Aplazan audiencia de preclusión del caso contra Álvaro Uribe a la espera de que entren o no nuevas víctimas en el proceso

La jueza 28 de conocimiento decidió posponer la audiencia de preclusión hasta el viernes 9 de abril al presentarse nuevas víctimas en el proceso. Por un lado está la expareja de Juan Guillermo Monsalve, Deyanira Gómez, y por el otro, el periodista Gonzalo Guillén.


El expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez. EFE/ JUAN ZARAMA/Archivo
El expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez. EFE/ JUAN ZARAMA/Archivo

Este martes 6 de abril, dio inicio la audiencia de preclusión del caso contra Álvaro Uribe Vélez por fraude procesal y compra de testigos, que solicitó el fiscal Gabriel Jaimes, quien recibió el proceso una vez salió de la Corte Suprema de Justicia.

Sin embargo, en esta diligencia Deyanira Gómez, expareja sentimental del conocido testigo estrella Juan Guillermo Monsalve, y el periodista Gonzalo Guillén solicitaron ser víctimas en este proceso que se adelanta contra el expresidente.

Así las cosas, la jueza no tuvo más salida que analizar estas peticiones y por ese motivo postergó la audiencia hasta el próximo viernes 9 de abril, cuando comunicará si acepta o no a estas dos personas bajo la calidad de víctimas.

Tanto la defensa de Uribe, como el fiscal Jaimes y el delegado procurador, consideran que Gómez y Guillén no deben ser considerados víctimas del proceso, ya que son casos que podrían entrar en un nuevo expediente.

En el caso de la expareja de Monsalve, su abogado señaló en la audiencia que había sufrido directamente los efectos de hacer parte del proceso, que fue despedida, tuvo que exiliarse, que ha sido difamada y que ocuparon sus bienes. Mientras que en el caso del periodista Guillén, su abogado pidió un resarcimiento moral “frente al prestigio, honor, honra y buen nombre”.

El exfiscal Jorge Fernando Perdomo intervino y también solicitó a la juez declarar víctima a Deyanira Gómez. “Deyanira se convirtió en objeto en la búsqueda de la retractación de Juan Guillermo Monsalve.. ella fue asediada para que colaborara en la obtención de esta retractación... No es aceptable, como la manifiesta la Fiscalía y el Ministerio Público, que esto no tenga nada que ver con el delito, ella fue un instrumento buscado para la retractación de su expareja, Juan Guillermo Monsalve“, afirmó.

Pero el fiscal Jaimes contradijo ese punto: “En el caso de la señora Gómez la Fiscalía quiere resaltar que la señora no tiene vínculo o participación directa y vinculante con esos hechos, más resulta una acreditación a manera de testigo dentro de los hechos pero nunca como pasivo de los hechos que comprometen la conducta atribuida por la Corte al señor Uribe Vélez”.

Jaimes también se refirió a la solicitud de Guillén explicando que las menciones en el expediente de Álvaro Uribe a su nombre son “tangenciales” y que no tiene “ningún vínculo con los hechos jurídicamente relevantes” por los que el expresidente terminó vinculado al proceso. Además, que no se cumple con “requisito de acreditación de un daño concreto y específico”, porque, en su criterio, lo que se expuso su abogado fue etéreo.

A su turno, el procurador delegado pidió que se investiguen las situaciones irregulares que anunció la defensa de Deyanira Gómez pero aclaró que no debe ser reconocida como víctima en este caso, al igual que Guillén, ya que los cuestionamientos que ha hecho él y su abogado contra el abogado Jaime Lombana, no tienen que ver con este caso. “Ambos pueden tener la condición de víctimas de delitos que tiene que investigar la Fiscalía pero no víctimas sobre lo que se investiga en este radicado”, dijo el procurador delegado.

La jueza Carmen Helena Ortiz al escuchar a las distintas partes, decidió aplazar la audiencia para estudiar las peticiones de Deyanira Gómez y Gonzalo Guillén y fijó el 9 de abril para reanudar el proceso y decir si las reconoce o no como víctimas del proceso del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

SEGUIR LEYENDO: