Agresiones a los médicos y otros detalles de la detención de Fredy Guarín

Respecto a la situación jurídica del futbolista, el mayor general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, señaló que las autoridades están pendientes de las acciones que adelante la familia.

En la imagen, el centrocampista colombiano Fredy Guarín. EFE/Paula Escalada/Archivo
En la imagen, el centrocampista colombiano Fredy Guarín. EFE/Paula Escalada/Archivo

Un lamentable hecho con el futbolista de Millonarios, Freddy Guarín, se presentó en la mañana de este jueves 1 de abril. Según confirmó en rueda de prensa el Mayor General, Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, el volante fue detenido por uniformados de la Policía Metropolitana del Valle del Aburra tras protagonizar un escándalo en la casa de algunos de sus familiares.

Vargas señaló que, al llegar, los policías encontraron “unas lesiones personales al interior de una vivienda donde estaba Fredy Guarín protagonizando una riña contra sus padres”.

En su declaración, el director de la Policía agregó que fueron los mismos padres de Guarín los que pidieron asistencia para que el futbolista fuera conducido por su comportamiento, que desató la riña.

En un video que circula por las redes sociales se ve el momento en el que el jugador es retirado de la vivienda por un agente, en él se nota que el deportista está bastante alterado y, presuntamente, bajo los efectos del alcohol. Además, se alcanzan a visualizar manchas de sangre en su ropa, al parecer de él o de alguno de sus familiares.

“Se tuvo una llamada por violencia intrafamiliar. Cuando los policías llegan al lugar se encuentran unas lesiones personales al interior de una vivienda en donde estaba el hijo protagonizando una riña contra sus padres. Se actuó muy profesionalmente, los padres pidieron asistencia para que esta persona fuera conducida y tal como lo dice la ley, así se hizo”, afirmó el Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional

Según el comandante, el traslado de Guarín se dio porque estaba en “grado alto de excitación” y para ser atendido por unas posibles lesiones que se presentaron en el interior de la vivienda.

Y es que todo parece indicar que Freddy estaba alicorado o bajo el efecto de alguna sustancia alucinógena, porque en las imágenes se ve que no está en sus cinco sentidos, es más, en un momento en el que un agente lo va a esposar, el jugador le dijo: “Esposáme, huevón”.

Sin embargo, se conoció por parte del comandante de la Policía Metropolitana Valle de Aburrá, general Pablo Ferney Ruiz, que el jugador una vez trasladado al centro asistencial también agredió a médicos y enfermeros que trataban de atenderlo.

“Allá tuvo un comportamiento no acorde y empezó verbal y físicamente a agredir tanto a los policías como al personal médico y enfermeras. Tocó nuevamente reducirlo a través del uso legítimo de la fuerza para que fuera atendido por el personal médico. Estamos evaluando posibles denuncias por ataque al servidor público”, afirmó el oficial.

Freddy Guarín fue llevado a un hospital para su valoración

Respecto a la situación jurídica del futbolista, el director de la Policía señaló que desde la institución están pendientes de las acciones que van a iniciar por parte de la familia. De su parte, la Policía según Vargas está procediendocomo lo indica el Código Nacional de Seguridad y Convivencia”.

Asimismo, aclaró que para seguir con el caso, “se requiere denuncia” por parte de los afectados y se está estableciendo contacto con la Fiscalía.

Por su parte, Millonarios aseguró que ofrecerá su ayuda profesional al jugador, con el que en los últimos días surgió el rumor de una posible renuncia del equipo debido a su ausencia.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS