Buscan que las trabajadoras sexuales del barrio Santa Fe respeten el uso del tapabocas

Un reporte noticioso las grabó irrespetando las medidas de bioseguridad, el mismo día que la Alcaldía de Los Mártires les hizo entrega de los elementos de autocuidado.

/Alcaldía local de Mártires
/Alcaldía local de Mártires

Las medidas de bioseguridad contra el covid-19, sobre todo en espacios públicos, siguen siendo una de las principales preocupaciones de los gobiernos locales. Así lo demostró la alcaldesa Local (e) de Mártires, Tatiana Piñeros, que este viernes tuvo que salir a las calles del barrio Santa Fe, en Bogotá, para reforzar el uso del tapabocas entre las trabajadoras sexuales del sector.

El hecho quedó registrado cuando el Noticiero CM& hacía un recorrido por el barrio, con el que demostraba que ni las trabajadoras de las casas de lenocinio, ni sus clientes, ni los hombres que se encargan de ofrecer los servicios por ellas, conocidos como los ‘sayayines’ estaban respetando las medidas de tapabocas, desinfección y distanciamiento social recomendadas por el Gobierno nacional.

De acuerdo con el informativo, también se evidenciaron casos de miembros de la policía metropolitana —encargada de regular las labores en la zona— que no estaban cumpliendo ninguna de las regulaciones mencionadas.

Dionne Cruz, presidenta de la Asociación Colombiana de Salud Pública, le dijo a CM& que es por esos motivos que es necesario que las autoridades estén pendientes de estas trabajadoras, mujeres de distintas edades y hasta transgénero, haciéndoles pruebas PCR constantemente, para aislarlas y prestarles la atención necesaria, de forma que se eviten los focos de contagio.

“Igualmente, comprometer a propietarios y administradores donde se ejerce la prostitución a dotar a todas las personas de elementos de protección y bioseguridad: kits con preservativos y tapabocas”, dijo Cruz.

/Alcaldía local de Mártires
/Alcaldía local de Mártires

Curiosamente, horas antes, a eso de las 10:30 de la mañana, la Alcaldía Local de Mártires desplegó un operativo de prevención liderado por la mandataria encargada, Tatiana Piñeros, quien se encargó personalmente de hablar con las mujeres sobre la importancia de usar el tapabocas en todo momento. “La alcaldesa conversa con las trabajadoras sexuales del lugar para reiterarles la necesidad de acatar las medidas de salud, no solo para evitar cierres estrictos sino también por su propio cuidado”, se lee en la cuenta de Twitter de la institución.

Junto a ella, iban gestores de convivencia, encargados de entregar tapabocas a quienes no contaran con uno, “enfatizando en la necesidad del autocuidado para evitar el aumento de los casos positivos del virus”, según el mismo perfil de la red social.

/ Alcaldía local de Mártires
/ Alcaldía local de Mártires

Cabe mencionar que este gremio, que vive del contacto físico, ha sido uno de los más afectados por la pandemia del covid-19. Según varios reportes de Semana, El Espectador y RCN Radio, fueron muchas las trabajadoras sexuales que, sin otra forma de generar ingresos, terminaron en la calle muy temprano en la pandemia. “Pese al riesgo de contagio han decidido volver a las esquinas del centro de Bogotá para conseguir con que comprar alimentos para ellas y sus familias”, advertía la emisora en mayo, haciendo eco de las denuncias hechas por las mujeres, que no habían recibido ninguna ayuda gubernamental.

Al día de hoy, y en pleno segundo pico, todavía no se conoce de medidas dirigidas exclusivamente a ellas, con el agravante de que no se sabe cuántas son. Lo que si se estima, según un reporte de 2018 de la Secretaría de la Mujer, es que, al menos en establecimientos en calle hay unas 7.094 personas, de las cuales más del 60 por ciento no están afiliadas al sistema de salud, mientras que de las afiliadas, sólo el 33 por ciento están en el régimen constitutivo, mientras que el 60 por ciento pertenecen al régimen subsidiado”.

Lee también:

TE PUEDE INTERESAR