ICBF restableció derechos de niños que pertenecen a una comunidad religiosa que afirma que Jesucristo resucitará este 28 de enero

Los menores eran obligados a ayunar de manera excesiva, según los adultos responsables, porque esa era la manera de recibir a Jesús.

infobae-image

A través de un equipo de Defensoría de Familia, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), realizó la verificación de los derechos de ocho niños, de cuatro familias, pertenecientes a una comunidad religiosa ubicada en el corregimiento de Isabel López en Sabanalarga, Atlántico, que manifiestan estar a la espera de un acontecimiento importante, en el marco de la religión que profesan.

A través de la intervención inicial, el equipo psicosocial de la institución pudo verificar que los derechos de los niños, niñas y adolescentes no se encontraban en graves condiciones, pero sí eran obligados a ayunar de manera excesiva, según los adultos responsables, porque esa era la manera de recibir a Jesús, quien, según ellos, regresará al mundo este 28 de enero de 2021.

El secretario del interior de Sabanalarga, Vicente Carlos Berdugo, indicó que se tuvo que llamar al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) porque los menores estaban sometidos a un ayuno de cinco semanas, cosa que le parecía inaudita para unos niños.

“Hicimos una intervención a la residencia donde funciona este grupo religioso, fue así como por parte del ICBF se tomó la decisión de dejar a los niños en una custodia provisional con unos familiares de las personas que practican este culto. Además, les suministramos alimento a los niños para garantizar su nutrición”, indicó el funcionario.

Por su parte, el ICBF confirmó que tomará medidas respecto a la escolaridad de los niños, pues hasta el momento, ninguno se encontraba matriculado en ningún colegio del corregimiento, respecto al culto religioso aseguraron que continuarán con las investigaciones para ver las implicaciones que tendrían estas conductas para los padres.

“El ICBF continuará con las acciones administrativas pertinentes a través de la Defensoría de Familia que asumió el caso, para lo cual fueron citados, al centro zonal Sabanalarga, los padres de familia junto a los niños, niñas y adolescentes”, confirmaron a través de un comunicado.

Foto publicada por el ICBF del lugar donde se hacen las oraciones
Foto publicada por el ICBF del lugar donde se hacen las oraciones

Este 28 de enero, se cumpliría la fecha en la que los miembros de la iglesia de Sabanalarga, afirman que Jesucristo resucitará entre los muertos. Todo inició porque, al parecer, hace unos meses murió un ciudadano del sector y la comunidad aseguró que en la vivienda del difunto, el espíritu del hombre aún envía mensajes.

Según aseguran familiares el fallecido, a través de contactos durante oraciones, les contó cuál es la fecha de llegada de Jesús a la tierra, la cual estaría agendada para finales de enero.

“Empezamos a esperar a Jesús el 17 de diciembre con el ayuno y nos dijeron que el 25 de diciembre los muertos se iban a ir, pero que el señor iba a venir y nos iban a llevar a la eternidad. Pero aplazaron la fecha y supuestamente nos íbamos a ir todos el 17 y ahora lo aplazaron para el 28 de este mes”, indicó una de las vecinas del sector,

Dado que hay fuertes rumores en Sabanalarga, el alcalde solicitó que las autoridades implementen una serie de acciones para mantener el orden público y evitar cualquier tipo de situación inusual en el cementerio, pues uno de los mensajes de los creyentes es que allí se levantarán los muertos.

Ante el anuncio de que casi todos los seguidores de la secta dicen que se van a encontrarse con Jesucristo, la comunidad del barrio pidió a las autoridades que estén pendientes de que ninguno se vaya a suicidar, pues el fanatismo es tan alto, que pueden pensar en morir para ver a su dios.

Vea también: