Él es Gentil Duarte, disidente de las Farc que se ha convertido en blanco de las autoridades

Su oratoria y carisma lo hicieron ganarse la confianza de los altos mandos de la guerrilla cuando ingresó, razón por la que hizo parte del equipo negociador en La Habana, a quienes traicionó en 2016.

Miguel Botache, alias Gentil Duarte, exintegrante del Estado Mayor del Bloque Oriental de las FARC.
Miguel Botache, alias Gentil Duarte, exintegrante del Estado Mayor del Bloque Oriental de las FARC.

En las últimas horas, las autoridades han propinado varios golpes a la disidencia de las antiguas Farc en el sur del país, con el bombardeo a uno de sus comandos y la intervención a una carretera para el transporte de sustancias psicoactivas. En uno de estos, según han confirmado las autoridades, murieron 10 disidentes que trabajaban para alias ‘Gentil Duarte’, uno de los delincuentes más buscados por las autoridades colombianas.

Miguel Botache Santillana, conocido dentro de las filas de la extinta guerrilla de las Farc y, ahora, en sus disidencias como ‘Gentil Duarte’, es el encargado de liderar el frente séptimo de las disidencias en el sur y oriente del país. Nacido en Florencia, Caquetá, en 1963, Duarte ingresó al Frente 14 de las Farc cuando tenía 18 años, y gracias a su facilidad para comunicar y carisma se ganó la confianza de líderes de la guerrilla como el Mono Jojoy y Alfonso Cano.

Según el portal Las 2 Orillas, Gentil Duarte escaló rápidamente en los altos cargos de la estructura criminal. Pasó a ser el comandante del Bloque 7, que controlaba la extorsión y narcotráfico en el departamento del Meta, se convirtió en uno de los narcoguerrilleros más fuerte de la guerrilla y, desde el 2009, ocupó un puesto en el Estado Mayor del Bloque Oriental de las FARC-EP.

Años más tarde, al igual que los otros hombres poderosos de la otrora guerrilla, Gentil Duarte hizo parte del equipo negociador de las Farc-EP en La Habana, para lograr el Acuerdo de Paz. Sin embargo, en 2016, Botache Santillana relució por anticipar el incumplimiento de este por parte de ambas partes y fue el primer guerrillero que se convirtió en disidente, formando así su propio ejército ilegal para continuar su vida criminal.

Mocoa, agosto 06 de 2019
Gentil Duarte. disidente de las Farc (Colprensa - Germán Enciso)
Mocoa, agosto 06 de 2019 Gentil Duarte. disidente de las Farc (Colprensa - Germán Enciso)

En la X Conferencia de las Farc celebrada en septiembre del 2016 en los Llanos del Yarí, fue la última aparición de Gentil Duarte como negociador por la paz, ese día, aunque interactuó con funcionarios y periodistas, bailó y se mostró amistoso, el guerrillero decidió dejar la negociación. Según el portal digital, con una orden de Timochenko, Duarte se dirigió a la selva del Guaviare en busca de Iván Mordisco.

Lo que encontró al llegar al lugar fue la inconformidad de muchos combatientes con la negociación y estaban decididos a seguir en la lucha armada. Junto a Mordisco estaba John 40, su discípulo, quien estaba como segundo al mando del Frente Primero, además, Giovanny Chuspas, Julián Chollo y Euclides Mora. El resto de la historia no es muy difícil de adivinar, Gentil Duarte pasó de orador a jefe y, gracias a su influencia, se convirtió en el gran líder de las disidencias que apenas empezaban a formarse.

En noviembre de 2016, la dirección general de las Farc anunció la expulsión de Duarte, cosa que fue indiferente para él, pues se encontraba armando un ejército de más de 1500 hombres armados que tendría como sustento el narcotráfico.

Gentil Duarte
Gentil Duarte

Desde entonces, según el portal InSight Crime, Gentil Duarte ha luchado por unir las fuerzas de las disidencias repartidas en el país. Actualmente, el disidente lidera los grupos subversivos que operan en Arauca, Vichada, Guainía, Meta, Guaviare, Vaupés, Amazonas, Caquetá, Putumayo, Nariño, Cauca y Antioquia.

Las autoridades han determinado que el frente séptimo de las disidencias, comandado por Botache, es el más grande y fuerte, según el ministro de Defensa Diego Molano, este grupo es el responsable de “reclutamiento de menores, ataques contra la fuerza pública, secuestro y extracción ilícita de minerales”, según citó El Heraldo.

Entre sus acciones criminales más recientes “se encuentran el secuestro y posterior asesinato del subteniente del Ejército Nacional Carlos Arturo Becerra, en el municipio de Puerto Concordia (Meta)”.

Seguir leyendo: