La ARN entregó 400 hectáreas en el Huila a 300 excombatientes para el desarrollo de procesos productivos

Por primera vez los excombatientes podrán desarrollar sus proyectos productivos en calidad de propietarios.

La ARN entregó un predio de 400 hectáreas a 300 excombatientes de las Farc para el desarrollo de proyectos productivos. Foto: cortesía ARN
La ARN entregó un predio de 400 hectáreas a 300 excombatientes de las Farc para el desarrollo de proyectos productivos. Foto: cortesía ARN

Este martes 22 de diciembre, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) entregó por primera vez un predio extinto de 400 hectáreas a 300 excombatientes de la guerrilla de las Farc en el departamento de Huila, para el desarrollo de proyectos productivos en calidad de propietarios.

El director de la ARN, Andrés Felipe Stapper, hizo la entrega en arrendamiento del predio ubicado entre los municipios de Teruel y Palermo, al sur del país, que había sido sometido a extensión de dominio por actividades ilícitas.

“Se convierte en un hito histórico en el proceso de reincorporación en el país, pues es el primero transferido por la Sociedad de Activos Especiales (SAE) en el marco del Decreto 1543 de 2020, expedido por el presidente Iván Duque a finales de noviembre. Este trámite se realizó en tiempo récord, en menos de un mes”, aseguró Stapper.

El director de la ARN afirmó que ese decreto reglamenta una disposición del Plan Nacional de Desarrollo que le permite a la SAE transferir predios “rurales sometidos a extensión de dominio a excombatientes”, para continuar con los proyectos productivos individuales y colectivos que vienen adelantando.

El predio de la finca ‘La Herradura’, que busca garantizar el acceso a tierras a los exmiembros en proceso de reincorporación, será el espacio donde se desarrollen procesos de ganadería semi-intensiva, granja integral, apicultura, mejoramiento de las condiciones de producción agropecuaria y capicultura desarrollado por los 300 excombatientes.

Estos proyectos se llevarán a cabo en 315 hectáreas del terreno arrendado, en las 86 hectáreas restantes que son de conservación se analizará la posibilidad de implementar proyectos sostenibles.

“Las tierras extintas por actividades ilícitas hoy significan oportunidades para excombatientes de la región. El desarrollo de proyectos productivos en estos terrenos además de aportar en la política de paz con legalidad, impulsan la reactivación económica en Huila”, afirmó el presidente de la SAE, Andrés Ávila.

Le podría interesar: General Oscar Atehortúa deja la dirección de la Policía Nacional, su remplazo será Jorge Luis Vargas

Según el director Stapper, los excombatientes en el Huila se encuentran dispersos en varios municipios adelantando los procesos productivos debido a que el departamento no cuenta con Antiguos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (Aetcr), en su mayoría se encuentran agremiados a la Cooperativa Cooagropaz.

“A partir de hoy ejercerán su actividad en un terreno propio que les permitirá fortalecer su arraigo y seguir apostándole a la paz”, puntualizó Andrés Felipe Strapper.

A su vez, los integrantes que pertenecen a esta Cooperativa conformaron un fideicomiso con el fin de “cubrir el canon de arrendamiento mientras se formalizan los trámites de adjudicación”, en su compromiso con el proceso de reincorporación.

Por su parte, la Gobernación del Huila aportó $400 millones de pesos para apoyar las iniciativas de capricultura que se están desarrollando con los exmiembros y anunció, hace dos meses, medidas para apoyar estos procesos en los municipios del departamento.

“De esta forma seguimos honrando el compromiso del Gobierno con la población en reincorporación, para que pueda seguir avanzando satisfactoriamente en su ruta de paz con legalidad. El acceso a tierras para vivienda y aprovechamientos productivos son nuestra prioridad”, concluyó Stapper.

Le podría interesar: Con nueva política de turismo sostenible, el Gobierno busca impulsar el sector hasta 2030