EPS se declaran listas para poner en acción el Plan Nacional de Vacunación contra el covid-19

Tanto estas entidades como las IPS del país tendrán que garantizar aspectos como la cadena de frío, el manejo de datos de la población inmunizada y el seguimiento de posibles eventos adversos.

Imagen de una dosis de una vacuna Covid-19, fabricada por Moderna, en un centro de vacunación. EFE/EPA/CJ GUNTHER/Archivo
Imagen de una dosis de una vacuna Covid-19, fabricada por Moderna, en un centro de vacunación. EFE/EPA/CJ GUNTHER/Archivo

Tras un sentido homenaje al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, quien falleció este martes 26 de enero a causa del covid-19, el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz, procedió a explicar en el programa ‘Prevención y Acción’, cuál será el papel que tendrán las entidades promotoras de salud, EPS, y las instituciones prestadoras de salud, IPS, dentro del Plan Nacional de Vacunación contra el virus.

De acuerdo con el funcionario, “el Ministerio de Salud adquiere, distribuye y centraliza todos los procesos de vacunación en lo que tiene que ver con la adquisición de la vacuna, el manejo del sistema de información y toda la comunicación general nacional; pero hay actores muy importantes, las EPS, las IPS y los entes territoriales, que son al final los encargados de realizar la vacunación como se hace en el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI)”.

En otras palabras, son estas entidades las que terminan ejecutando el principal objetivo del plan, que es inmunizar a los 35 millones de colombianos que el país necesita para lograr la inmunidad de rebaño.

En ese contexto, señaló Ruiz, las EPS tienen que mantener actualizadas las bases de datos de las personas que tienen derecho a recibir los biológicos. “Igualmente realizar alianzas con IPS para poder consolidar las redes de atención y tener toda la posibilidad de realizar vacunación de acuerdo a los planes y programas; realizar todas las tácticas y estrategias de vacunación en cada uno de los territorios, alineadas con departamentos y municipios”.

Lo anterior requiere, por su puesto, que estén en la capacidad de garantizar el servicio en los municipios donde tengan población afiliada, así como realizar el seguimiento de las metas del plan, ajustado a cada uno de esos territorios.

Por su parte, las IPS deben realizar un plan de acción de vacunación acorde a las características del territorio en el que prestan el servicio. Esto incluye, calcular y apropiar el talento humano que se requiere, agendar las citas y “desarrollar estrategias acordadas con el ente territorial para operativos de campo, búsqueda activa y para todo lo que puede ser vacunación domiciliaria”, explicó el funcionario.

De igual forma, son estos últimos quienes tienen la tarea de monitorear la productividad y el rendimiento de los vacunadores, distribuirles el biológico según las metas planteadas para cada día y proveerles los elementos de protección necesarios. Quizá el mayor reto es que deben tener asegurado el correcto almacenamiento y cadena de frio en sus instalaciones.

Finalmente, deben “garantizar que se diligencie el consentimiento informado por parte de la población, cargar la información en el aplicativo PAIWeb, realizar la facturación de la vacunación y detectar y notificar todos los eventos sospechosos que pudieran ser considerados como eventos adversos”.

Dichos requerimientos van muy de la mano con la misión de monitoreo que el ministerio se propone adelantar desde esta semana. Según Ruiz, se trata de una labor de verificación de requisitos que llegará hasta los 37 entes territoriales del país con el objetivo de evaluar el estado de 69 actividades que todos los actores tienen que tener en marcha de forma correcta para poder ejecutar el Plan Nacional de Vacunación contra el covid-19.

Algunos de estos, dijo el jefe de la cartera de salud, son la disponibilidad de talento humano en salud capacitado para la vacunación, la correcta planeación y coordinación territorial, la integralidad completa de la cadena de frío desde los centros de acopio territoriales hasta los puntos de vacunación, el transporte idóneo y seguro para las vacunas, manteniendo dicha cadena.

De igual forma, se habla de la correcta distribución de la vacuna, el estado de la infraestructura de las IPS y de las bases de datos de usuarios a cargo de las EPS, el funcionamiento de la aplicación PAIWeb, la capacidad de respuesta de la red de salud y el acompañamiento de las gobernaciones tanto a los municipios como a las entidades del sistema.

Todo esto se hará a través de visitas de dos días a las secretarias departamentales y distritales de salud, a cargo del equipo técnico del PAI y directores de área del Ministerio de Salud. “Esta semana iniciaremos el proceso de evaluación en Bogotá, Cartagena, Antioquia, Norte de Santander, Valle del Cauca y Caldas. En la semana siguiente continuaremos en los otros territorios”, señaló el ministro, agregando que cada parámetro debe ir acorde con los manuales de vacunación y si alguno no está listo, queda la notificación de mejoramiento.

Sobre todos estos requerimientos nacionales se pronunciaron distintos líderes de las EPS del país, como Gustavo Morales, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral, quien señaló que “hemos estudiado minuciosamente los documentos técnicos del plan de vacunación y creemos que ese es el camino”.

Según el dirigente, la labor más importante será mantener actualizadas las bases de datos que permiten contactar a los colombianos que pueden vacunarse, por eso elevó un llamado para que “los ciudadanos afiliados al sistema, a través de los canales de comunicación con sus EPS, actualicen sus datos, especialmente si ha habido cambio de residencia”.

Por su parte, la presidenta de Gestarsalud, Elisa Torrenegra, señaló que las entidades del régimen subsidiado están trabajando desde un enfoque articulación y complementación con todos los actores, desde tres frentes: talento humano, comunicación al colectivo y preparación al afiliado en vacunación y seguimiento.

“Ya tenemos reuniones sistemáticas con mapas de apoyo, distancias entre puntos vacunadores y de urgencia, para que ningún afiliado tenga dificultades en el día de su vacunación”, dijo, agregando que también han trabajado en estrategias de sensibilización y actualización, como alianzas con grupos religiosos y colectivos sociales, para lograr que toda la población se anime a vacunarse. De igual forma, cada EPS del régimen tendrá en su portal y call center la información actualizada del avance del proceso.

De esta manera, los distintos actores involucrados en la vacunación se acercan al final del mes de enero, que el Gobierno nacional decidió llamar “un mes de alistamiento para el plan nacional”, plan que debería dar inicio en febrero próximo.

Lee también: Según la Fundación Pares, hay “mermelada” en el gobierno de Iván Duque con los recursos de la pandemia