Preocupación por reclutamiento de menores en Cauca, Huila y Tolima

Así lo reconoció el Alto Comisionado para la Paz de Colombia, Miguel Ceballos, durante un encuentro con los gobernadores de los tres departamentos y la fuerza pública.

/Oficina del Alto Comisionado para la Paz.
/Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

El alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, se reunió, en la tarde del 21 de diciembre, con los gobernadores de los departamentos de Cauca, Elías Larrahondo Carabalí, Huila, Luis Enrique Dussán López; y Tolima, Ricardo Orozco Valero para hablar, entre otras cosas, sobre los desafíos que enfrentan los tres territorios, especialmente sus doce municipios limítrofes en materia de conflicto armado. De estos, el que más llamó la atención es el del reclutamiento de menores.

De acuerdo con el funcionario, “hay una preocupación constante en el Cauca, el sur del Tolima y también en el Huila, por la posibilidad de que haya un aprovechamiento de los grupos armados para ese reclutamiento y ya existen cifras las cuales queremos evitar que sigan creciendo”.

Si bien Ceballos no precisó dichos números, al menos discriminados para estas tres regiones, si se sabe que la Defensoría del Pueblo lanzó a inicios de este mes una alerta temprana sobre este fenómeno, al tener registros de por lo menos 87 casos en 16 departamentos colombianos, y especialmente en el área rural. Según la entidad, el Cauca fue escenario de 19 de estos reclutamientos.

El mismo informe también detalla que 54 de los incidentes documentados corresponden a las disidencias de las Farc, 6 al ELN, 10 a grupos no identificados y el resto a las Autodefensas gaitanistas, exparamilitares y otros grupos.

Al respecto de la situación, el alto comisionado aseguró que “hay que luchar contra el reclutamiento de nuestros menores, a través de algo fundamental y es contrarrestar el consumo de estupefacientes, porque hoy los tres gobernadores han manifestado su preocupación ante el incremento del microtráfico, por lo que es muy importante trabajar unidos”.

Otro frente importante, agregó, es el de seguridad. En este sentido, detalló que se están priorizando las tareas de control y vigilancia del orden público en los mencionados municipios fronterizos: Corinto, Miranda, Toribío, Páez e Inzá en el Cauca. Rioblanco y Planadas en el Tolima; y Teruel Íquira, Nátaga, Paicol y La Plata en el Huila, pues, según lo citado por la emisora colombiana La FM, poseen una ubicación estratégica al funcionar como corredores del narcotráfico hacia países como Brasil y Paraguay.

Durante la reunión organizada para estructurar un trabajo conjunto y generar alternativas de progreso y mejora de la calidad de vida para los habitantes de la región, también “se presentaron avances en materia de desminado humanitario y se estudiaron además posibles proyectos productivos en los municipios limítrofes, en el marco del Plan Social del Cauca, enfocados en temas que generan intereses comunes como la producción de café, el ecoturismo y el turismo ancestral”. Sin embargo, no se ofrecieron detalles al respecto de estos frentes.

Cabe recordar que el Plan Social del Cauca al que hizo referencia Ceballos es una estrategia basada, entre otras cosas, en los 160 proyectos del Sistema Nacional de Regalías, que han sido aprobados por el Departamento Nacional de Planeación que desde el pasado mes de noviembre recibieron un visto bueno presidencial para “ser acelerados”, con el objetivo de generar un mayor desarrollo en la región, desde la Consejería para la Estabilización y la Normalización.

Bajo este mismo, se busca luchar principalmente contra “las disidencias lideradas por alias Mayimbú, alias Marlon y alias Barbas, quienes obstaculizan la labor del Estado. Por eso, el planteamiento del presidente Duque es una articulación para luchar contra el narcotráfico, no solamente con una aproximación de seguridad, sino con una aproximación social”.

Sobre la reunión, llevada a cabo en el Teatro Pigoanza de Neiva, el alto comisionado concluyó que se adelantarán mesas técnicas con participación de las secretarías departamentales, delegados de policía, ejército y de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, con el propósito de priorizar proyectos e iniciativas.

Lee también: Según el estudio de seroprevalencia, Bogotá y Medellín no pueden bajar la guardia: Duque