El lunes 8 de marzo arranca el plan de recuperación de la laguna de Suesca

La CAR explicó que inicialmente se hará el mantenimiento a la red de alcantarillas y recuperación de canales alrededor de la laguna.

El próximo lunes 8 de marzo comienza el plan de recuperación de corto, mediano y largo plazo para salvar la laguna de Suesca, aprobado por el Consejo Directivo de la CAR Cundinamarca, en sesión ordinaria celebrada el pasado viernes en la vereda Carrizal, frente a este cuerpo hídrico.

El plan arranca con el mantenimiento a la red de alcantarillas y recuperación de canales alrededor de la laguna. Esto se hará de forma manual y con maquinaria, para trabajar de la mano con las juntas de acción de comunal de Cucunubá y de Suesca.

Además, en los próximos tres meses se presentará el plan de manejo ambiental para que sea aprobado y se hará la revisión de recursos para su implementación.

A través de un comunicado la CAR explicó que también se adoptará un acuerdo comunitario para vincular a pequeños y medianos propietarios colindantes de la quebrada Santa Helena, con quienes se desarrollará un programa de asistencia técnica y se creará una bolsa comunitaria. Inicialmente se efectuará con 30 propietarios.

Otra de las acciones acordadas es realizar un estudio hidrogeológico. Según Luis Fernando Sanabria, director de la CAR, “este estudio permitirá conocer factores que puedan estar asociados a algún tipo de afectación al interior de la laguna, e identificar si hay alguna fuga”.

Asimismo, se estructurará un programa de vigilancia y control de la laguna, y se hará revisión de concesiones de agua.

Durante la sesión extraordinaria, que contó con la participación de los alcaldes de Cucunubá y Suesca, la CAR Cundinamarca expuso algunas características de la laguna. Según Adriano Chaparro, experto en hidráulica de la CAR, este es un cuerpo hídrico intermitente, es decir que su nivel aumenta y/o disminuye respecto a la cantidad de precipitaciones y su principal salida de agua es la evaporación.

Los regímenes de lluvias en esta zona de la cuenca alta del río Bogotá son escasos con respecto al resto de la cuenca, pero, además, actualmente está lloviendo menos del 16 por ciento de lo que debería llover en este primer período húmedo del año.

También resaltó que el espejo de agua está sufriendo actualmente de una excesiva cantidad de sedimentos y vegetación que le están quitando capacidad.

De acuerdo con la CAR, en el año 2006 la esta Corporación declaró la laguna de Suesca como zona de reserva hídrica y definió su ronda, esto como parte de las acciones para formular el plan de manejo ambiental.

La desaparición de la laguna

El pasado 11 de febrero el periodista y youtuber Guillermo Arturo Prieto La Rotta, “Pirry”, denunció en su cuenta de Twitter la situación que atraviesa la laguna de Suesca, la cual se ha ido secando en los últimos años. El periodista y otros ciudadanos, que viajaron a participar del encuentro con la naturaleza, subieron vídeos a sus redes sociales en los que se evidencia que la sequía avanza a grandes pasos.

Pirry etiquetó en su tuit a la CAR, Corporaciones Autónomas Regionales, entidad que está encargada de supervisar y regular las acciones y actividades sobre el medio ambiente, es decir, es la autoridad ambiental a nivel regional.

Luego de la advertencia de los usuarios que visitaron la laguna y la publicación de Pirry, por su lado, la CAR aseguró que verificará la zona, pero que el estado de la laguna se puede dar a la “intensidad de la actual temporada seca”.

Debemos recordar que la laguna es una reserva hídrica, razón que refuerza que esta debe ser se debe velar por la mitigación de los efectos por el impacto del cambio climático, la depuración de las aguas contaminadas, entre otros procesos ambientales que aseguren la preservación del ecosistema.

“¿Navegamos? Así está la laguna de Suesca, ayúdenme a contarle a Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca”, dice el trino de Guillermo Arturo Prieto La Rotta, más conocido como “Pirry”. Por otro lado, el ciudadano David Fernando Arias publicó por medio de su cuenta de Instagram un vídeo en el que se veía la disminución del agua.

No es la primera vez que se denuncia que la laguna se encuentra en estado crítico, hace un poco más de veinte años se dijo que la extensión de la laguna se había reducido, durante los últimos 20 años, en más de doscientas hectáreas. De 500 que ocupaban sus aguas en 1978, hoy, (en esa época era 1997), solo alcanzan a cubrir 278.

Para ese momento se dijo que la disminución de agua se debía a la deforestación de más del 92 % de bosque nativo, es decir, de 642 hectáreas el bosque nativo se redujo a 49, lo que ocasionó el secamiento de más de 18 quebradas, la destrucción de sus respectivas vaguadas o cauces que llevaban el agua hasta la laguna; y aumentaron los niveles de erosión que, en 1997, se extendían en 264 hectáreas de la cuenca, según información del periódico El Tiempo.

Seguir leyendo:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS