Denuncian violación de una mujer trans en una estación de Policía de Soacha

La Red Comunitaria Trans recogió la denuncia de una mujer trans que asegura que fue agredida sexualmente por varios policías mientras estaba retenida en la UPJ de Cazuca, Soacha.

CAI en Soacha / Foto de referencia (Cortesía Gustavo Roa - Q'hubo Bogotá)
CAI en Soacha / Foto de referencia (Cortesía Gustavo Roa - Q'hubo Bogotá)

Este miércoles 17 de marzo, la Red Comunitaria Trans denunció públicamente que una persona trans fue agredida sexualmente por varios uniformados en una estación de la Policía Nacional una vez la retuvieron bajo la excusa de la “verificación de identidad” para luego extorsionarla con favores sexuales a cambio de su libertad.

Según la denuncia, la víctima que pertenece al colectivo Raíces en Rebeldía, el pasado martes 16 de febrero en medio de unas actividades artísticas que se realizaron en el parque principal del municipio de Soacha, en horas de la noche, varios funcionarios de la alcaldía y luego diferentes policías la retuvieron.

“Le hicieron acusaciones falsas de agresiones hacia la policía de su parte. Luego, la víctima solicita reiteradamente personal capacitado en derechos de las personas LGBTI, a lo cual nunca se accede y una mujer policía se niega a realizar la requisa. Al dar el número, le dicen que su número no coincide con un sexo femenino y que debe acudir a una estación de policía para que puedan verificar su identidad, dado que la persona no contaba con su cédula en el momento”, contó la Red Comunitaria Trans.

Los policías decidieron llevar a la mujer trans a la UPJ (Cazuca), a pesar de que le habían informado que se desplazarían hacia una estación diferente. Dentro de la UPJ se reportaron miembros de la policía sin uniformes ni identificación con “una especie de bates” a los que todas las personas debían obedecer.

La víctima contó a la Red Comunitaria que fue extorsionada por sexo oral a cambio de su libertad, y al llevarla a otro lugar no solo fue sometida sino que fue obligada a ser penetrada. Al salir de la UPJ, la víctima decidió ir al hospital y el personal médico, después de escuchar la historia, llamó a la Policía. La víctima huyó en medio de un ataque de pánico y logró contactar a una organización que logró socorrerla.

La Red Comunitaria Trans ha conocido de investigaciones regionales que identifican como una tendencia en la región el uso de las facultades de la Policía para verificar la identidad, como una de las justificaciones legales más recurrentes para la violencia policial y como parte de un proceso más complejo donde se criminaliza las identidades trans.

Esta organización que vela por los derechos humanos de la población LGBTI solicitó a la Fiscalía, a la Policía Nacional y a la Procuraduría abrir una investigación penal y disciplinaria con respecto a estos hechos, acompañada de medidas de protección para la víctima, con el fin de garantizar que pueda participar sin miedo ni riesgos contra su vida e integridad en los procesos.

“Invitamos a la Comisión de la Verdad y a la Jurisdicción Especial para la Paz a que ponga sus ojos en este tipo de casos que parecen recurrentes en Soacha, y que podrían estar relacionados con grupos armados en el contexto del conflicto armado. Asimismo, exhortamos a la Secretaría de la Mujer y a Diversidad Sexual a que realicen acompañamiento psicosocial y legal sobre el caso y que garanticen el enfoque de género y diferencial hacia la víctima”, indicaron desde la Red Comunitaria Trans.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR