“Todos sabemos que los grupos narcoterroristas han controlado la frontera”: embajador de EE.UU. en Colombia sobre combates entre FANB y disidencias de las Farc

El funcionario aseguró que el país norteamericano está preocupado, pero reiteró que seguirá apoyando a Colombia para atender a los migrantes.

En la imagen un registro del embajador de Estados Unidos en Colombia, Philip Goldberg. EFE/Alejandro Ernesto/Arcihvo
En la imagen un registro del embajador de Estados Unidos en Colombia, Philip Goldberg. EFE/Alejandro Ernesto/Arcihvo

Al completarse más de dos semanas de enfrentamientos entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela y las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), el actual embajador de Estados Unidos en Colombia, Philip Goldberg, se refirió a la situación. Este 5 de abril, el funcionario aseguró ante los medios de comunicación que la situación preocupa al Gobierno norteamericano porque los civiles afectados terminan desplazados y se agrava la crisis migratoria.

“Nos preocupa, y le preocupa al Gobierno colombiano y a las Fuerzas Militares, que hemos visto un movimiento de venezolanos a Colombia masivo. Nosotros le damos apoyo al gobierno de Colombia para atender a los migrantes y por eso es una preocupación para todos nosotros. Ojalá que la situación se resuelva muy pronto. Todos sabemos que los grupos narcoterroristas han controlado la frontera y que ahí es donde empieza el problema”, aseguró Goldberg.

La preocupación del Gobierno norteamericano se debe a que, desde que inició el éxodo de venezolanos a causa de la crisis económica y social que se vive en su país, Estados Unidos ha aportado recursos a los países, principalmente de América del Sur, para que afronten la situación.

En particular, a causa de los enfrentamientos, se reporta que más de 5.000 venezolanos se han desplazado forzosamente de sus casas ubicadas en el estado Apure (Venezuela) hasta algunos municipios de Arauca (Colombia). La situación es tan preocupante que las autoridades colombianas declararon el estado de Calamidad Pública en ese departamento desde el pasado 28 de marzo.

Los afectados están albergados principalmente en Arauquita, Arauca y Saravena, donde el Gobierno de Colombia dispuso algunos espacios para atenderlos. En estos días un equipo de Migración Colombia se encuentra en la zona haciendo la respectiva caracterización de las víctimas para brindarles una atención diferenciada y oportuna.

“Nuestro propósito es concluir el proceso de caracterización que permitirá tener un censo real de cuántos de los ciudadanos que se encuentran en el albergue, son ciudadanos venezolanos y cuántos colombianos en retorno. Además, saber quiénes se encuentran en condición de víctimas, entendiendo que aquí lo que puede haber es una vocación de retorno por una situación temporal que se presenta en territorio Venezolano”, señaló Daniel Palacios, ministro del Interior, el 28 de marzo.

Para realizar este trabajo, Palacio destacó que el Gobierno está trabajando de la mano con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), ambas entidades adscritas a las Naciones Unidas (ONU).

Otras organizaciones internaciones que están al tanto de la situación son la Cruz Roja, que puso a disposición un Equipo Médico de Emergencias (EMT) conformado por 20 personas. Ellos están en el albergue provisional, ubicado en la vereda Bayonero, corregimiento Cajaro, en Arauquita.

Unicef Colombia también aportó 2.000 pañales y 99 kits de higiene familiar. Así mismo, puso a disposición 12 lavamanos, 15 baños y 8 duchas portátiles que están ubicados en dos de los refugios. De igual forma, trabajan con cerca de 300 niños y niñas, que participan en actividades lúdico pedagógicas enfocadas en su recuperación emocional.

En cuanto al Gobierno nacional, el ministro Palacios pidió a varias entidades específicas su colaboración. Entre las convocadas están Migración Colombia, la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), la Gerencia de Fronteras, la Unidad de Protección de Víctimas, entre otras. El objetivo es que estas entidades ayuden para hacer la entrega de ayudas humanitarias a las familias necesitadas, que incluyen mercados, kits de aseo, colchones, carpas, menajes de cocina y demás necesarios, para cumplir con la meta de atención.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS