

En el departamento también se decretó el pico y cédula en los establecimientos comerciales y bancos, para que no se registren aglomeraciones. Además, queda prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en el espacio público.

“Si se incrementan los casos de covid o disminuye la capacidad en unidades de cuidados intensivos tendremos que tomar nuevas medidas y restringir más el horario”, manifestó Clara Luz Roldán, gobernadora del Valle del Cauca.

Asimismo, Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, pidió a los ciudadanos que salieron de la ciudad durante los días santos que se aíslen voluntariamente si estuvieron en lugares donde se concentraron muchas personas, para así evitar la propagación del virus.

Debido al toque de queda nocturno, hubo protestas de los gremios de establecimientos nocturnos quienes aseguran que la mayoría de contagios ocurren en las horas del día. Desde Asobares Valle indicaron que por la indisciplina de las personas que viajaron en Semana Santa y de las aglomeraciones que se registran en horario diurno no pueden seguir perjudicando a este sector económico con los toques de queda nocturnos.

“No es justo para nosotros que nos impongan más medidas restrictivas cuando vemos que la indisciplina está en el día, vemos lleno el transporte público, los parques, las playas, las fincas, las casas”, señaló Manuel Pineda, presidente de Asobares en el Valle.

Igualmente, se refirió al golpe económico que este tipo de medidas generan en el gremio, el cual los obliga a despedir a sus empleados por no contar con los ingresos suficientes para mantener a flote el negocio.

“El 50 % de nuestro sector ha quebrado, cientos de familias han perdido sus empleos, queremos decirle al presidente Iván Duque, que no aguantamos un cierre a la noche más, si vamos a cerrar que cerremos todos”, agregó Pineda.

SEGUIR LEYENDO: