La Fiscalía capturó a 47 personas de tres bandas criminales en Risaralda

Los individuos harían parte de las bandas ‘Vulcano’, ‘Distrito’ y ‘Los Motoristas’, y fueron capturados a través de un operativo institucional que contó con la participación del Gaula Militar.

/AFP
/AFP

La Fiscalía General de la Nación anunció en la noche de este jueves que, tras una serie de acciones investigativas y judiciales, articuladas en contra de los principales focos delincuenciales del departamento de Risaralda, se logró la captura de 47 personas señaladas de varias actividades delictivas en dicho departamento. La noticia la dio a conocer el jefe del ente acusador, Francisco Barbosa.

“En dos días, la Fiscalía General de la Nación, a través del CTI, y en trabajo conjunto con la Policía Nacional y el Gaula Militar, logró la captura de 47 personas señaladas de hacer parte de tres organizaciones delincuenciales vinculadas a diversas actividades ilícitas como la venta y comercialización de estupefacientes, homicidios, secuestro, tráfico de armas, entre otras”, señaló la entidad a través de un comunicado.

Dicho boletín detalla que, para lograr la ofensiva interinstitucional, fueron necesarios por lo menos unas 40 diligencias de registro y allanamiento en diferentes municipios de Risaralda, pero también en los departamentos de Quindío, Amazonas, Vaupés y Guainía. En todos, explicó la Fiscalía, fueron incautados elementos de prueba fundamentales para justificar las capturas, como armas, drogas y documentos.

La primera de dichas organizaciones criminales es conocida como ‘Vulcano’. Se trata, según Barbosa, de una estructura asociada con el grupo ‘La Cordillera’, que al parecer está involucrada en el tráfico de drogas en Pereira y los municipios de La Celia, Balboa y Santuario; así como en poblaciones de Caldas, Quindío y Antioquia.

De esta banda, agregó el fiscal General, fueron capturados 34 integrantes por medio de 36 procedimientos judiciales, en los que se incautaron cantidades no especificadas de marihuana y cocaína, además de cuatro armas de fuego. Nueve de estas personas hacen parte del ala sicarial de la banda, incluyendo a alias ‘Tarico’, quien está vinculado a desapariciones forzadas y tráfico de armas.

Con sus capturas, fueron desmantelados 30 expendios de estupefacientes que, además de distribuir al menudeo en sitios públicos, le dejaban a la organización unas rentas ilícitas mensuales de hasta $600 millones. De igual manera, se logró el esclarecimiento de ocho homicidios ocurridos en Risaralda, Caldas y Valle del Cauca.

Así, los individuos fueron presentados ante jueces de control de garantías. “La Fiscalía les imputó, según su nivel de participación, cargos por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, y otros delitos conexos como: homicidio, concierto para delinquir agravado, desaparición forzada; y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, municiones y accesorios”, reportó la entidad.

Por otra parte, la organización ‘Distrito’, que se presume está conformada en buena parte por integrantes de la Policía Nacional. De hecho, fueron capturados nueve funcionarios activos y uno en retiro en diligencias cumplidas en Risaralda, Quindío, Amazonas, Vaupés y Guainía, donde se encontraban trabajando hasta la fecha.

Sobre sus delitos, la Fiscalía informó que existen “indicios de que, supuestamente, participaron en un procedimiento irregular en el que habrían ingresado a una vivienda en Pereira, con el argumento de buscar un dinero que había sido hurtado. Sin embargo, los uniformados presuntamente agredieron, se llevaron al propietario del inmueble, y lo retuvieron durante algunas horas. Posteriormente, la víctima fue trasladada a una estación, a la que llegó un abogado que intercedió para que quedara en libertad”. Dichas acciones les significaron imputaciones por los cargos de secuestro y tortura.

Por último, tres integrantes de ‘Los Motoristas’, una red delincuencial dedicada al tráfico de estupefacientes en Apía (Risaralda), mediante la modalidad de entregas a domicilio. Los tres capturados ya fueron judicializados y recibieron medidas de aseguramiento privativas de la libertad: dos en centros de reclusión y uno en su vivienda.

Lee también: Verónica Solano: la segunda mujer trans asesinada en lo que va de 2021