Gobernación de Santander decreta alerta roja en Bucaramanga y en el área metropolitana por COVID-19

Cuatro de las instituciones de salud de la capital se encuentran por encima del 88% de ocupación en las camas UCI y una llegó al 100%.

El personal médico habla entre sí antes de entrar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para pacientes que sufren COVID-19 en el hospital El Tunal de Bogotá, Colombia, 12 de junio, 2020. REUTERS/Luisa González
El personal médico habla entre sí antes de entrar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para pacientes que sufren COVID-19 en el hospital El Tunal de Bogotá, Colombia, 12 de junio, 2020. REUTERS/Luisa González

La Gobernación de Santander declaró, este viernes 25 de diciembre, alerta roja en el área metropolitana de Bucaramanga, incluyendo a la capital del departamento, debido a que la ocupación de las camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los centros de salud se encuentra por encima del 81,9%.

La Gobernación indicó que el nivel de ocupación de las UCI de los centros de salud públicos y privados de la ciudad como la Clínica Foscal llegó al 100%, la Clínica Chicamocha al 95%, la Fundación Cardiovascular de Colombia al 92% y la ESE Hospital Universitario de Santander (HUS) se encuentra en el 88% de capacidad.

Por tal razón, la administración departamental señaló que se activaron los planes de emergencia hospitalaria, así como los “mecanismos de referencia y contrarreferencia de pacientes con sus Entidades Administradoras de Planes de Beneficios (Eapb) y el desescalonamiento de pacientes de UCI plena a intermedia y hospitalización”.

El departamento de Santander ha presentado un ascenso considerable en la curva de contagios desde comienzos de diciembre, por lo cual se encuentra en un momento crítico que evidencia el incremento del 35% en la variación durante la última semana.

Las autoridades indicaron que, debido a los últimos reportes se considera factible un segundo pico en la pandemia, por tal razón se prevé la llegada de esta “transición” desde el área metropolitana de Bucaramanga hacia el resto de los municipios del departamento.

“Esta situación se desencadenó como consecuencia de la desobediencia e indisciplina social”, señaló la administración departamental.

Por tal motivo, se exhorta al uso de tapabocas obligatorio, implementar el lavado de manos instruido por autoridades en salud, guardar distanciamiento social, se prohíben eventos y fiestas de fin de año en espacios públicos o privados que impliquen aglomeraciones, y elegir espacios abiertos y bien ventilados.

La Gobernación manifestó que se debe compartir las festividades decembrinas en los núcleos familiares no mayor a cinco personas, y recomendó que las celebraciones religiosas se realicen por medios electrónicos y digitales, así como sugirió adelantar las compras hasta que se disminuya la tasa de contagios y se “llegue a un nivel de capacidad hospitalaria de menor riesgo”.

Le podría interesar: Sacerdote que agredió a varias personas en un D1 de Choachí, recibió una multa de $936.000

La Secretaría departamental estará realizando cercos epidemiológicos sobre las comunas restringidas con el apoyo de las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) y la Policía será la institución encargada de hacer control y vigilancia sobre estos sectores, así como de instaurar más puestos de control.

Las autoridades locales expresaron un llamado a los ciudadanos para que utilicen el servicio de urgencias de los centros de salud únicamente en “casos extremos o durante la presencia de una alteración crítica del estado de salud”, con la intención de hacerle frente a la crisis sanitaria y disminuir la saturación de estos servicios.

Un enfermero se prepara para ingresar en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Nueva, donde se atiende un paciente sospechoso por Covid-19 este martes, en Cali (Colombia). EFE/ Ernesto Guzman Jr/Archivo
Un enfermero se prepara para ingresar en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Nueva, donde se atiende un paciente sospechoso por Covid-19 este martes, en Cali (Colombia). EFE/ Ernesto Guzman Jr/Archivo

Por último, la Gobernación de Santander aseguró que se continuará con el monitoreo permanente de la ocupación de las UCI y la mortalidad, que en la última semana aumentó el 35%.

Por tal razón, advirtió que si persiste esta situación “elevaremos la consulta al Ministerio del Interior para solicitar la autorización e implementar medidas restrictivas en el departamento, volviendo a etapas tempranas de la contingencia del virus”.

Por su parte, el gobernador del Departamento, Mauricio Aguilar Hurtado, indicó que “esto no es un juego. Santandereanos, les pedimos que nos cuidemos y nos protejamos así como a los seres queridos este fin de año”.

Le podría interesar: Video | Taxista atropelló a niño de 3 años e intentó huir en Bogotá