Presentan proyecto de ley para extender las medidas de apoyo a pequeños empresarios hasta septiembre de 2021

La propuesta busca también insistir en que el beneficio separa pequeñas empresas y microempresas del país.

Un hombre prepara pan en la planta de la empresa Integrales Vive, el 6 de octubre de 2020, en Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.
Un hombre prepara pan en la planta de la empresa Integrales Vive, el 6 de octubre de 2020, en Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.

El grupo parlamentario Liberal Socialdemócrata (LSD) presentó, este lunes 25 de enero, un proyecto de ley con el que pretenden extender las medidas de apoyo hasta septiembre de 2021 y, además, incluir como beneficiarias a las microempresas de menos de tres empleados.

“Los acontecimientos recientes nos obligan a plantear escenarios prudentes, pues el descubrimiento de nuevas variantes del virus nos obliga a replantearnos varios de los escenarios optimistas planteados. Colombia requerirá de la extensión de los programas existentes para evitar, no solo una ulterior agudización de la crisis del empleo en nuestro país, sino una verdadera catástrofe social”, explicaron en el documento.

Según el grupo, la idea de que este plazo se alargue es porque, aunque, la vacunación contra el covid-19 en el mundo ha demostrado que la economía se está reactivando, por las complicaciones en el suministro de las vacunas en el país esa normalidad aún no está cerca, por lo que será necesario la implementación de nuevas medidas, como confinamientos y cuarentenas, lo cual podría traer un quiebra económica mucho más fuerte.

La iniciativa buscará también que el Gobierno nacional amplíe este beneficio a las cerca de un 1.522.000 de pequeñas empresas y microempresas, “según cifras del Registro Mercantil, incluyendo a aquellas con menos de tres empleados, a las que el Gobierno y su bancada se han negado a apoyar hasta el momento, medida que es necesaria para poder salir adelante en esta crisis y acelerar la recuperación económica en Colombia”, aseguraron.

El programa quedó registrado para que funcionara hasta marzo de 2021.

Imagen de archivo de un grupo de mujeres que trabajan en un taller de confección. EFE/David Casasús Márquez/Archivo .
Imagen de archivo de un grupo de mujeres que trabajan en un taller de confección. EFE/David Casasús Márquez/Archivo .

Hasta el 14 de febrero, todas las empresas que se hayan visto afectadas económicamente debido a la pandemia por covid-19 podrán postularse a una nueva etapa del Programa de Apoyo al Empleo Formal, por medio del cual podrán recibir el 50% de un salario mínimo por cada trabajador en su nómina.

Para aplicar, las empresas o entidades sin animo de lucro, deberán diligenciar un formulario de postulación que les suministrarán las entidades financieras que escojan y que sean aliadas de la iniciativa del Gobierno nacional. Para verificar los bancos que hacen parte del proyecto, puede ingresar a la página web del Programa de Apoyo al Empleo Formal. Las empresas escogidas para este beneficio se darán a conocer el 26 de febrero de 2021.

¿Qué documentos se requieren?

1. Formulario de postulación diligenciado y firmado por:

• Representante legal

• Persona natural empleadora

• Promotor o liquidador, si la empresa postulante está en reestructuración o liquidación.

2. Certificación de disminución de ingresos y pago de salarios:

Indicando que sus ingresos disminuyeron en 20% o más por la pandemia, y que los trabadores por los que se postula recibieron el salario correspondiente al mes del subsidio que debe estar firmada por:

• Representante legal o persona natural empleadora.

• Revisor fiscal o contador público, cuando el postulante no esté obligado a tener revisor fiscal.

• Promotor o liquidador, si la empresa postulante está en reestructuración o liquidación.

Quienes cumplan con todos los requisitos recibirán un apoyo del 50 % de un salario mínimo por cada trabajadora que tengan en su nómina, es decir $454.000. Se tendrá prioridad por aquellas compañías que pertenezcan al sector del turismo, hotelería, gastronomía, actividades artísticas, de entretenimiento y recreación, pues fueron las más afectadas por el cierre de fronteras y de eventos públicos.

Vea también: