Ariel Ávila asegura que Colombia entró en “la era del posuribismo”

El analista político se atrevió a decir que, para las elecciones del próximo año el uribismo llegará a su fin. Conozca los argumentos que dio para llegar a esa controversial conclusión.

Ariel Ávila, investigador de la Fundación Paz y Reconciliación. (Colprensa - Mauricio Alvarado)
Ariel Ávila, investigador de la Fundación Paz y Reconciliación. (Colprensa - Mauricio Alvarado)

El analista político Ariel Ávila publicó, este martes 16 de marzo, un video en el que asegura que el uribismo, movimiento que lidera el expresidente Álvaro Uribe y quien llegó al poder en 2018 con Iván Duque, llegará a su fin en las elecciones de 2022. Tal afirmación la basó en lo que ha acontecido en las últimas semanas con la decisión de muchos sectores políticos de competir en los comicios del próximo año.

“El mapa político colombiano está cambiando y hoy está en lo que el analista León Valencia ha denominado el posuribismo. Dos hechos ocurrieron que dejan ver esto”, indicó Ávila.

El analista comentó que, por una lado está la foto de los exalcaldes Enrique Peñalosa de Bogotá, Alex Char de Barranquilla y Federico Gutiérrez de Medellín, quienes estarían planeando en apostar por una alianza de la centro-derecha que termine en una consulta y se elija a un candidato presidencial que represente a ese sector al que pertenece el uribismo.

Colombian former president (2002-2010) and current senator Alvaro Uribe casts his vote at a polling station during parliamentary elections in Colombia, in Bogota on March 11, 2018.
Colombians went to the polls Sunday to elect a new Congress with a resurgent right, bitterly opposed to a peace deal that allows leftist former rebels to participate, expected to poll strongly. The election is set to be the calmest in half a century of conflict in Colombia, with the former rebel movement FARC spurning jungle warfare for politics, and the ELN -- the country's last active rebel group -- observing a ceasefire.
 / AFP PHOTO / Raul ARBOLEDA
Colombian former president (2002-2010) and current senator Alvaro Uribe casts his vote at a polling station during parliamentary elections in Colombia, in Bogota on March 11, 2018. Colombians went to the polls Sunday to elect a new Congress with a resurgent right, bitterly opposed to a peace deal that allows leftist former rebels to participate, expected to poll strongly. The election is set to be the calmest in half a century of conflict in Colombia, with the former rebel movement FARC spurning jungle warfare for politics, and the ELN -- the country's last active rebel group -- observing a ceasefire. / AFP PHOTO / Raul ARBOLEDA

“Esos tres señores no tendrían ninguna posibilidad en tiempos normales en Colombia pero ahora la tienen porque estamos en el posuribismo”, explicó Ávila. A esa unión le agregó el acercamiento en los últimos días entre Dilian Francisca Toro y César Gaviria, “pareciera ser que ya no es el que diga Uribe”.

Por otro lado, Ávila explicó que entre los líos judiciales del expresidente Álvaro Uribe, que en 2020 de hecho fue arrestado en su domicilio, sumado a su edad y la mala imagen según últimas encuestas, “hacen que el peso del uribismo, aunque tengan una base sólida, ya no es tan fuerte como lo era hace algunos años y por ende los políticos ya comienzan a ver a Uribe no como un beneficio sino como costo”.

Otro factor con el que argumenta el analista lo que llama ‘posuribismo’, es la mala imagen del presidente Iván Duque. “Su imagen de favorabilidad ronda el 30 % en algunas encuestas un poco más arriba y en otras un poco más abajo (...) entonces la mala imagen de Uribe y sus líos judiciales más la mala imagen de Duque, hacen que los políticos ya no vean con tanta favorabilidad a Álvaro Uribe”, indicó.

Colombia's President Ivan Duque speaks during an interview with Reuters in Bogota, Colombia, March 12, 2021. Picture taken March 12, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez
Colombia's President Ivan Duque speaks during an interview with Reuters in Bogota, Colombia, March 12, 2021. Picture taken March 12, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez

Para el analista político, un detalle que se suma a esta explicación es que hay políticos que ya no quieren esperar más a un liderazgo en unas elecciones. “Desde el año 98 el Partido Conservador no tiene candidato presidencial, el último fue el presidente Andrés Pastrana y desde esa época no hay candidato presidencial, entonces la gente se cansa de hacer cola y ya están diciendo: no es que ahora otra vez Uribe nos imponga a alguien por encima sino que vamos a competir”.

Ávila explicó que, es por eso que varios políticos como los tres exalcaldes y otros sectores están haciendo alianzas sin contar con lo que diga el expresidente Uribe. Pronosticó, además, que en las próximas elecciones el Partido de La U desaparecerá y que el Centro Democrático perderá la mitas de su participación en el Congreso.

“El mapa políticos se está reconfigurando, todo está abierto, todo el mundo siente que tiene oportunidad de ser presidente en el 2022 así que pegarse a Uribe es como pegarse alguien que está agonizando”, asegura el analista. “Ser uribista era un buen negocio en el 2008 pero difícilmente hoy en día cualquier analista, cualquier periodista, podría pensar que sea buen negocio estar en el lado del uribismo, total el mundo político lee que el uribismo llegó a su fin”, concluyó el analista.

SEGUIR LEYENDO: