Juez que no aceptó el presunto soborno del senador Eduardo Pulgar salió del país por amenazas

El abogado Andrés Rodríguez Cáez quien fungía como juez municipal de Usiacurí (Atlántico) cuando presuntamente recibió una propuesta de soborno por parte del senador Eduardo Pulgar, habría pedido asilo político en Estados Unidos.

infobae-image

Este miércoles 2 de diciembre, se conoció que Andrés Rodríguez Cáez, exjuez del municipio de Usiacurí, Atlántico, salió hace un mes de Colombia con destino a Canadá.

La revelación la hizo Caracol Radio, que pudo establecer que el exfuncionario judicial, quien se tuvo que presentar hace apenas 15 días a una audiencia de la Corte Suprema por zoom, habría pedido asilo político en Estados Unidos por cuenta de las amenazas que recibió contra su vida.

Lea: Trasladan a la cárcel La Picota de Bogotá al senador Eduardo Pulgar

Fue este abogado quien rechazó, cuando era juez, un presunto soborno que le ofreció el senador Eduardo Pulgar para que ayudara a Luis Fernando Acosta, cercano del senador, para lograr el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

El ahora exjuez Andrés Rodríguez rechazó “200 barras” para participar en ese “negocio” que terminó con la captura del senador Pulgar por orden de la Corte Suprema de Justicia.

En uno de los tantos audios revelados por el periodista Daniel Coronell, se escucha a Rodríguez declinar la oferta del parlamentario.

A ver, senador, yo en principio acepté la reunión esta mañana aquí pues por intermedio del alcalde Ronald, pero yo soy un hombre muy serio. Usted me está hablando de negocios, yo para eso sí no. Déjeme que le haga la audiencia; déjeme explicarle primero por qué supuestamente llega allá. Ronald me abordaba esta tarde y me decía ¿doctor, pero por qué Usiacurí? Ronald, usted sabe que Usiacurí ha venido moviéndose, ha manejado casos delicados de garantías, yo allá he manejado casos delicados.

El exjuez llegó a su cargo en Usiacurí en septiembre de 2014 y permaneció en el puesto hasta octubre de 2018, con lo que se deduce que estuvo al menos un año más en despacho, después de la reunión con el senador Pulgar.

El abogado también había laborado en la rama judicial de Neiva, su ciudad natal, donde ocupó cargos como secretario de despacho, auxiliar judicial, escribiente y auxiliar mayor.

Así se destapó el caso del senador Eduardo Pulgar

La Corte Suprema de Justicia ordenó la captura contra el senador del Partido de la U Eduardo Pulgar, por la presunta comisión del delito de tráfico de influencias.

El caso de Pulgar se destapó gracias a varias columnas que escribió el periodista Daniel Coronell y que fueron publicadas en el portal Los Danieles. La primera se tituló ‘Pulgarcito’ y allí Coronell aseguró que un senador le habría ofrecido un soborno a un juez con el fin de ayudar a sus patrocinadores.

Lea: La OCDE aterriza al ministro de Hacienda, Colombia no crecerá tanto en el 2021

El escrito, que se publicó el pasado 12 de julio, reveló que el presunto delito que cometió el senador en mención habría ocurrido antes de que se reeligiera como legislador.

El senador se llama Eduardo Pulgar, es miembro del Partido de la U, y fue a hacer la vuelta para favorecer a su amigo Luis Fernando Acosta Osio, el líder de un grupo que con cuestionadas maniobras logró el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla y pretende quedarse también con la Fundación Acosta Bendeck y el Hospital Universitario Metropolitano. Las tres instituciones facturan 80.000 millones de pesos al año”, escribió Coronell.

La columna también muestra cómo y cuándo se habría ofrecido el soborno. El periodista cuenta que fue un día del año 2017 en ese entonces Eduardo Pulgar en su primer periodo como senador, invitó a su casa al entonces juez municipal de Usiacurí, en el departamento de Atlántico, Andrés Rodríguez Cáez.

infobae-image

La reunión se dio bajo ciertas sospechas por parte del juez que decidió grabar el encuentro. Coronell en ese primera columna reveló parte del audio en el que se escucha al senador Pulgar hacer una propuesta:

No joda, yo quiero apelar a ti para ver cómo me pueden ayudar ustedes, porque esto es un negocio. Esto es un negocio. Yo te digo la verdad... Esto es un negocio. Esto tiene que quedar entre nosotros tres porque los manes están preocupados. Es más, los manes me dicen: si hay que ir hasta allá, yo voy, pero lo ideal es que no vayan a decir nada.

Además, Pulgar se jacta de tener buen relacionamiento con funcionarios del Gobierno Nacional y asegura que necesita ayuda para una “jugada” que involucra a un cercano suyo con la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

En los audios revelados por Coronell también se escucha el momento en el que el parlamentario sugiere el monto que el juez debería cobrar por beneficiar al amigo de Pulgar, Luis Fernando Acosta y así quedarse con el control de esa institución educativa.

Lea: Así ha cambiado Victoria Eugenia Henao, la viuda de Pablo Escobar

“Si los manes son juiciosos. Si yo le digo: hey doc, esta vaina vale 200 barras. Él me dice: ¿a qué horas y dónde?. Así, pa hablar claro. Yo les digo a ustedes la verdad. Aquí hay un negocio…Yo creo… No sé, si ustedes quieren hablar solos”, habría dicho el senador Eduardo Pulgar.

La columna también señala que el juez se negó a aceptar la oferta del congresista al señalar: “Usted me está hablando de negocios, yo para eso si, no. Déjeme que le haga la audiencia”.